Alfredo Casero, hecho como en casa | Espectáculos | El Diario de la República
Espectáculos | 08-01-2014 | 08:51 | 3

Alfredo Casero, hecho como en casa

Sus vecinos de San Martín son los principales protagonistas del monólogo que el humorista brindó en San Luis. Gente de pueblo que descubre pumas salvajes, víboras de primer nivel y longanizas mariconas.

Por
  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook

Es probable que Alfredo Casero no pueda hacer un show como el del lunes en ningún otro lugar que no sea San Luis. Decidido a contemplar el paisaje y las personas que los rodean, el humorista brindó un tratado sobre el hombre del profundo interior puntano, se rió de eso y contó anécdotas de sus siete años en la provincia.
A simple vista, el espectáculo del creador de “Cha cha cha” parece pan comido. Casero, con su habitual gracia y desparpajo, recrea historias, repasa sus días de reclusión en San Martín, describe la vida de los caballos de su estancia y delira en busca del ser sanluiseño. Pero es fácil seguirle el hilo narrativo a alguien que interrumpe su relato a cada rato, hace largos silencios, pone punto muerto, luego primera y gira sin poner el guiño.
En la mecánica de lo impredecible, Alfredo se siente cómodo. “Hay gente que pagó la entrada y no va a entender nada de lo que se dice acá”, advirtió a poco de empezar el show, luego de cortar violentamente una canción que parecía estar improvisando.
Alfredo-Casero2
Es cierto que a veces parece que el tono es de burla –sobre todo cuando imita el acento del norte pero la sensación más fuerte es que hay sinceridad cuando menciona el cariño a la tierra que lo recibió.
“A mí me unen muchas cosas a San Luis, por ejemplo el béisbol”, dispara en una parte de su monólogo que no terminará con esa mención. Para Casero, la provincia es la capital mundial del béisbol con rodilleras rosas.
El humor de Casero no es de rápida digestión. Hay que masticar sus palabras, hilvanarlas con algún pensamiento anterior y esperar una frase complementaria que, a veces, no llega. Porque en el espectáculo –esencialmente puntano-, buena parte del trabajo del actor consiste en relatar cosas cotidianas, como la vez que, recién llegado a su campo puntano, trató de conseguir un vidriero. Los gestos harán el resto.
En la presentación del lunes (que no fue igual a la que dio en setiembre pasado en la sala Hugo del Carril ni anoche en la sala Amigos de Merlo, con un espectáculo del mismo nombre, ni será igual a la que dará a principios del mes que viene en La Caja de los Trebejos), el tema central podría ser el origen geográfico de las personas. “Yo soy porteño y sé que me van a odiar por eso”, dijo antes de describir al habitante de Tilisarao (por alguna razón no hay buena onda con ellos), al de Concarán y hasta al uruguayo.
Pero el centro, siempre, es el puntano: “La gente de San Luis te dice clarito las cosas, de acuerdo a su versión que tiene del mundo”, anticipa y lanza una delirante situación en la que un lugareño le indica a un turista cómo llegar a Quines.
El itinerario vital de Alfredo conoce dos lugares donde se estableció por gusto: en la Patagonia y en San Luis. “Yo vivía en el sur pero en el medio del desierto, no como Gustavo Bermúdez que tenía una casa en San Martín de los Andes y hacía pasar a todo el mundo”. Ese mismo alejamiento es el que busca ahora en la provincia.
Sin embargo, el artista repitió en el show que su llegada a la provincia fue de casualidad. “Nunca pensé que en mi vida tendría tanto contacto con las víboras. Ahora, en mi campo, tengo la Ferrari de las víboras, que son las de coral”, dijo en el espectáculo.
Alfredo-Casero1
Atento a que nadie del público filme el show, Casero bajó del escenario y caminó entre el público para contar cómo fue que compró el campo, convencido de que estaba en territorio cordobés. Ahora, sostuvo en el show, no encuentra un mejor lugar para estar en contacto con la naturaleza.
“Ustedes tienen un secreto que en Buenos Aires no se conoce. Manténgalo así, porque si se enteran allá van a venir a cagarlos”, aconsejó Alfredo antes de ponerse un poco poético: “¿Cómo no aprender de ustedes? ¿Cómo no entregarme a su naturaleza? La libertad que tiene la naturaleza de San Luis es tan fuerte que arrolla, como si fuera la sed en el caso de Paso de los toros”. Claramente, alguien que no puede con su genio.
Entre anécdotas curiosas de San Martín (una maestra rural que con su auto atropelló a su perro, un ayudante que encuentra ciertos aires maricones en una longaniza, una charla sobre budismo con el encargado del destacamento policial del pueblo), Casero a veces habla en serio aunque parezca en broma: “Yo aprendí con Darío Fo, no con Julio Chávez, que tiene cara de orto”.
Sorprendido por el Cabildo de La Punta y por el encuentro con pumas salvajes, el actor terminó el show –intercalado por varias publicidades falsas al estilo "Cha cha chá"- con dos canciones. Lo que tenía para decir, ya lo había dicho.
 

¿Te gustó la nota?

Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento



Mirá los comentarios
3

Julio

08-01-2014 | 15:19:16


Actorazo, Alfredo!! bienvenido a San luis, aca vas a cambiar el ritmo de vida...y por que no hacerte de buenos amigos!! Felicitaciones y espero compartir algun dia un asadazo...

jose

08-01-2014 | 09:44:45


FACHO ¡

Fer

08-01-2014 | 15:35:25


Sos el salame de campo que nunca falta

MAS LEIDAS

Policiales

Investigan cuál fue el rol de la madre de Florencia


El hecho de que la víctima haya sufrido abusos reiterados pone la lupa sobre su responsabilidad. 


Policiales

Continúa la investigación por el femicidio de Florencia


La Jueza Virgina Palacios junto a los investigadores trabajaron hasta altas horas de la noche en la vivienda donde vivía la adolescente con su familia. Realizaron la prueba de luminol buscando manchas de sangre en la casa y auto.  El padrastro declarará este domingo. 


Policiales

Las pruebas para la detención del padrastro de Florencia


Uno de los elementos contundentes fue una filmación de un peaje, que registró el paso de su auto hacia Saladillo, donde hallaron el cadáver. También encontraron evidencia en su casa.


Policiales

El padrastro de Florencia, jaqueado por las pruebas


Además de la filmación de un peaje y testimonios, se sumó el reconocimiento que un grupo de pescadores hizo de su automóvil.


Policiales

Dos heridos en un motín en la cárcel de Pampa de las Salinas


Siete reclusos alteraron el orden, quemaron colchones y dos de ellos resultaron con quemaduras. Ambos están internados en la sala shockroom del Hospital San Luis. Fue esta mañana.