eldiariodelarepublica.com
Quince chicos por día tuvieron su casa en los últimos dos años

Escuchanos EN VIVO!
X

Quince chicos por día tuvieron su casa en los últimos dos años


En los dos últimos años más de diez mil niños estrenaron su techo propio, según los informes del Ministerio de la Vivienda. En promedio, quince chicos por día, entre nenes y adolescentes, recibieron su casa. Las cifras se desprenden de un balance realizado por la cartera sobre los años 2012 y 2013; donde en este último se entregó un 5% más de hogares que en el anterior. “La idea es siempre ir superando año a año la cantidad de viviendas, porque como bien lo ha dicho el Gobernador, todos los inscriptos que cumplan con los requisitos de inscripción y tengan su cuota al día van a tener su vivienda”, expresó Nicolás Echandía, jefe del Programa Política Habitacional.
Viviendas
“Cuando vamos a un lugar a adjudicar, el Gobernador me pregunta cuántos niños hay en ese barrio, en las 3.099 viviendas que hemos entregado en total hay 10.452 niños y adolescentes. En promedio por vivienda son cuatro, pero a veces son más. Es muy importante el tema de la cantidad de niños que han recibido su casa, que pueden tener su casita propia, estudiar, llevar un amigo. Y lo más importante, mejorar su bienestar con una casa digna, un techo seguro. Eso dignifica”, dijo la ministra de la Vivienda, Cecilia Lucero. En 2012, 1.513 familias recibieron la llave de su nuevo hogar, mientras que el año pasado el número ascendió a 1.586. Actualmente hay en ejecución y preadjudicadas 3.039 casas, correspondientes a distintos planes, de las cuales 1.505 son del plan Progreso y 599 del plan Sueños.

El año pasado se entregó un 5% más de hogares que en el 2012.



De hecho, un 48% de las viviendas entregadas durante la primera mitad de la gestión de Claudio Poggi corresponden al plan Progreso y representan 1.493 casas. El plan Sueños también tuvo un porcentaje alto, del 32%, cifra que equivale a 996 hogares de los 3.099 que se alzaron en total. El resto corresponde a planes de gestiones anteriores, el Plan Radicar Salud, las Viviendas Productivas y el Plan Solidaridad, que se rige bajo una modalidad de autoconstrucción, es decir que son los mismos beneficiarios quienes las edifican. “El plan Progreso es el plan que más inscriptos tiene, cuenta con una cuota de 500 pesos, a diferencia del plan Sueños que lleva una cuota de 350 pesos, en donde la casa es la misma pero con algunas características diferentes. Vamos adjudicando respetando la proporción con la cantidad de inscriptos, para que sea equitativo. Si nosotros tenemos en una localidad en donde el 70% son inscriptos al plan Progreso hacemos un 70% de viviendas progreso y un 30% de Sueños, así vamos cumpliendo con ambos planes”, contó Echandía.
cuadro viviendas“La nómina de inscriptos empezó con unos trece mil quinientos, eso se ha ido moviendo porque ha habido bajas, se ha ido gente del plan, o dejó la provincia o recibió una herencia de una casa y ya no necesitaba una vivienda. Como así también, nosotros hacemos un estricto chequeo de que las personas que están inscriptas no posean ningún inmueble y por ahí surge algún catastro positivo y obviamente no está en condiciones de recibir una vivienda. Ahí van quedando menos. Y ni hablar al restarle los 3.099 que ya tienen su hogar”, expresó el funcionario. Además, destacó que para continuar en el programa es necesario mantener las cuotas al día. “A la hora de preadjudicar la persona debe estar al día, es decir que no deba más de tres cuotas consecutivas, ni cinco cuotas en total. La política habitacional tiene un carácter solidario en donde con las cuotas que va pagando la gente se van haciendo las viviendas”, agregó.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Quince chicos por día tuvieron su casa en los últimos dos años


En los dos últimos años más de diez mil niños estrenaron su techo propio, según los informes del Ministerio de la Vivienda. En promedio, quince chicos por día, entre nenes y adolescentes, recibieron su casa. Las cifras se desprenden de un balance realizado por la cartera sobre los años 2012 y 2013; donde en este último se entregó un 5% más de hogares que en el anterior. “La idea es siempre ir superando año a año la cantidad de viviendas, porque como bien lo ha dicho el Gobernador, todos los inscriptos que cumplan con los requisitos de inscripción y tengan su cuota al día van a tener su vivienda”, expresó Nicolás Echandía, jefe del Programa Política Habitacional.
Viviendas
“Cuando vamos a un lugar a adjudicar, el Gobernador me pregunta cuántos niños hay en ese barrio, en las 3.099 viviendas que hemos entregado en total hay 10.452 niños y adolescentes. En promedio por vivienda son cuatro, pero a veces son más. Es muy importante el tema de la cantidad de niños que han recibido su casa, que pueden tener su casita propia, estudiar, llevar un amigo. Y lo más importante, mejorar su bienestar con una casa digna, un techo seguro. Eso dignifica”, dijo la ministra de la Vivienda, Cecilia Lucero. En 2012, 1.513 familias recibieron la llave de su nuevo hogar, mientras que el año pasado el número ascendió a 1.586. Actualmente hay en ejecución y preadjudicadas 3.039 casas, correspondientes a distintos planes, de las cuales 1.505 son del plan Progreso y 599 del plan Sueños.

El año pasado se entregó un 5% más de hogares que en el 2012.



De hecho, un 48% de las viviendas entregadas durante la primera mitad de la gestión de Claudio Poggi corresponden al plan Progreso y representan 1.493 casas. El plan Sueños también tuvo un porcentaje alto, del 32%, cifra que equivale a 996 hogares de los 3.099 que se alzaron en total. El resto corresponde a planes de gestiones anteriores, el Plan Radicar Salud, las Viviendas Productivas y el Plan Solidaridad, que se rige bajo una modalidad de autoconstrucción, es decir que son los mismos beneficiarios quienes las edifican. “El plan Progreso es el plan que más inscriptos tiene, cuenta con una cuota de 500 pesos, a diferencia del plan Sueños que lleva una cuota de 350 pesos, en donde la casa es la misma pero con algunas características diferentes. Vamos adjudicando respetando la proporción con la cantidad de inscriptos, para que sea equitativo. Si nosotros tenemos en una localidad en donde el 70% son inscriptos al plan Progreso hacemos un 70% de viviendas progreso y un 30% de Sueños, así vamos cumpliendo con ambos planes”, contó Echandía.
cuadro viviendas“La nómina de inscriptos empezó con unos trece mil quinientos, eso se ha ido moviendo porque ha habido bajas, se ha ido gente del plan, o dejó la provincia o recibió una herencia de una casa y ya no necesitaba una vivienda. Como así también, nosotros hacemos un estricto chequeo de que las personas que están inscriptas no posean ningún inmueble y por ahí surge algún catastro positivo y obviamente no está en condiciones de recibir una vivienda. Ahí van quedando menos. Y ni hablar al restarle los 3.099 que ya tienen su hogar”, expresó el funcionario. Además, destacó que para continuar en el programa es necesario mantener las cuotas al día. “A la hora de preadjudicar la persona debe estar al día, es decir que no deba más de tres cuotas consecutivas, ni cinco cuotas en total. La política habitacional tiene un carácter solidario en donde con las cuotas que va pagando la gente se van haciendo las viviendas”, agregó.
 

Logín