eldiariodelarepublica.com
Un joven tuvo dos accidentes en 4 días

Escuchanos EN VIVO!
X

Un joven tuvo dos accidentes en 4 días


Martín Emiliano Lucero, de 19 años, parece tener un karma con las motos, ya que en cuatro días sufrió dos accidentes de tránsito cuando iba a bordo de rodados de ese tipo. En uno de ellos murió un amigo de él, Franco Matías Albornoz.
El domingo 29 de diciembre a la mañana, Lucero conducía la Motomel negra de 150 centímetros cúbicos que chocó con el cordón del cantero central de la avenida Eva Perón cuando la moto fue encerrada por un Peugeot 504. El auto era manejado por Franco Gonzalo “El Caca” Pizarro.
Por el impactó, Albornoz salió despedido y murió en el acto, al golpearse la cabeza contra el pavimento. Lucero estuvo en la guardia del Hospital San Luis por los golpes que sufrió, pero le dieron el alta.
Pero el jueves 2 de enero Lucero protagonizó otro accidente, cerca de las 17. Esa vez iba sentado en la parte trasera de la Motomel de 110 centímetros cúbico que manejaba Víctor Olguín, de 20 años.
Olguín iba por Europa hacia el sur. Antes de llegar a Tomás Jofré tuvo la mala fortuna de que su casco fuera golpeado por la pala de una multicarga de la Municipalidad de San Luis, que levantaba la tierra embancada en el asfalto por la lluvia de esa mañana.
"El obrero giró la máquina a la izquierda, o sea, hacia el interior de la calzada para depositar la tierra en un camión", explicó la oficial principal Gretel Mansilla, jefe de la División Accidentología Vial. "Pero, al no tener los espejos retrovisores, el conductor de la multicarga no se percató de que se aproximaba la moto" refirió.
Esa maniobra hizo que el motociclista no pudiera controlar el rodado y él y su acompañante se cayeran y golpearan contra el pavimento.
Ambos fueron trasladados por una ambulancia del Sempro al Hospital San Luis, donde estuvieron en observación.
“Los médicos examinaron a los lesionados y determinaron que sólo tenían excoriaciones y golpes leves", informó Karime Raed, directora administrativa de centro médico público.
"Después de que permanecieron unas horas en la guardia, se retiraron a sus domicilios", concluyó.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Un joven tuvo dos accidentes en 4 días


Martín Emiliano Lucero, de 19 años, parece tener un karma con las motos, ya que en cuatro días sufrió dos accidentes de tránsito cuando iba a bordo de rodados de ese tipo. En uno de ellos murió un amigo de él, Franco Matías Albornoz.
El domingo 29 de diciembre a la mañana, Lucero conducía la Motomel negra de 150 centímetros cúbicos que chocó con el cordón del cantero central de la avenida Eva Perón cuando la moto fue encerrada por un Peugeot 504. El auto era manejado por Franco Gonzalo “El Caca” Pizarro.
Por el impactó, Albornoz salió despedido y murió en el acto, al golpearse la cabeza contra el pavimento. Lucero estuvo en la guardia del Hospital San Luis por los golpes que sufrió, pero le dieron el alta.
Pero el jueves 2 de enero Lucero protagonizó otro accidente, cerca de las 17. Esa vez iba sentado en la parte trasera de la Motomel de 110 centímetros cúbico que manejaba Víctor Olguín, de 20 años.
Olguín iba por Europa hacia el sur. Antes de llegar a Tomás Jofré tuvo la mala fortuna de que su casco fuera golpeado por la pala de una multicarga de la Municipalidad de San Luis, que levantaba la tierra embancada en el asfalto por la lluvia de esa mañana.
"El obrero giró la máquina a la izquierda, o sea, hacia el interior de la calzada para depositar la tierra en un camión", explicó la oficial principal Gretel Mansilla, jefe de la División Accidentología Vial. "Pero, al no tener los espejos retrovisores, el conductor de la multicarga no se percató de que se aproximaba la moto" refirió.
Esa maniobra hizo que el motociclista no pudiera controlar el rodado y él y su acompañante se cayeran y golpearan contra el pavimento.
Ambos fueron trasladados por una ambulancia del Sempro al Hospital San Luis, donde estuvieron en observación.
“Los médicos examinaron a los lesionados y determinaron que sólo tenían excoriaciones y golpes leves", informó Karime Raed, directora administrativa de centro médico público.
"Después de que permanecieron unas horas en la guardia, se retiraron a sus domicilios", concluyó.
 

Logín