eldiariodelarepublica.com
Una médica denunció que fue golpeada por un ex policía

X

Una médica denunció que fue golpeada por un ex policía


San Martín se caracteriza por ser una localidad en donde reina la tranquilidad. Pero la serenidad se vio interrumpida la semana pasada, cuando un ex policía agredió a una médica en la puerta del hospital de la localidad cabecera del Departamento de igual nombre.
El motivo del ataque, que ocurrió el sábado 28 de diciembre, habría sido que el hombre le reclamaba a la profesional que no hubiera atendido a tiempo a su mujer, María Antonia Cruceño.
La mujer había sufrido una descompensación en la plaza central del pueblo y murió cuando era trasladada en ambulancia al hospital de La Toma.

"Gigena dijo que Mercau era un golpeador, pero no tenemos denuncias en su contra"



La médica Gabriela Gigena, de 43 años, fue trasladada en una patrulla hasta Concarán. Fue asistida en el hospital y luego fue llevada al juzgado, para que hiciera la denuncia. Ahí acusó a Leli Mercau de darle piñas en la cabeza y patearla cuando estaba en el piso, contó una fuente policial.
La Policía tiene 30 días para realizar el sumario y luego elevárselo a la jueza Penal de Concarán, Patricia Besso, quien podría tomar alguna medida en el caso caratulado “Averiguación lesiones”.
La única intervención que la magistrado tuvo hasta ahora fue firmar el acta de defunción, luego de que le hicieran la autopsia a Cruceño.
Según el examen, la víctima sufrió muerte súbita, informó el comisario Víctor Echegaray, jefe de la Comisaría 27ª de San Martín.
Ese sábado cerca de las 9:30, Cruceño caminaba por la plaza cuando se desplomó. Los vecinos vieron cuando la mujer se cayó, la socorrieron y llamaron a la Policía.
Los agentes vieron que había mucha gente cerca de Cruceño, pero no había ningún médico atendiéndola.
Una patrulla fue de inmediato a buscar a Gigena al hospital, pero no estaba. Tampoco estaba la ambulancia, porque había ido a cargar combustible a Tilisarao.
La búsqueda de la médica continúo en la hostería, donde se hospeda. Pero nadie atendió.
Comisaría-San-Martín
Cuando regresaron a la plaza, la hija de la damnificada, quién es enfermera en el hospital local, logró comunicarse con Gigena y le pidió que fuera al centro de salud para atender a su madre, relató el comisario.
Cruceño fue trasladada por un auto particular al hospital, y esperaron que llegara la ambulancia para que la derivaran a La Toma, a donde llegó sin signos vitales.
Cuando regresó la unidad sanitaria a San Martín, Mercau fue al hospital e inició una discusión con la profesional. "Gigena le dijo que no le iba a firmar el acta de defunción e iba a pedir que le hicieran la autopsia. La médica se guió por una charla que había tenido con la hija de la mujer, quien le comentó que sus padres habían sufrido un accidente de tránsito cerca de Quines. Le dijo que sólo fue un roce entre dos autos y que no hubo lesionados”, refirió Echegaray.
"Gigena había manifestado que Mercau era golpeador. Pero en la comisaría no fue denunciado por conductas agresivas", agregó.
Marcelo Olivero, director del Hospital de San Martín, confirmó que la especialista está de licencia médica hasta que se recupere de las lesiones sufridas.
Además, pidió que haya presencia policial permanente en el centro asistencial, para resguardar la integridad del personal y los pacientes.
"Hoy (por ayer) los habitantes del pueblo iban a hacer una marcha para pedir por mejor atención médica, pero se postergó porque el jefe del Programa 'Medicina del Interior', Eduardo Canteros, se reunió conmigo y el intendente Carmelo Mirábile", manifestó el jefe de la Comisaría 27ª. "Ahora más que nunca vamos a seguir colaborando con el hospital, como lo hemos hecho siempre", concluyó.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Una médica denunció que fue golpeada por un ex policía


San Martín se caracteriza por ser una localidad en donde reina la tranquilidad. Pero la serenidad se vio interrumpida la semana pasada, cuando un ex policía agredió a una médica en la puerta del hospital de la localidad cabecera del Departamento de igual nombre.
El motivo del ataque, que ocurrió el sábado 28 de diciembre, habría sido que el hombre le reclamaba a la profesional que no hubiera atendido a tiempo a su mujer, María Antonia Cruceño.
La mujer había sufrido una descompensación en la plaza central del pueblo y murió cuando era trasladada en ambulancia al hospital de La Toma.

"Gigena dijo que Mercau era un golpeador, pero no tenemos denuncias en su contra"



La médica Gabriela Gigena, de 43 años, fue trasladada en una patrulla hasta Concarán. Fue asistida en el hospital y luego fue llevada al juzgado, para que hiciera la denuncia. Ahí acusó a Leli Mercau de darle piñas en la cabeza y patearla cuando estaba en el piso, contó una fuente policial.
La Policía tiene 30 días para realizar el sumario y luego elevárselo a la jueza Penal de Concarán, Patricia Besso, quien podría tomar alguna medida en el caso caratulado “Averiguación lesiones”.
La única intervención que la magistrado tuvo hasta ahora fue firmar el acta de defunción, luego de que le hicieran la autopsia a Cruceño.
Según el examen, la víctima sufrió muerte súbita, informó el comisario Víctor Echegaray, jefe de la Comisaría 27ª de San Martín.
Ese sábado cerca de las 9:30, Cruceño caminaba por la plaza cuando se desplomó. Los vecinos vieron cuando la mujer se cayó, la socorrieron y llamaron a la Policía.
Los agentes vieron que había mucha gente cerca de Cruceño, pero no había ningún médico atendiéndola.
Una patrulla fue de inmediato a buscar a Gigena al hospital, pero no estaba. Tampoco estaba la ambulancia, porque había ido a cargar combustible a Tilisarao.
La búsqueda de la médica continúo en la hostería, donde se hospeda. Pero nadie atendió.
Comisaría-San-Martín
Cuando regresaron a la plaza, la hija de la damnificada, quién es enfermera en el hospital local, logró comunicarse con Gigena y le pidió que fuera al centro de salud para atender a su madre, relató el comisario.
Cruceño fue trasladada por un auto particular al hospital, y esperaron que llegara la ambulancia para que la derivaran a La Toma, a donde llegó sin signos vitales.
Cuando regresó la unidad sanitaria a San Martín, Mercau fue al hospital e inició una discusión con la profesional. "Gigena le dijo que no le iba a firmar el acta de defunción e iba a pedir que le hicieran la autopsia. La médica se guió por una charla que había tenido con la hija de la mujer, quien le comentó que sus padres habían sufrido un accidente de tránsito cerca de Quines. Le dijo que sólo fue un roce entre dos autos y que no hubo lesionados”, refirió Echegaray.
"Gigena había manifestado que Mercau era golpeador. Pero en la comisaría no fue denunciado por conductas agresivas", agregó.
Marcelo Olivero, director del Hospital de San Martín, confirmó que la especialista está de licencia médica hasta que se recupere de las lesiones sufridas.
Además, pidió que haya presencia policial permanente en el centro asistencial, para resguardar la integridad del personal y los pacientes.
"Hoy (por ayer) los habitantes del pueblo iban a hacer una marcha para pedir por mejor atención médica, pero se postergó porque el jefe del Programa 'Medicina del Interior', Eduardo Canteros, se reunió conmigo y el intendente Carmelo Mirábile", manifestó el jefe de la Comisaría 27ª. "Ahora más que nunca vamos a seguir colaborando con el hospital, como lo hemos hecho siempre", concluyó.
 

Logín