eldiariodelarepublica.com
Una nena de San Luis se accidentó en Río de Janeiro

X

Una nena de San Luis se accidentó en Río de Janeiro

Por


El sábado, una familia tucumana que vive en San Luis vivió un momento aterrador: Camila Palacios, la hija menor del matrimonio, cayó desde el segundo piso del Aeropuerto Internacional Carlos Jobim, en Río de Janeiro, y sufrió graves lesiones en la cabeza. “Por la altura y toda la sangre alrededor, llegué a ver a mi hija muerta”, contó Marcelo, su padre, aunque por suerte la pequeña se recupera en una sala del hospital Souza Aguilar.
El accidente ocurrió en la Terminal 2 del aeropuerto cuando al parecer, la niña quiso apoyarse en la baranda de una escalera mecánica que estaba en refacción.
Marcelo Palacios dijo a la prensa brasileña que pensó que su hija había muerto cuando cayó al vacío de una altura de siete metros, desde una escalera mecánica, pero luego expresó su alivio al informar que su hija había empezado a hablar y a mover los pies y las manos.
Fuente: DyN/NA.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Una nena de San Luis se accidentó en Río de Janeiro

La familia Palacios es unas vacaciones anteriores. (Foto Facebook).

El sábado, una familia tucumana que vive en San Luis vivió un momento aterrador: Camila Palacios, la hija menor del matrimonio, cayó desde el segundo piso del Aeropuerto Internacional Carlos Jobim, en Río de Janeiro, y sufrió graves lesiones en la cabeza. “Por la altura y toda la sangre alrededor, llegué a ver a mi hija muerta”, contó Marcelo, su padre, aunque por suerte la pequeña se recupera en una sala del hospital Souza Aguilar.
El accidente ocurrió en la Terminal 2 del aeropuerto cuando al parecer, la niña quiso apoyarse en la baranda de una escalera mecánica que estaba en refacción.
Marcelo Palacios dijo a la prensa brasileña que pensó que su hija había muerto cuando cayó al vacío de una altura de siete metros, desde una escalera mecánica, pero luego expresó su alivio al informar que su hija había empezado a hablar y a mover los pies y las manos.
Fuente: DyN/NA.

Logín