eldiariodelarepublica.com
Alfredo Casero: "Vivir en San Luis me hace muy feliz"

Escuchanos EN VIVO!
X

Alfredo Casero: "Vivir en San Luis me hace muy feliz"

Por


A nivel artístico, Alfredo Casero podría ser considerado el habitante ilustre de la provincia. Renovador del humor televisivo con "Cha cha cha", actor de carácter cuando tuvo que hacer drama y cantante exitoso, el artista está cerca de radicarse definitivamente en un paraje cercano a San Martín, en el Valle del Conlara.
Parece que le falta la decisión final, pero, por lo pronto, pasó año nuevo con su familia en la provincia y hará temporada en Merlo, pese a que estaba programado que fuera a Mar del Plata. "Ni en pedo iba a la costa este verano. Acá soy feliz y estoy tranquilo", dijo el actor a ETC.
Tanta tranquilidad emana el paraje donde vive Casero en el norte provincial que cuenta una anécdota con gracia. Un día, su hijo salió a correr por la zona con la capucha puesta y algunos vecinos corrieron a avisarle a la policía que "un andarín" merodeaba el lugar.
Como en sus espectáculos, Alfredo imita el acento del norte puntano y no puede más que causar risa.
"Yo amo a mis vecinos. Son gente muy piola. Esta etapa de mi vida pasa por la contemplación, no sólo del paisaje sino también de las personas, de los pensares de las personas", agregó el actor.
Alfredo-Casero
En San Luis, el intérprete de "Farsantes" no sólo descansará en el verano. Hará una función mensual en Merlo con "Estese confuso" (la primera mañana, la otra el 6 de febrero) como parte de la temporada oficial de teatro y tendrá otras presentaciones por fuera de esa grilla: hoy en el Arenas de La Punta y la segunda será a principios del mes que viene en Caja de los Trebejos, de Potrero de los Funes.
"Cada show mío es diferente, así que no puedo adelantar de qué se trata", sostuvo Alfredo, quien el año pasado llenó la sala Hugo del Carril de San Luis con un monólogo en el que mezcló música, humor y comunión con la gente.
Al estar prácticamente radicado en la provincia, el humorista cree que la conexión con el público de San Luis es especial porque conoce su indiosincrasia. "Cada vez que actué en esta provincia -sea en San Luis y especialmente en Villa Mercedes- fueron momentos mágicos. La gente tiene necesidad de que alguien los entienda".
Cuando vivía en la Patagonia y actuaba para los habitantes del sur, Casero mencionaba un ñandú parado en la medio de la ruta. "Ahora que estoy acá -aclaró- cuento historias de gallinas, de alfalfa y de la tranquilidad que da vivir acá, con el único cuidado de que no te pique una víbora".
En medio de la entrevista, Casero se sorprende pensando en la extraña forma que tuvo de conocer a los puntanos. "Primero me vine a un lugar que es como un rincón y de ahí me fui expandiendo a toda la provincia. Ahora, compro tornillos y salamines en cualquier lado, como un vecino más".
Alfredo dice que las canciones que pasan por su show (que pueden ir del hit "Shimauta" a una en francés y otra en alemán) van surgiendo en el momento del show, o tal vez un rato antes, cuando algún espectador le comenta que fue al show con la suegra, a la que le gusta un tema determinado. "Si está en mis posibilidades, lo complazco".
"Las canciones son un cúmulo de memoria que están en el hemisferio derecho. Yo promocionaría mis shows diciendo: Casero canta a Schubert, pero nadie vendría", lanzó.
Sin creerse derrotado, Alfredo ya no espera que "678" le dé el derecho a réplica que tanto reclamó durante el entrevero que lo tuvo como protagonista el año pasado. Sí espera que Estela de Carlotto -presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo- le pida disculpas. "Yo nunca hablé mal de ella".
Cuando recuerda aquel episodio, Casero no pierde la tónica ni el humor. "Lo único que quería es que un politólogo al que pagamos todos diga porqué el haber hecho Cha cha cha me inhabilitaba para hablar de política. El resto, fue sólo defenderme".
Al respecto, el actor contradice el nombre de su espectáculo. Al opinar, Alfredo no tiene confusiones ni términos vagos. "Dentro de poco, '678' va a ser un infantil. Lo penoso es que durante mucho tiempo estuvimos pagando un programa como ése". En estado puro.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Alfredo Casero: "Vivir en San Luis me hace muy feliz"


A nivel artístico, Alfredo Casero podría ser considerado el habitante ilustre de la provincia. Renovador del humor televisivo con "Cha cha cha", actor de carácter cuando tuvo que hacer drama y cantante exitoso, el artista está cerca de radicarse definitivamente en un paraje cercano a San Martín, en el Valle del Conlara.
Parece que le falta la decisión final, pero, por lo pronto, pasó año nuevo con su familia en la provincia y hará temporada en Merlo, pese a que estaba programado que fuera a Mar del Plata. "Ni en pedo iba a la costa este verano. Acá soy feliz y estoy tranquilo", dijo el actor a ETC.
Tanta tranquilidad emana el paraje donde vive Casero en el norte provincial que cuenta una anécdota con gracia. Un día, su hijo salió a correr por la zona con la capucha puesta y algunos vecinos corrieron a avisarle a la policía que "un andarín" merodeaba el lugar.
Como en sus espectáculos, Alfredo imita el acento del norte puntano y no puede más que causar risa.
"Yo amo a mis vecinos. Son gente muy piola. Esta etapa de mi vida pasa por la contemplación, no sólo del paisaje sino también de las personas, de los pensares de las personas", agregó el actor.
Alfredo-Casero
En San Luis, el intérprete de "Farsantes" no sólo descansará en el verano. Hará una función mensual en Merlo con "Estese confuso" (la primera mañana, la otra el 6 de febrero) como parte de la temporada oficial de teatro y tendrá otras presentaciones por fuera de esa grilla: hoy en el Arenas de La Punta y la segunda será a principios del mes que viene en Caja de los Trebejos, de Potrero de los Funes.
"Cada show mío es diferente, así que no puedo adelantar de qué se trata", sostuvo Alfredo, quien el año pasado llenó la sala Hugo del Carril de San Luis con un monólogo en el que mezcló música, humor y comunión con la gente.
Al estar prácticamente radicado en la provincia, el humorista cree que la conexión con el público de San Luis es especial porque conoce su indiosincrasia. "Cada vez que actué en esta provincia -sea en San Luis y especialmente en Villa Mercedes- fueron momentos mágicos. La gente tiene necesidad de que alguien los entienda".
Cuando vivía en la Patagonia y actuaba para los habitantes del sur, Casero mencionaba un ñandú parado en la medio de la ruta. "Ahora que estoy acá -aclaró- cuento historias de gallinas, de alfalfa y de la tranquilidad que da vivir acá, con el único cuidado de que no te pique una víbora".
En medio de la entrevista, Casero se sorprende pensando en la extraña forma que tuvo de conocer a los puntanos. "Primero me vine a un lugar que es como un rincón y de ahí me fui expandiendo a toda la provincia. Ahora, compro tornillos y salamines en cualquier lado, como un vecino más".
Alfredo dice que las canciones que pasan por su show (que pueden ir del hit "Shimauta" a una en francés y otra en alemán) van surgiendo en el momento del show, o tal vez un rato antes, cuando algún espectador le comenta que fue al show con la suegra, a la que le gusta un tema determinado. "Si está en mis posibilidades, lo complazco".
"Las canciones son un cúmulo de memoria que están en el hemisferio derecho. Yo promocionaría mis shows diciendo: Casero canta a Schubert, pero nadie vendría", lanzó.
Sin creerse derrotado, Alfredo ya no espera que "678" le dé el derecho a réplica que tanto reclamó durante el entrevero que lo tuvo como protagonista el año pasado. Sí espera que Estela de Carlotto -presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo- le pida disculpas. "Yo nunca hablé mal de ella".
Cuando recuerda aquel episodio, Casero no pierde la tónica ni el humor. "Lo único que quería es que un politólogo al que pagamos todos diga porqué el haber hecho Cha cha cha me inhabilitaba para hablar de política. El resto, fue sólo defenderme".
Al respecto, el actor contradice el nombre de su espectáculo. Al opinar, Alfredo no tiene confusiones ni términos vagos. "Dentro de poco, '678' va a ser un infantil. Lo penoso es que durante mucho tiempo estuvimos pagando un programa como ése". En estado puro.
 

Logín