El líder que evitó lo inevitable | Columnistas | El Diario de la República
Columnistas | 06-12-2013 | 08:56 |

El líder que evitó lo inevitable

Por Cecilia Marini *
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook

Fui a Sudáfrica por primera vez en noviembre de 2006, para instalarme en Johannesburgo, sin saber con certeza por cuánto tiempo. Vivía en Sandton, un barrio residencial en las afueras del centro de la ciudad. Mi hijo tenía 2 meses; luego empecé a trabajar para un proyecto en la TV local. Me quedé hasta fines de 2011, cuando regresé a Argentina.
Sabía poco más que el nombre de Mandela antes de ir. Pero ya en Sudáfrica fue una presencia imposible de ignorar. Desde su estatua en "Nelson Mandela Square" hasta los billetes emitidos el año pasado, donde cambiaron las tradicionales imágenes de los "Big Five" (el elefante africano, el rinoceronte negro, el búfalo, el león y el leopardo) por su imagen en todos.
Creo que el legado de Mandela es tanto práctico como poético. Por el lado práctico, gracias a él Sudáfrica es hoy un país habitable y ordenado. Después de un régimen opresivo contra el 90% de la población, el orden natural de las cosas y de las relaciones humanas gravitaban hacia que Sudáfrica fuera otro Zimbabue. Sólo una personalidad extraordinaria como la de Mandela pudo evitar lo inevitable. Y espiritualmente inspiró y sin duda seguirá inspirando vidas, individualmente, de una manera que es difícil de medir.
Cuando estaba preso rechazó la libertad que el presidente P. W. Botha le ofreció a condición de abandonar la lucha: "¿Qué libertad se me ofrece, mientras que la gente libre sigue teniendo limitaciones? ¿Qué libertad se me ofrece si tengo que pedir permiso para vivir en una zona urbana? Sólo los hombres libres pueden negociar", dijo entonces.
Mandela consiguió frenar la sed de venganza en un momento en el que la comunidad negra tenía todas las justificaciones para vengarse por décadas de sufrimiento. Perdonó a sus carceleros y dejó a los trabajadores del gobierno blanco anterior como sus colaboradores.
Renunció a una segunda presidencia aunque la ley lo permitía, otra vez dejando de lado ambiciones personales por el bien de la democracia y la salud institucional del país.
Mandela es un ejemplo a seguir, no sólo por políticos, sino también por todos a nivel personal, en nuestras vidas privadas.
* Cecilia Marini vivió 5 años en Sudáfrica. Consultora de sistemas, actualmente trabaja en la empresa Deloitte, en Buenos Aires. Viaja a San Luis para visitar a su padre, Juan Carlos Marini, que vive aquí.

¿Te gustó la nota?

MAS LEIDAS

Policiales

Accidente en el Mirador de La Punta: un muerto al caer un auto al vacío


Ocurrió cerca de las 22 de este jueves en la bajada hacia la Ciudad de La Punta. Encontraron el cuerpo de una mujer y  un bebé. El pequeño está internado en el Hospital San Luis con pronóstico reservado.


Policiales

“El Tiburón”: crónica de una fuga de película


Tras sacarse las esposas, saltó del primer piso y corrió hacia la avenida Perón donde fue recapturado. Está acusado de asesinato de un policía en la sede de Lucha Contra el Narcotráfico de Villa Mercedes.


Policiales

Cuatro jóvenes asaltaron a una ciclista en Juana Koslay


Le robaron una bicicleta GT en el Círculo de Suboficiales del Ejército (CIRSE), ubicada la vera de la ruta provincial 20.


Policiales

Está grave la mujer que chocó con un colectivo


Elisa Susana Miguez, que manejaba la Renault Duster que esta madrugada chocó contra un colectivo de larga distancia, está internada en terapia intensiva, conectada a un respirador, en grave estado y con pronóstico reservado.


Policiales

Sigue grave la mujer que chocó en una camioneta contra un colectivo


La conductora de la Renault Duster, que impactó con un micro de la empresa San Juan Mar del Plata en el cruce de las rutas nacionales 146 y 147, ingresó al Hospital el jueves con traumatismo de cráneo grave. Debieron operarla.