eldiariodelarepublica.com
El abogado acusado por falsificación dice ser inocente

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

El abogado acusado por falsificación dice ser inocente


Marcelo Escudero Gauna dice que está irritado y dolido, porque es sospechoso de un delito que nunca cometió, falsificar instrumentos públicos. “Soy inocente de lo que me acusan. Trabajo casos grandes, importantes. Sospecho que (la denuncia) puede venir por ahí. El año pasado tuve un ‘apriete’ de la Policía, cuando me llevaron a la División Delitos con mi auto, porque presuntamente estaba en condiciones irregulares. Hice ir a un perito verificador, constataron que todo estaba bien y me pidieron disculpas. Por mi trabajo, he pedido y estado en allanamientos. Y nunca vi el despliegue policial que hubo (el viernes), cuando allanaron mi estudio. Creo que la Justicia ha actuado de modo corporativo. Y el Colegio de Abogados, que debía notificarse y autorizar la medida, porque allanaban el estudio de un colegiado, estuvo ausente. Me sentí desprotegido”, aseveró ayer el abogado en una charla con El Diario de la República en su casa, en Juana Koslay.
Escudero Gauna quiso dejar en claro algunos puntos. Uno es que, si bien el juez Agustín Ruta había librado una orden para requisar su oficina –ubicada en 9 de Julio 1118–, su domicilio particular y un automóvil suyo, la medida sólo se ejecutó en el bufete.
Confirmó que allí la Policía encontró siete expedientes completos, pero dijo que no todos son tramitados en los juzgados Penales de la Primera Circunscripción, tal como había manifestado una fuente. Afirmó que los documentos estaban allí porque los había pedido en préstamo, y que es normal que en las oficinas de los abogados queden expedientes. De la suya se llevaron documentación, cuadernos con apuntes y soporte informático, que será sometido a pericias.
“Uno de los expedientes, que se traspapeló en mi estudio y tuvo que reconstruirse, es del incidente de una causa penal tramitada en el Juzgado de Concarán. Lo retiré para certificar unas copias. Como tenemos una Justicia absolutamente lenta, o bien me olvidé de devolverlo y la secretaria ordenó la reconstrucción. Lo dieron por perdido, pero la secretaria nunca me notificó que no lo encontraba. Que el expediente estuviera en mi poder, que se me haya traspapelado, me perjudica por una cuestión procesal, porque me interesa que avance”, explicó.
“Hay otros por sucesión –continuó– que son tramitados en la Justicia Civil. Los pedí en préstamo, y mientras la clienta me traía documentación, empecé a trabajar. Me encontró el fin de año y quedaron ahí, en el estudio. Pero no es que los retuve. Aunque nadie lo diga, es muy común que los expedientes se presten para analizar en el estudio. Todos los abogados tenemos expedientes en nuestros estudios, pero no es que los robemos. Te dan un plazo de dos horas, pero es imposible trabajarlo en ese tiempo. Diciembre fue un mes de mucha tarea, me aboqué a otras causas y no a devolver el expediente con el escrito que correspondía”.
Marcelo-Escudero-Gauna
Se incautaron también de dos sumarios de Juzgados de Paz, para iniciar ejecución de honorarios. El sexto es por una sucesión, de un Juzgado de Paz. “Retiré ese expediente porque el decretante no sabía cómo ordenar. Le dije que yo lo llevaba al estudio y armaba un esbozo”, explicó. Y el séptimo es de una causa familiar, del Juzgado Civil Nº 2”, precisó. Es por una división de bienes, en la que litiga contra su padre.
Según fuentes judiciales, Escudero Gauna llevó el 26 de diciembre dos oficios apócrifos. Refirieron que uno estaba vinculado a una causa que lleva adelante el Juzgado del Crimen Nº 3, en la que se investiga a un hombre por abuso. Y el otro es por estafa. Ambos imputados son defendidos por el abogado.
“Quiero aclarar que mis dos clientes están en libertad. Uno de ellos –el sospechoso por estafas–, tiene una causa en Villa Mercedes y otra acá en San Luis, que es de 2006. Yo intervengo sólo en este último expediente. Obtuve una sentencia favorable, un sobreseimiento del Juzgado del Crimen Nº 1 de San Luis”, dijo.
Explicó que el 16 de diciembre de 2013, la jueza Carina Gregoraschuk emitió una resolución con la prescripción de la acción. Y que el 18 libraron los oficios. “Aquí empiezan a ensuciar mi nombre de modo gratuito. Fui el 24 de diciembre, no el 26 de diciembre, como dijeron, a llevar copia de esa sentencia y del oficio librado al Registro Nacional de Reincidencia y a Convenio Policial Argentino. Mostré, además, mi credencial, para que vieran quién presentaba la documentación. Es decir, no estuve en Jefatura el día 26, no llevé copias de dos oficios apócrifos de dos causas distintas. Las copias que llevé son en relación al caso de este cliente investigado por estafa, pero yo nada tengo que ver con el expediente que tienen en Villa Mercedes, que es el que mencionaron y en el que nunca intervine”, reiteró.
Aseveró que ese día no llevó a la central de Policía ninguna documentación sobre el caso del presunto abusador. “A ese cliente hace años que no lo veo. No está detenido. Hay un pedido de captura sobre él, de modo que es imposible que haya intentado lograr su libertad presentando un oficio ‘trucho’, ya que está libre’”, razonó. Y aclaró que el imputado no está sospechado de ultrajar a su hija, sino a una menor de edad que es hija de su ex pareja, quien lo denunció después de que se separaron.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

El abogado acusado por falsificación dice ser inocente


Marcelo Escudero Gauna dice que está irritado y dolido, porque es sospechoso de un delito que nunca cometió, falsificar instrumentos públicos. “Soy inocente de lo que me acusan. Trabajo casos grandes, importantes. Sospecho que (la denuncia) puede venir por ahí. El año pasado tuve un ‘apriete’ de la Policía, cuando me llevaron a la División Delitos con mi auto, porque presuntamente estaba en condiciones irregulares. Hice ir a un perito verificador, constataron que todo estaba bien y me pidieron disculpas. Por mi trabajo, he pedido y estado en allanamientos. Y nunca vi el despliegue policial que hubo (el viernes), cuando allanaron mi estudio. Creo que la Justicia ha actuado de modo corporativo. Y el Colegio de Abogados, que debía notificarse y autorizar la medida, porque allanaban el estudio de un colegiado, estuvo ausente. Me sentí desprotegido”, aseveró ayer el abogado en una charla con El Diario de la República en su casa, en Juana Koslay.
Escudero Gauna quiso dejar en claro algunos puntos. Uno es que, si bien el juez Agustín Ruta había librado una orden para requisar su oficina –ubicada en 9 de Julio 1118–, su domicilio particular y un automóvil suyo, la medida sólo se ejecutó en el bufete.
Confirmó que allí la Policía encontró siete expedientes completos, pero dijo que no todos son tramitados en los juzgados Penales de la Primera Circunscripción, tal como había manifestado una fuente. Afirmó que los documentos estaban allí porque los había pedido en préstamo, y que es normal que en las oficinas de los abogados queden expedientes. De la suya se llevaron documentación, cuadernos con apuntes y soporte informático, que será sometido a pericias.
“Uno de los expedientes, que se traspapeló en mi estudio y tuvo que reconstruirse, es del incidente de una causa penal tramitada en el Juzgado de Concarán. Lo retiré para certificar unas copias. Como tenemos una Justicia absolutamente lenta, o bien me olvidé de devolverlo y la secretaria ordenó la reconstrucción. Lo dieron por perdido, pero la secretaria nunca me notificó que no lo encontraba. Que el expediente estuviera en mi poder, que se me haya traspapelado, me perjudica por una cuestión procesal, porque me interesa que avance”, explicó.
“Hay otros por sucesión –continuó– que son tramitados en la Justicia Civil. Los pedí en préstamo, y mientras la clienta me traía documentación, empecé a trabajar. Me encontró el fin de año y quedaron ahí, en el estudio. Pero no es que los retuve. Aunque nadie lo diga, es muy común que los expedientes se presten para analizar en el estudio. Todos los abogados tenemos expedientes en nuestros estudios, pero no es que los robemos. Te dan un plazo de dos horas, pero es imposible trabajarlo en ese tiempo. Diciembre fue un mes de mucha tarea, me aboqué a otras causas y no a devolver el expediente con el escrito que correspondía”.
Marcelo-Escudero-Gauna
Se incautaron también de dos sumarios de Juzgados de Paz, para iniciar ejecución de honorarios. El sexto es por una sucesión, de un Juzgado de Paz. “Retiré ese expediente porque el decretante no sabía cómo ordenar. Le dije que yo lo llevaba al estudio y armaba un esbozo”, explicó. Y el séptimo es de una causa familiar, del Juzgado Civil Nº 2”, precisó. Es por una división de bienes, en la que litiga contra su padre.
Según fuentes judiciales, Escudero Gauna llevó el 26 de diciembre dos oficios apócrifos. Refirieron que uno estaba vinculado a una causa que lleva adelante el Juzgado del Crimen Nº 3, en la que se investiga a un hombre por abuso. Y el otro es por estafa. Ambos imputados son defendidos por el abogado.
“Quiero aclarar que mis dos clientes están en libertad. Uno de ellos –el sospechoso por estafas–, tiene una causa en Villa Mercedes y otra acá en San Luis, que es de 2006. Yo intervengo sólo en este último expediente. Obtuve una sentencia favorable, un sobreseimiento del Juzgado del Crimen Nº 1 de San Luis”, dijo.
Explicó que el 16 de diciembre de 2013, la jueza Carina Gregoraschuk emitió una resolución con la prescripción de la acción. Y que el 18 libraron los oficios. “Aquí empiezan a ensuciar mi nombre de modo gratuito. Fui el 24 de diciembre, no el 26 de diciembre, como dijeron, a llevar copia de esa sentencia y del oficio librado al Registro Nacional de Reincidencia y a Convenio Policial Argentino. Mostré, además, mi credencial, para que vieran quién presentaba la documentación. Es decir, no estuve en Jefatura el día 26, no llevé copias de dos oficios apócrifos de dos causas distintas. Las copias que llevé son en relación al caso de este cliente investigado por estafa, pero yo nada tengo que ver con el expediente que tienen en Villa Mercedes, que es el que mencionaron y en el que nunca intervine”, reiteró.
Aseveró que ese día no llevó a la central de Policía ninguna documentación sobre el caso del presunto abusador. “A ese cliente hace años que no lo veo. No está detenido. Hay un pedido de captura sobre él, de modo que es imposible que haya intentado lograr su libertad presentando un oficio ‘trucho’, ya que está libre’”, razonó. Y aclaró que el imputado no está sospechado de ultrajar a su hija, sino a una menor de edad que es hija de su ex pareja, quien lo denunció después de que se separaron.
 

Logín