eldiariodelarepublica.com
Invertirán 15 millones de pesos en el mantenimiento de escuelas

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Invertirán 15 millones de pesos en el mantenimiento de escuelas


Es como una carrera de 100 metros con vallas sin obtener una medalla olímpica. Sin embargo, para el Ministerio de Educación el mejor reconocimiento que podrá obtener es que los alumnos comiencen las clases el 26 de febrero con todas las infraestructuras en orden. Para ello el Gobierno provincial destinará 15 millones de pesos para refaccionar 400 establecimientos en todo San Luis.
“El dinero es para invertir en las escuelas de las seis regiones educativas. Los arreglos ya comenzaron en algunas instituciones y en otras estamos en vías de hacerlo”, confirmó Cecilia Ford, jefa del Programa Infraestructura y Sociedad. Advirtió que las remodelaciones que requieren una "cirugía mayor", podrían demorarse más tiempo.
Las escuelas remodeladas son públicas. En las instituciones educativas privadas el gobierno colabora a través de la construcción de los playones deportivos.
Entre las mejoras más comunes que se harán están los arreglos de los calefactores y los baños, ya que los directivos encuentran objetos dentro de los inodoros que tapan la cañería (y suponen que se caen por descuidos).
“Las estufas se tapan porque les meten cosas o porque las tiran. En la casa de uno también pasa cuando a un nene se le cae un juguete, pero en las escuelas notamos vandalismo. A los calefactores los patean y los rompen. Si no se cuida la instalación de gas, puede ser peligroso. Tenemos el mismo problema con los ventiladores de techo y ahora los reemplazamos por uno de pared. A los aparatos los transforman en flores o los tuercen. Los alumnos no dimensionan que se les pueden caer sobre sus cabezas”, enumeró Ford.
La solución es un ventilador de pared como los utilizados en las fábricas. Tienen una coraza tipo reja y serán ubicados en las esquinas de las aulas para que los chicos no los puedan tocar. Los maestros y los directores sólo pueden manipular el aparato a través de una llave térmica. “Ahí no se pueden colgar”, aseguró.
El Gobierno es el encargado de ejecutar las tareas de mantenimiento, y la puesta a punto arrancó en noviembre con un simple correo electrónico. “Fue un relevamiento general para que los directores nos ayudaran a conocer las necesidades. Con las escuelas alejadas de la capital estamos conectados por internet. Ahí nos informan sobre sus problemas generales. Ese pedido después lo enviamos a la empresa contratista y luego comenzamos los trabajos”, sostuvo la funcionaria.
Escuelas
Ford comentó que deben estudiar en detalle el panorama que encuentran en las escuelas porque a veces necesitan mayores mejoras de las que se observan a simple vista. La funcionaria explicó que tuvieron casos en los que fueron a arreglar el baño pero en realidad había que cambiar toda la cañería. “En algunos edificios la tarea es sencilla. Pueden ser mejoras en los sanitarios, cerraduras, ventiladores de techos o calefactores que se rompen. Pero también están los arreglos más graves, como cuando se tiene que cambiar la red cloacal o recomponer las fisuras de los techos. Ahí trabajamos en conjunto con el Ministerio de Hacienda”, dijo.
La jefa del Programa Infraestructura y Sociedad aseguró que la ayuda de los directores es fundamental para acortar los tiempos de las obras y saber puntualmente los problemas de los establecimientos.
Para inculcarles a los chicos la conservación de su lugar de estudio, el año pasado fue aplicado el Plan “Yo quiero a mi escuela” y Ford aseguró que lo continuarán en el 2014. “Vamos a seguir concientizando a los alumnos y pedirle a los padres que nos ayuden en sus casas para darnos una mano en el cuidado del edificio y de los mobiliarios, para que no haya ralladuras ni marcas. Esto lo pagan los papás con sus impuestos”, afirmó.
Según la funcionaria, el plan les dio resultado. Un ejemplo es la Escuela Nº 175 “General San Martín” donde se pintó todo el edificio y colocaron los artefactos nuevos. “La idea no es mirar atrás y echar culpas, sino decirle a los alumnos que arrancamos de cero y que valoren lo que tienen. También nos ayudaron en los murales, un lugar donde ellos puedan manifestarse para así indicarles que no en todos los espacios pueden hacer ese tipo de cosas”, concluyó.
Aún restan 50 días de vacaciones para los chicos. Mientras, los adultos ya preparan todos los detalles para las clases.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Invertirán 15 millones de pesos en el mantenimiento de escuelas


Es como una carrera de 100 metros con vallas sin obtener una medalla olímpica. Sin embargo, para el Ministerio de Educación el mejor reconocimiento que podrá obtener es que los alumnos comiencen las clases el 26 de febrero con todas las infraestructuras en orden. Para ello el Gobierno provincial destinará 15 millones de pesos para refaccionar 400 establecimientos en todo San Luis.
“El dinero es para invertir en las escuelas de las seis regiones educativas. Los arreglos ya comenzaron en algunas instituciones y en otras estamos en vías de hacerlo”, confirmó Cecilia Ford, jefa del Programa Infraestructura y Sociedad. Advirtió que las remodelaciones que requieren una "cirugía mayor", podrían demorarse más tiempo.
Las escuelas remodeladas son públicas. En las instituciones educativas privadas el gobierno colabora a través de la construcción de los playones deportivos.
Entre las mejoras más comunes que se harán están los arreglos de los calefactores y los baños, ya que los directivos encuentran objetos dentro de los inodoros que tapan la cañería (y suponen que se caen por descuidos).
“Las estufas se tapan porque les meten cosas o porque las tiran. En la casa de uno también pasa cuando a un nene se le cae un juguete, pero en las escuelas notamos vandalismo. A los calefactores los patean y los rompen. Si no se cuida la instalación de gas, puede ser peligroso. Tenemos el mismo problema con los ventiladores de techo y ahora los reemplazamos por uno de pared. A los aparatos los transforman en flores o los tuercen. Los alumnos no dimensionan que se les pueden caer sobre sus cabezas”, enumeró Ford.
La solución es un ventilador de pared como los utilizados en las fábricas. Tienen una coraza tipo reja y serán ubicados en las esquinas de las aulas para que los chicos no los puedan tocar. Los maestros y los directores sólo pueden manipular el aparato a través de una llave térmica. “Ahí no se pueden colgar”, aseguró.
El Gobierno es el encargado de ejecutar las tareas de mantenimiento, y la puesta a punto arrancó en noviembre con un simple correo electrónico. “Fue un relevamiento general para que los directores nos ayudaran a conocer las necesidades. Con las escuelas alejadas de la capital estamos conectados por internet. Ahí nos informan sobre sus problemas generales. Ese pedido después lo enviamos a la empresa contratista y luego comenzamos los trabajos”, sostuvo la funcionaria.
Escuelas
Ford comentó que deben estudiar en detalle el panorama que encuentran en las escuelas porque a veces necesitan mayores mejoras de las que se observan a simple vista. La funcionaria explicó que tuvieron casos en los que fueron a arreglar el baño pero en realidad había que cambiar toda la cañería. “En algunos edificios la tarea es sencilla. Pueden ser mejoras en los sanitarios, cerraduras, ventiladores de techos o calefactores que se rompen. Pero también están los arreglos más graves, como cuando se tiene que cambiar la red cloacal o recomponer las fisuras de los techos. Ahí trabajamos en conjunto con el Ministerio de Hacienda”, dijo.
La jefa del Programa Infraestructura y Sociedad aseguró que la ayuda de los directores es fundamental para acortar los tiempos de las obras y saber puntualmente los problemas de los establecimientos.
Para inculcarles a los chicos la conservación de su lugar de estudio, el año pasado fue aplicado el Plan “Yo quiero a mi escuela” y Ford aseguró que lo continuarán en el 2014. “Vamos a seguir concientizando a los alumnos y pedirle a los padres que nos ayuden en sus casas para darnos una mano en el cuidado del edificio y de los mobiliarios, para que no haya ralladuras ni marcas. Esto lo pagan los papás con sus impuestos”, afirmó.
Según la funcionaria, el plan les dio resultado. Un ejemplo es la Escuela Nº 175 “General San Martín” donde se pintó todo el edificio y colocaron los artefactos nuevos. “La idea no es mirar atrás y echar culpas, sino decirle a los alumnos que arrancamos de cero y que valoren lo que tienen. También nos ayudaron en los murales, un lugar donde ellos puedan manifestarse para así indicarles que no en todos los espacios pueden hacer ese tipo de cosas”, concluyó.
Aún restan 50 días de vacaciones para los chicos. Mientras, los adultos ya preparan todos los detalles para las clases.
 

Logín