eldiariodelarepublica.com
El impuesto a los autos de alta gama no afectó las ventas

Escuchanos EN VIVO!
X

El impuesto a los autos de alta gama no afectó las ventas


El impuesto a los automóviles de alta gama ya comenzó a regir a partir del 1 de enero y según la mayoría de las concesionarias de la capital no afectó las ventas, ya que el grueso de facturación se da con los autos de gama media. Aun así, aseguran que hay incertidumbre entre los clientes.
“A nosotros el impuesto no nos ha afectado demasiado ya que los autos donde se aplica son de alta gama. Son importados y no tenemos mucho en stock de esos vehículos, las ventas se hacían a pedido y con otros plazos. Se comercializaban poco ya de antes, ya que eran para clientes muy particulares”, explicó Javier Almazan, vendedor en Glamour Peugeot.
En esta marca, los automóviles alcanzados por el tributo son el 4008, 508, 308 CC, y la Cupé RCZ. “No hay pedidos habitualmente de esos vehículos. La realidad es que han aumentado su valor bastante, por ejemplo un 4008, de 300 mil pesos pasó a valer 430 mil”, agregó. Aunque destacó que, quien estaba dispuesto a adquirir este rodado, también lo estará con el nuevo costo, pero quizás lo pensará dos veces.

Con el impuesto, el precio de los alta gama subió en algunos casos hasta 100 mil pesos.



“En nuestro caso particular, los clientes de ese segmento de autos ya saben lo que quieren, es difícil poder ofrecerle un producto distinto al que están buscando, porque generalmente están acostumbrados a ese tipo de vehículos. El que busca eso no se inclina por otro tipo de auto”, contó.
La diferencia en el costo entre autos de gama media y alta es significativa, los primeros tienen un precio promedio de 170 mil, mientras que los segundos oscilan en los 400 mil.
En Autos Mediterráneos explicaron que allí el único modelo que los podría afectar por el impuestazo es el Vento 2.0, que pasó de 280 mil pesos a 390 mil. Los demás, como el Tiguan, Touareg y Pasat, casi no se comercializaban en la provincia, y las camionetas, al ser vehículos utilitarios no son alcanzadas por la medida como el modelo Amarok, que es uno de los más vendidos y de industria nacional. “La gente que hoy apunta a la alta gama está especulando qué va a pasar. Es hasta que la gente lo asuma y sepa que tiene que pagar los vehículos a ese valor. Se frena obviamente la demanda de estos autos, pero en nuestro caso no nos afecta, ya que el mayor volumen de ventas del concesionario no es esta clase de vehículos”, indicó Claudio Gorostidi.
Autos-alta-gama
Afectados
“Muchas operaciones que teníamos con los precios anteriores se cayeron, la medida nos está golpeando aproximadamente en un 15%”, comentó Cristian Danielli, de Alianz. Los modelos que están alcanzados por el impuesto son la RAV 4, el Camry, la Landcruiser Prado, y el Toyota 86. “La RAV 4 siempre había estado primera en su mercado desde su introducción en el país en 1997. Algunas versiones de este vehículo han aumentado en un 60%, mientras que la versión básica ascendió un 25%, y quedó en unos 55 mil dólares, cuando antes valía 43 mil dólares. Éste es el vehículo que antes tenía hasta tres meses en lista de espera y que ahora directamente no se vende”, contó.
Reconoció que si bien hay clientes nuevos que han decidido consultar y a los que se les han hecho presupuestos, las ventas se pararon. “La Hilux y el Corolla no están alcanzados por el impuesto. Eso representa para nosotros el 45% de la facturación y el 20% respectivamente”, agregó.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

El impuesto a los autos de alta gama no afectó las ventas


El impuesto a los automóviles de alta gama ya comenzó a regir a partir del 1 de enero y según la mayoría de las concesionarias de la capital no afectó las ventas, ya que el grueso de facturación se da con los autos de gama media. Aun así, aseguran que hay incertidumbre entre los clientes.
“A nosotros el impuesto no nos ha afectado demasiado ya que los autos donde se aplica son de alta gama. Son importados y no tenemos mucho en stock de esos vehículos, las ventas se hacían a pedido y con otros plazos. Se comercializaban poco ya de antes, ya que eran para clientes muy particulares”, explicó Javier Almazan, vendedor en Glamour Peugeot.
En esta marca, los automóviles alcanzados por el tributo son el 4008, 508, 308 CC, y la Cupé RCZ. “No hay pedidos habitualmente de esos vehículos. La realidad es que han aumentado su valor bastante, por ejemplo un 4008, de 300 mil pesos pasó a valer 430 mil”, agregó. Aunque destacó que, quien estaba dispuesto a adquirir este rodado, también lo estará con el nuevo costo, pero quizás lo pensará dos veces.

Con el impuesto, el precio de los alta gama subió en algunos casos hasta 100 mil pesos.



“En nuestro caso particular, los clientes de ese segmento de autos ya saben lo que quieren, es difícil poder ofrecerle un producto distinto al que están buscando, porque generalmente están acostumbrados a ese tipo de vehículos. El que busca eso no se inclina por otro tipo de auto”, contó.
La diferencia en el costo entre autos de gama media y alta es significativa, los primeros tienen un precio promedio de 170 mil, mientras que los segundos oscilan en los 400 mil.
En Autos Mediterráneos explicaron que allí el único modelo que los podría afectar por el impuestazo es el Vento 2.0, que pasó de 280 mil pesos a 390 mil. Los demás, como el Tiguan, Touareg y Pasat, casi no se comercializaban en la provincia, y las camionetas, al ser vehículos utilitarios no son alcanzadas por la medida como el modelo Amarok, que es uno de los más vendidos y de industria nacional. “La gente que hoy apunta a la alta gama está especulando qué va a pasar. Es hasta que la gente lo asuma y sepa que tiene que pagar los vehículos a ese valor. Se frena obviamente la demanda de estos autos, pero en nuestro caso no nos afecta, ya que el mayor volumen de ventas del concesionario no es esta clase de vehículos”, indicó Claudio Gorostidi.
Autos-alta-gama
Afectados
“Muchas operaciones que teníamos con los precios anteriores se cayeron, la medida nos está golpeando aproximadamente en un 15%”, comentó Cristian Danielli, de Alianz. Los modelos que están alcanzados por el impuesto son la RAV 4, el Camry, la Landcruiser Prado, y el Toyota 86. “La RAV 4 siempre había estado primera en su mercado desde su introducción en el país en 1997. Algunas versiones de este vehículo han aumentado en un 60%, mientras que la versión básica ascendió un 25%, y quedó en unos 55 mil dólares, cuando antes valía 43 mil dólares. Éste es el vehículo que antes tenía hasta tres meses en lista de espera y que ahora directamente no se vende”, contó.
Reconoció que si bien hay clientes nuevos que han decidido consultar y a los que se les han hecho presupuestos, las ventas se pararon. “La Hilux y el Corolla no están alcanzados por el impuesto. Eso representa para nosotros el 45% de la facturación y el 20% respectivamente”, agregó.
 

Logín