eldiariodelarepublica.com
Sigue la investigación por la muerte de un bebé de un año

Escuchanos EN VIVO!
X

Sigue la investigación por la muerte de un bebé de un año


Si bien los investigadores ya saben por qué murió un niño de Villa Mercedes, todavía no queda claro qué fue lo qué sucedió en su casa, qué circunstancias llevaron a Matías Ángel Miranda, de apenas un año y ocho meses, a tener los golpes en la cabeza y el abdomen y a sufrir la broncoaspiración que le arrebataron la vida.
La autopsia, realizada por la forense Alba Pereyra, sostiene que el deceso fue por “asfixia por broncoaspiración, doble traumatismo de cráneo y traumatismo abdominal”.
Hasta el momento, la Policía sólo cuenta con las declaraciones de los padres de la criatura y los resultados de la autopsia. Según adelantó el jefe de la Seccional 9ª, Marcelo Acevedo, hablarán con los vecinos del barrio Plan Lote Eva Perón I para averiguar si existían antecedentes de violencia en esa familia, que pudieran explicar las lesiones que tenía el pequeño, o si él recibía los cuidados suficientes para su edad.

Según dijo la madre, cuando quiso darle de comer, notó que el niño no tenía signos vitales.



El miércoles cerca de las 19, la madre del niño, Patricia Miranda, y el padrastro, Juan Alberto García, contaron en la comisaría lo que pasó. Según revelaron, en su casa, en Berrondo 975, sólo vivían los tres. La mujer es ama de casa y el hombre trabaja como panadero en un comercio. Ella tiene 20 años y García, 32. Él tiene tres hijos de una relación anterior, pero los chicos de tres, seis y siete años viven con su ex pareja.
Ese día Matías se levantó cerca de las 9. El más pequeño de sus hermanastros había pasado la noche ahí y los otros dos habían quedado al cuidado de su abuela, en la casa de ella.
Como todos dormían, el nene de un año y el de tres salieron a jugar. Se divirtieron afuera como una hora.
Después, el bebé regresó. De acuerdo a lo que relataron sus tutores, cuando el menor quiso entrar en una de las habitaciones, se cayó en una especie de sobre nivel que hay en la puerta del dormitorio.
Sus llantos despertaron a la madre. Según dijo, ella se levantó, alzó a su hijo y trató de calmarlo con un poco de leche. Después que le dio la mamadera, lo acostó otra vez y ella se fue a dormir también.
Al mediodía, cuando la mujer fue a levantar al pequeño para darle de comer, notó que no tenía signos vitales.
Morgue-Judicial-Villa-Mercedes
Los gritos de Miranda pusieron en alerta a uno de los vecinos, que se ofreció a llevarla al hospital.
Pasadas las 12, el padrastro y la madre llegaron al Policlínico Regional "Juan Domingo Perón" a medio vestir y descalzos, con el niño en brazos. Los médicos de turno intentaron reanimarlo, pero fue inútil. Matías ya había ingresado sin vida al centro médico.
La causa fue caratulada como "Averiguación muerte" y está en manos del juez de Instrucción Nº 1, Alfredo Cuello. Las primeras medidas que ordenó el magistrado fue tomar declaración al entorno familiar del infante.
"Queremos ver si surgen otras declaraciones que puedan ayudar a determinar si alguna persona lo habría golpeado", comentó el subcomisario.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Sigue la investigación por la muerte de un bebé de un año


Si bien los investigadores ya saben por qué murió un niño de Villa Mercedes, todavía no queda claro qué fue lo qué sucedió en su casa, qué circunstancias llevaron a Matías Ángel Miranda, de apenas un año y ocho meses, a tener los golpes en la cabeza y el abdomen y a sufrir la broncoaspiración que le arrebataron la vida.
La autopsia, realizada por la forense Alba Pereyra, sostiene que el deceso fue por “asfixia por broncoaspiración, doble traumatismo de cráneo y traumatismo abdominal”.
Hasta el momento, la Policía sólo cuenta con las declaraciones de los padres de la criatura y los resultados de la autopsia. Según adelantó el jefe de la Seccional 9ª, Marcelo Acevedo, hablarán con los vecinos del barrio Plan Lote Eva Perón I para averiguar si existían antecedentes de violencia en esa familia, que pudieran explicar las lesiones que tenía el pequeño, o si él recibía los cuidados suficientes para su edad.

Según dijo la madre, cuando quiso darle de comer, notó que el niño no tenía signos vitales.



El miércoles cerca de las 19, la madre del niño, Patricia Miranda, y el padrastro, Juan Alberto García, contaron en la comisaría lo que pasó. Según revelaron, en su casa, en Berrondo 975, sólo vivían los tres. La mujer es ama de casa y el hombre trabaja como panadero en un comercio. Ella tiene 20 años y García, 32. Él tiene tres hijos de una relación anterior, pero los chicos de tres, seis y siete años viven con su ex pareja.
Ese día Matías se levantó cerca de las 9. El más pequeño de sus hermanastros había pasado la noche ahí y los otros dos habían quedado al cuidado de su abuela, en la casa de ella.
Como todos dormían, el nene de un año y el de tres salieron a jugar. Se divirtieron afuera como una hora.
Después, el bebé regresó. De acuerdo a lo que relataron sus tutores, cuando el menor quiso entrar en una de las habitaciones, se cayó en una especie de sobre nivel que hay en la puerta del dormitorio.
Sus llantos despertaron a la madre. Según dijo, ella se levantó, alzó a su hijo y trató de calmarlo con un poco de leche. Después que le dio la mamadera, lo acostó otra vez y ella se fue a dormir también.
Al mediodía, cuando la mujer fue a levantar al pequeño para darle de comer, notó que no tenía signos vitales.
Morgue-Judicial-Villa-Mercedes
Los gritos de Miranda pusieron en alerta a uno de los vecinos, que se ofreció a llevarla al hospital.
Pasadas las 12, el padrastro y la madre llegaron al Policlínico Regional "Juan Domingo Perón" a medio vestir y descalzos, con el niño en brazos. Los médicos de turno intentaron reanimarlo, pero fue inútil. Matías ya había ingresado sin vida al centro médico.
La causa fue caratulada como "Averiguación muerte" y está en manos del juez de Instrucción Nº 1, Alfredo Cuello. Las primeras medidas que ordenó el magistrado fue tomar declaración al entorno familiar del infante.
"Queremos ver si surgen otras declaraciones que puedan ayudar a determinar si alguna persona lo habría golpeado", comentó el subcomisario.
 

Logín