eldiariodelarepublica.com
Defensa del Consumidor realiza controles en los centros turísticos

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Defensa del Consumidor realiza controles en los centros turísticos


Los inspectores de las oficinas de Defensa del Consumidor de Potrero de los Funes y El Trapiche comenzaron a recorrer comercios y establecimientos que ofrecen alojamientos a los turistas, para controlar que cumplan con lo estipulado por la ley. Darío Crivello, jefe del Subprograma Defensa del Consumidor, informó que mediante convenios de cooperación firmados con los intendentes ya abrieron oficinas en Potrero de los Funes, El Trapiche y Quines. Aunque aclaró que en estos casos el personal lo aporta el Municipio, mientras que los técnicos del Ministerio de Industria y Comercio les brindan la capacitación.
Comercio-Potrero
“En estas ciudades nosotros delegamos dos funciones para que las realicen los inspectores municipales: una de ellas es la recepción de denuncias para que los consumidores puedan realizarlas en esas ciudades. Una vez producidas, a los cinco días, nosotros las recibimos y fijamos las audiencias o tomamos las medidas que sean necesarias. Y la otra es la facultad para controlar todos los aspectos que están regulados por la ley de Defensa del Consumidor”, explicó Crivello. Aunque aclaró que no tienen autorización para sancionar a un comercio: “Pueden verificar si no cumplen con alguna medida y enseguida nos comunican a nosotros. Porque es este subprograma el que valora y emite una resolución”.
La primera oficina que abrió sus puertas fue la de Potrero de los Funes el 15 de marzo de 2012, mientras que el 4 de octubre se instaló la que actualmente funciona en la rotonda de entrada a El Trapiche. Además, el subprograma cuenta con oficinas propias, y con personal a su cargo, en Villa Mercedes y Merlo, que además de recibir las denuncias de los consumidores, también tienen facultades para fijar las audiencias de conciliación y de aplicar algún tipo de sanción.
“Les pedimos que realicen controles en los establecimientos respecto de la exhibición de los precios, por ejemplo, porque tienen que estar siempre a la vista de los consumidores. Además les deben exigir que tengan a disposición el libro de quejas que, por ley, una vez al año deben hacerlo autorizar en nuestra oficina de Terrazas del Portezuelo. Luego nos hacen un informe y nosotros evaluamos si la infracción está constatada o no”, detalló el funcionario.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Defensa del Consumidor realiza controles en los centros turísticos


Los inspectores de las oficinas de Defensa del Consumidor de Potrero de los Funes y El Trapiche comenzaron a recorrer comercios y establecimientos que ofrecen alojamientos a los turistas, para controlar que cumplan con lo estipulado por la ley. Darío Crivello, jefe del Subprograma Defensa del Consumidor, informó que mediante convenios de cooperación firmados con los intendentes ya abrieron oficinas en Potrero de los Funes, El Trapiche y Quines. Aunque aclaró que en estos casos el personal lo aporta el Municipio, mientras que los técnicos del Ministerio de Industria y Comercio les brindan la capacitación.
Comercio-Potrero
“En estas ciudades nosotros delegamos dos funciones para que las realicen los inspectores municipales: una de ellas es la recepción de denuncias para que los consumidores puedan realizarlas en esas ciudades. Una vez producidas, a los cinco días, nosotros las recibimos y fijamos las audiencias o tomamos las medidas que sean necesarias. Y la otra es la facultad para controlar todos los aspectos que están regulados por la ley de Defensa del Consumidor”, explicó Crivello. Aunque aclaró que no tienen autorización para sancionar a un comercio: “Pueden verificar si no cumplen con alguna medida y enseguida nos comunican a nosotros. Porque es este subprograma el que valora y emite una resolución”.
La primera oficina que abrió sus puertas fue la de Potrero de los Funes el 15 de marzo de 2012, mientras que el 4 de octubre se instaló la que actualmente funciona en la rotonda de entrada a El Trapiche. Además, el subprograma cuenta con oficinas propias, y con personal a su cargo, en Villa Mercedes y Merlo, que además de recibir las denuncias de los consumidores, también tienen facultades para fijar las audiencias de conciliación y de aplicar algún tipo de sanción.
“Les pedimos que realicen controles en los establecimientos respecto de la exhibición de los precios, por ejemplo, porque tienen que estar siempre a la vista de los consumidores. Además les deben exigir que tengan a disposición el libro de quejas que, por ley, una vez al año deben hacerlo autorizar en nuestra oficina de Terrazas del Portezuelo. Luego nos hacen un informe y nosotros evaluamos si la infracción está constatada o no”, detalló el funcionario.
 

Logín