eldiariodelarepublica.com
La campaña viene despareja

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

La campaña viene despareja

Por


Las lluvias de diciembre no fueron parejas ni tan oportunas para todas las zonas agrícolas de San Luis. En algunas áreas, las escasas precipitaciones sumado a las altas temperaturas, afectaron negativamente a los cultivos, lo que se ve reflejado en su regular a mala condición.
Así lo reveló el último informe de la Red de Información Agrícola Nacional (RIAN), que en San Luis dirige el técnico del INTA, Ricardo Rivarola, el que sin embargo advirtió que hay zonas con ocurrencia de lluvias de importancia que favorecieron el normal desarrollo de los cultivos.Nota 1 (1)
Para lo que queda de enero, el técnico dijo que es normal esperar altas temperaturas: "Esto hará necesario aportes hídricos para que los cultivos afronten en buenas condiciones sus periodos críticos, como el caso de maíces tempranos y girasoles".
Los lotes de soja relevados mostraron presencia de orugas defoliadoras (Loxostege bifidalis), en umbrales propicios para realizar las aplicaciones correspondientes, así como lotes con escapes de cardo ruso y yuyo colorado (Amaranthus palmieri) con desarrollos de planta que hacen muy difícil su control.
Para este caso, Rivarola recalcó la importancia de realizar los barbechos en tiempo y forma y los controles tempranos, que hacen más eficiente el manejo de las malezas en los cultivos.Nota 1 (2)
El diciembre más caliente
Tomas Olivera, asesor técnico de la zona Quines-Candelaria, reveló que diciembre fue el más cálido desde el año 1998, con 26 días que superaron los 32ºC y 10 días con temperatura superior a los 40ºC.
Las temperaturas fueron, la mínima promedio 17,7ºC, con una media de 25ºC y una máxima promedio de 31,7ºC.
Las lluvias del mes fueron de 75 milímetros, un 15% menos que el promedio histórico, y el total del año 2013 fue de 460 milímetros, un 10% menos que el promedio de la región.
En ese corredor productivo completaron la cosecha de trigo con rendimientos muy irregulares. Los lotes buenos tuvieron rindes de 5.500 a 6.000 kilos por hectárea y otros muy bajos, con 2.000 a 2.500 kilos.
Las heladas de fines de setiembre y principios de octubre perjudicaron particularmente a los lotes con siembras tardías.
La cosecha de garbanzo fue también irregular con lotes muy bajos, de 500 kilos por hectárea y otros que llegaron a los 1.800 kilos. Las mismas condiciones climáticas afectaron considerablemente al cultivo.
El maíz de primera está con buena evolución ya que las temperaturas de octubre y noviembre los favorecieron bastante, aunque diciembre lo frenó parcialmente, describió Olivera.Nota 1 (3)
El algodón también muestra buena evolución en general, ya que las altas temperaturas lo ayudan a evolucionar rápidamente.
El girasol confitero comenzará a cosecharse en enero con una expectativa de rindes algo bajos, sobre todo para los lotes sembrados más temprano debido a los fríos de primavera.
Los lotes de soja evolucionan bien y se completó el área de siembra de alrededor de 3.000 hectáreas.
Menos siembra en el Valle del Conlara
Marcelo Bongiovanni, asesor privado de la zona del Valle del Conlara, recordó que el arranque de las lluvias en la primavera fue muy bueno en la mayor parte de la zona, con registros que oscilaron entre los 150 y 200 milímetros durante octubre y noviembre.
Pero en diciembre los registros cayeron abruptamente respecto de la media histórica de la zona (120 milímetros), con valores entre los 15 y los 30 milímetros: "Sumado a esto hay que resaltar las altas temperaturas ocurridas durante el mes".
Bongiovanni indicó que los lotes agrícolas con buen manejo, presentaron valores de agua útil en el suelo que oscilan entre 180 a 240 milímetros en los 2 metros de suelo (a fin de diciembre), lo que permitió realizar las siembras en fecha óptima.
Distinta fue la situación de aquellos lotes que se alquilaron tarde, con una alta densidad de malezas, como Rama Negra, que se consumieron las reservas hídricas del suelo. Muchos lotes permanecían sin sembrar a fin de diciembre.
El comienzo del nuevo año, agregó el técnico, trajo importantes lluvias, de 40 a 100 milímetros, que aliviaron la situación y permitirán terminar con la siembra.
Bongiovanni también reveló que por condiciones económicas y climáticas, en su zona se registra una disminución de un 10% de los lotes destinados a cultivos agrícolas, comparado con campañas anteriores
En el Valle del Conlara, la soja de primera y segunda tenía un avance del 90 por ciento al terminar el año. El 60% se implantó en noviembre y el resto en diciembre. Todos están con estado regular a bueno y la sanidad de buena a muy buena
Se observaron algunos ataques aislados de orugas defoliadoras (medidora y bolillera) y tucuras, con pérdidas por debajo del umbral de daño económico.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

La campaña viene despareja


Las lluvias de diciembre no fueron parejas ni tan oportunas para todas las zonas agrícolas de San Luis. En algunas áreas, las escasas precipitaciones sumado a las altas temperaturas, afectaron negativamente a los cultivos, lo que se ve reflejado en su regular a mala condición.
Así lo reveló el último informe de la Red de Información Agrícola Nacional (RIAN), que en San Luis dirige el técnico del INTA, Ricardo Rivarola, el que sin embargo advirtió que hay zonas con ocurrencia de lluvias de importancia que favorecieron el normal desarrollo de los cultivos.Nota 1 (1)
Para lo que queda de enero, el técnico dijo que es normal esperar altas temperaturas: "Esto hará necesario aportes hídricos para que los cultivos afronten en buenas condiciones sus periodos críticos, como el caso de maíces tempranos y girasoles".
Los lotes de soja relevados mostraron presencia de orugas defoliadoras (Loxostege bifidalis), en umbrales propicios para realizar las aplicaciones correspondientes, así como lotes con escapes de cardo ruso y yuyo colorado (Amaranthus palmieri) con desarrollos de planta que hacen muy difícil su control.
Para este caso, Rivarola recalcó la importancia de realizar los barbechos en tiempo y forma y los controles tempranos, que hacen más eficiente el manejo de las malezas en los cultivos.Nota 1 (2)
El diciembre más caliente
Tomas Olivera, asesor técnico de la zona Quines-Candelaria, reveló que diciembre fue el más cálido desde el año 1998, con 26 días que superaron los 32ºC y 10 días con temperatura superior a los 40ºC.
Las temperaturas fueron, la mínima promedio 17,7ºC, con una media de 25ºC y una máxima promedio de 31,7ºC.
Las lluvias del mes fueron de 75 milímetros, un 15% menos que el promedio histórico, y el total del año 2013 fue de 460 milímetros, un 10% menos que el promedio de la región.
En ese corredor productivo completaron la cosecha de trigo con rendimientos muy irregulares. Los lotes buenos tuvieron rindes de 5.500 a 6.000 kilos por hectárea y otros muy bajos, con 2.000 a 2.500 kilos.
Las heladas de fines de setiembre y principios de octubre perjudicaron particularmente a los lotes con siembras tardías.
La cosecha de garbanzo fue también irregular con lotes muy bajos, de 500 kilos por hectárea y otros que llegaron a los 1.800 kilos. Las mismas condiciones climáticas afectaron considerablemente al cultivo.
El maíz de primera está con buena evolución ya que las temperaturas de octubre y noviembre los favorecieron bastante, aunque diciembre lo frenó parcialmente, describió Olivera.Nota 1 (3)
El algodón también muestra buena evolución en general, ya que las altas temperaturas lo ayudan a evolucionar rápidamente.
El girasol confitero comenzará a cosecharse en enero con una expectativa de rindes algo bajos, sobre todo para los lotes sembrados más temprano debido a los fríos de primavera.
Los lotes de soja evolucionan bien y se completó el área de siembra de alrededor de 3.000 hectáreas.
Menos siembra en el Valle del Conlara
Marcelo Bongiovanni, asesor privado de la zona del Valle del Conlara, recordó que el arranque de las lluvias en la primavera fue muy bueno en la mayor parte de la zona, con registros que oscilaron entre los 150 y 200 milímetros durante octubre y noviembre.
Pero en diciembre los registros cayeron abruptamente respecto de la media histórica de la zona (120 milímetros), con valores entre los 15 y los 30 milímetros: "Sumado a esto hay que resaltar las altas temperaturas ocurridas durante el mes".
Bongiovanni indicó que los lotes agrícolas con buen manejo, presentaron valores de agua útil en el suelo que oscilan entre 180 a 240 milímetros en los 2 metros de suelo (a fin de diciembre), lo que permitió realizar las siembras en fecha óptima.
Distinta fue la situación de aquellos lotes que se alquilaron tarde, con una alta densidad de malezas, como Rama Negra, que se consumieron las reservas hídricas del suelo. Muchos lotes permanecían sin sembrar a fin de diciembre.
El comienzo del nuevo año, agregó el técnico, trajo importantes lluvias, de 40 a 100 milímetros, que aliviaron la situación y permitirán terminar con la siembra.
Bongiovanni también reveló que por condiciones económicas y climáticas, en su zona se registra una disminución de un 10% de los lotes destinados a cultivos agrícolas, comparado con campañas anteriores
En el Valle del Conlara, la soja de primera y segunda tenía un avance del 90 por ciento al terminar el año. El 60% se implantó en noviembre y el resto en diciembre. Todos están con estado regular a bueno y la sanidad de buena a muy buena
Se observaron algunos ataques aislados de orugas defoliadoras (medidora y bolillera) y tucuras, con pérdidas por debajo del umbral de daño económico.
 

Logín