eldiariodelarepublica.com
Intimarán a los que adeuden la tasa de agua

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Intimarán a los que adeuden la tasa de agua


La morosidad prendió una alarma en la Municipalidad de San Luis, en donde aseguraron que el 60 por ciento de los usuarios no paga la tasa de agua potable, una cifra que representa una deuda superior a los 12 millones de pesos. Ante este panorama, la Dirección de Servicios Básicos (SerBa) comunicó que a partir del lunes comenzarán a intimar a los deudores del servicio de agua y también de cloacas.
Según la Intendencia, en la ciudad de San Luis hay 22 mil medidores conectados. El director de SerBa, Edgar Magallanes, explicó que hay morosos que deben de 3 a 12 mil pesos. “No pagaron nunca”, sostuvo. El servicio, cuyo valor promedia los 15 pesos, incluye un suministro de 35 mil litros cúbicos por mes, algo así como mil litros por jornada. “Casi que estamos subsidiando el líquido porque todos los días aumentan los insumos, que encima están a valor dólar”, agregó.

A pesar de la intimación, muchos vecinos aún se quejan de la mala calidad del servicio.



El funcionario aclaró que la próxima semana comenzarán a intimar a los deudores que tienen medidor para que se presenten en un plazo de 48 horas a regularizar su situación en la sede de Ingresos Públicos de la Municipalidad, ubicada en Belgrano y San Martín, donde además les informarán los planes especiales de pago.
“Éste es un problema histórico, no es de ahora. Los intendentes que pasaron no tomaron las decisiones y Enrique Ponce decidió la intimación. Es algo doloroso aunque hay que hacerlo”, argumentó Magallanes.
El director de SerBa sostuvo que la decisión de realizar intimaciones cobró fuerza con los problemas de suministro que hubo en la capital durante el 24 y 25 de diciembre pasado, y que atribuyó al excesivo consumo de agua para su uso en las piletas.
En distintos recorridos por la ciudad, el director de SerBa aseguró que encontraron piletas de entre 6 mil y 7 mil litros en la mayoría de las viviendas, y aseguró que varias fueron llenadas directamente de la canilla. “Si la persona llama al 0-800-666-751, le van a ofrecer un servicio que por 30 pesos, de acuerdo a los metros cúbicos, les permite llenar las piscinas con agua cruda”, dijo.
El funcionario municipal aseguró que cada uno de los 200 mil habitantes de la ciudad gastan en promedio 560 litros de agua por día durante los meses de verano, cuando lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) son 250 litros.
“Por lo general las tasas y el agua siempre quedan para el último o directamente no se pagan. Sí se abona la luz, o el cable, el gas y el teléfono, porque el vecino sabe que si no se le corta el servicio. Esto es grave, porque tanto el Municipio como SerBa tienen elevados costos que afrontar todos los meses y así garantizar las diferentes prestaciones. Por eso solicitamos a todos los vecinos que sean solidarios y entiendan que deben cumplir con el Estado municipal”, manifestó.
“Éste será el primer paso. Para aquellos que no respondan a la intimación, lamentablemente se les procederá a restringir el servicio”, adelantó. La medida consistirá en colocar un medidor que brinda 8 litros de agua por hora y en el que se habilitará sólo una canilla del hogar.
Agua-potable
“La gente tiene entender que el agua es un servicio no retornable. ¿Qué pasa con los diques si bajan la cota? Vamos a tener que bajar el caudal y eso va a agravar más la situación. El agua es para el consumo”, argumentó.
El horario permitido para regar o baldear las veredas es de las 22 hasta las 7 cuando merma el consumo y le da tiempo a las cisternas de agua de la planta. Esto le permite procesar a la planta una mayor cantidad de líquido para arrancar la mañana con buen caudal.
Magallanes minimizó las quejas de los vecinos por la calidad de servicio. “El único inconveniente que tuvimos fue en noviembre, ya que entró muy sucia y el proceso que se realiza en la Planta de la Aguada requiere que el fluido llegue en condiciones aceptables”, sostuvo Magallanes sobre los problemas de turbidez verificados el año pasado.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Intimarán a los que adeuden la tasa de agua


La morosidad prendió una alarma en la Municipalidad de San Luis, en donde aseguraron que el 60 por ciento de los usuarios no paga la tasa de agua potable, una cifra que representa una deuda superior a los 12 millones de pesos. Ante este panorama, la Dirección de Servicios Básicos (SerBa) comunicó que a partir del lunes comenzarán a intimar a los deudores del servicio de agua y también de cloacas.
Según la Intendencia, en la ciudad de San Luis hay 22 mil medidores conectados. El director de SerBa, Edgar Magallanes, explicó que hay morosos que deben de 3 a 12 mil pesos. “No pagaron nunca”, sostuvo. El servicio, cuyo valor promedia los 15 pesos, incluye un suministro de 35 mil litros cúbicos por mes, algo así como mil litros por jornada. “Casi que estamos subsidiando el líquido porque todos los días aumentan los insumos, que encima están a valor dólar”, agregó.

A pesar de la intimación, muchos vecinos aún se quejan de la mala calidad del servicio.



El funcionario aclaró que la próxima semana comenzarán a intimar a los deudores que tienen medidor para que se presenten en un plazo de 48 horas a regularizar su situación en la sede de Ingresos Públicos de la Municipalidad, ubicada en Belgrano y San Martín, donde además les informarán los planes especiales de pago.
“Éste es un problema histórico, no es de ahora. Los intendentes que pasaron no tomaron las decisiones y Enrique Ponce decidió la intimación. Es algo doloroso aunque hay que hacerlo”, argumentó Magallanes.
El director de SerBa sostuvo que la decisión de realizar intimaciones cobró fuerza con los problemas de suministro que hubo en la capital durante el 24 y 25 de diciembre pasado, y que atribuyó al excesivo consumo de agua para su uso en las piletas.
En distintos recorridos por la ciudad, el director de SerBa aseguró que encontraron piletas de entre 6 mil y 7 mil litros en la mayoría de las viviendas, y aseguró que varias fueron llenadas directamente de la canilla. “Si la persona llama al 0-800-666-751, le van a ofrecer un servicio que por 30 pesos, de acuerdo a los metros cúbicos, les permite llenar las piscinas con agua cruda”, dijo.
El funcionario municipal aseguró que cada uno de los 200 mil habitantes de la ciudad gastan en promedio 560 litros de agua por día durante los meses de verano, cuando lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) son 250 litros.
“Por lo general las tasas y el agua siempre quedan para el último o directamente no se pagan. Sí se abona la luz, o el cable, el gas y el teléfono, porque el vecino sabe que si no se le corta el servicio. Esto es grave, porque tanto el Municipio como SerBa tienen elevados costos que afrontar todos los meses y así garantizar las diferentes prestaciones. Por eso solicitamos a todos los vecinos que sean solidarios y entiendan que deben cumplir con el Estado municipal”, manifestó.
“Éste será el primer paso. Para aquellos que no respondan a la intimación, lamentablemente se les procederá a restringir el servicio”, adelantó. La medida consistirá en colocar un medidor que brinda 8 litros de agua por hora y en el que se habilitará sólo una canilla del hogar.
Agua-potable
“La gente tiene entender que el agua es un servicio no retornable. ¿Qué pasa con los diques si bajan la cota? Vamos a tener que bajar el caudal y eso va a agravar más la situación. El agua es para el consumo”, argumentó.
El horario permitido para regar o baldear las veredas es de las 22 hasta las 7 cuando merma el consumo y le da tiempo a las cisternas de agua de la planta. Esto le permite procesar a la planta una mayor cantidad de líquido para arrancar la mañana con buen caudal.
Magallanes minimizó las quejas de los vecinos por la calidad de servicio. “El único inconveniente que tuvimos fue en noviembre, ya que entró muy sucia y el proceso que se realiza en la Planta de la Aguada requiere que el fluido llegue en condiciones aceptables”, sostuvo Magallanes sobre los problemas de turbidez verificados el año pasado.
 

Logín