eldiariodelarepublica.com
Caso Miranda: Patricia dijo que alzó a Matías y se le cayó

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Caso Miranda: Patricia dijo que alzó a Matías y se le cayó


Había un par de razones para suponer que las lesiones que tenía el cuerpo de Matías Miranda, los traumatismos que contribuyeron a su muerte, no tenían su raíz en un accidente doméstico. Podían ser el resultado de una fuerte caída o hasta de golpes de puño. Por este último punto y algunos testimonios en su contra, muchos apuntaron al padrastro del niño de un año y ocho meses. Pero, ahora, la declaración de Patricia, la madre del bebé, podría tal vez darle lugar a la primera posibilidad. La mujer dijo que el nene se le escapó de los brazos y cayó al suelo, pero que todo fue un accidente.
Patricia fue citada la mañana del viernes a la sala del Juzgado de Instrucción Nº 1. El día anterior, mientras era interrogado otro testigo y la médica forense ratificaba la necropsia, ella era sometida a un análisis psiquiátrico, para saber si estaría en condiciones de declarar. Por lo menos, parece ser que el estudio resultó positivo en ese interrogante.

El juez tiene hasta la noche del miércoles para determinar la situación de García.



Según una fuente que presenció el testimonio de la mujer, la mañana del 1º de enero, Matías se despertó cerca de las 9. La noche anterior habían recibido el 2014 junto a sus suegros. Sacaron mesas y sillas a la vereda, de Berrondo 975, y cenaron a la espera de la medianoche. Ella y su pareja fueron los últimos en retirarse de la mesa, como a las 5.
Cuando el pequeño se levantó, su padrastro también lo hizo. El hombre le abrió la puerta al chico para que saliera a jugar y él volvió a la cama.
Después de una hora, el menor regresó a la casa. Si bien había circulado una fuerte versión que sostenía que Patricia había contado que su hijo tropezó con un sobrenivel que hay en el piso de la vivienda, la joven de 20 años frente al juez sólo dijo que se despertó porque escuchó a la criatura llorar. Tal vez porque estaba en el suelo pudo suponer que tropezó al pasar por una pequeña lomada, de unos cinco centímetros, rota en una parte y sin revocar, que hay en la entrada de su habitación.
En realidad, el fuerte sonido los despertó a los dos, a Patricia y Juan Alberto. Ella le decía “andá vos” y el otro le replicaba “No, andá vos. Es tu hijo”. Entonces, fue ella a asistirlo.
Lo levantó y, cuando lo cargaba, el nene giró hacia el lado contrario de la madre y se dio vuelta con todo el peso de su cuerpo. La joven no pudo agarrarlo, cayó. De acuerdo a la estatura que tiene ella, el chico cayó, a no menos, de 1,20 metro de altura. “Fue un accidente”, habría tratado de explicar ante el magistrado.
Después de eso, le preparó leche para calmarlo. Pensó que, como ya no lloraba, ni mostraba dolencia, su hijo estaba bien y lo recostó en su cama, donde también dormía su pareja. Le dejó la mamadera en las manos para que solo la terminara, como había hecho muchas veces.
Tribunales-Mercedes
Al rato, García se levantó y decidieron preparar algo para comer. Por lo que dijo Patricia, él fue a comprar mercadería para hacer unos sándwiches y, al volver, los prepararon.
Cuando estuvo lista la comida, él fue a despertar a su hijastro. Ahí fue cuando notó que el pequeño no reaccionaba, no tenía signos vitales. Trató de reanimarlo, pero no hubo caso.
Ante la desesperación, un vecino que se enteró de lo que pasaba, ofreció su auto para llevar al niño al hospital. Hasta allí llega la versión de la muchacha ante el juez Alfredo Cuello.
Además de Miranda, también declararon algunos testigos que ya lo habían hecho en la Comisaría 9ª. La defensa decidió, al final, no presentar a su segundo testigo, un comerciante del barrio donde vive su cliente, Plan Lote Eva Perón. “Consideré que no tenía mucho caso, mi defendido trabajaba todo el día y mucho contacto con los vecinos no tenía”, argumentó el abogado, Darío Alonso.
Para hoy está previsto que hablen otras personas, citadas por el Juzgado. De acuerdo a lo que adelantó el representante del sospechoso, por su parte, ya no presentarían pruebas ni testigos. Confía, más que nunca, que su defendido saldrá libre.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Caso Miranda: Patricia dijo que alzó a Matías y se le cayó


Había un par de razones para suponer que las lesiones que tenía el cuerpo de Matías Miranda, los traumatismos que contribuyeron a su muerte, no tenían su raíz en un accidente doméstico. Podían ser el resultado de una fuerte caída o hasta de golpes de puño. Por este último punto y algunos testimonios en su contra, muchos apuntaron al padrastro del niño de un año y ocho meses. Pero, ahora, la declaración de Patricia, la madre del bebé, podría tal vez darle lugar a la primera posibilidad. La mujer dijo que el nene se le escapó de los brazos y cayó al suelo, pero que todo fue un accidente.
Patricia fue citada la mañana del viernes a la sala del Juzgado de Instrucción Nº 1. El día anterior, mientras era interrogado otro testigo y la médica forense ratificaba la necropsia, ella era sometida a un análisis psiquiátrico, para saber si estaría en condiciones de declarar. Por lo menos, parece ser que el estudio resultó positivo en ese interrogante.

El juez tiene hasta la noche del miércoles para determinar la situación de García.



Según una fuente que presenció el testimonio de la mujer, la mañana del 1º de enero, Matías se despertó cerca de las 9. La noche anterior habían recibido el 2014 junto a sus suegros. Sacaron mesas y sillas a la vereda, de Berrondo 975, y cenaron a la espera de la medianoche. Ella y su pareja fueron los últimos en retirarse de la mesa, como a las 5.
Cuando el pequeño se levantó, su padrastro también lo hizo. El hombre le abrió la puerta al chico para que saliera a jugar y él volvió a la cama.
Después de una hora, el menor regresó a la casa. Si bien había circulado una fuerte versión que sostenía que Patricia había contado que su hijo tropezó con un sobrenivel que hay en el piso de la vivienda, la joven de 20 años frente al juez sólo dijo que se despertó porque escuchó a la criatura llorar. Tal vez porque estaba en el suelo pudo suponer que tropezó al pasar por una pequeña lomada, de unos cinco centímetros, rota en una parte y sin revocar, que hay en la entrada de su habitación.
En realidad, el fuerte sonido los despertó a los dos, a Patricia y Juan Alberto. Ella le decía “andá vos” y el otro le replicaba “No, andá vos. Es tu hijo”. Entonces, fue ella a asistirlo.
Lo levantó y, cuando lo cargaba, el nene giró hacia el lado contrario de la madre y se dio vuelta con todo el peso de su cuerpo. La joven no pudo agarrarlo, cayó. De acuerdo a la estatura que tiene ella, el chico cayó, a no menos, de 1,20 metro de altura. “Fue un accidente”, habría tratado de explicar ante el magistrado.
Después de eso, le preparó leche para calmarlo. Pensó que, como ya no lloraba, ni mostraba dolencia, su hijo estaba bien y lo recostó en su cama, donde también dormía su pareja. Le dejó la mamadera en las manos para que solo la terminara, como había hecho muchas veces.
Tribunales-Mercedes
Al rato, García se levantó y decidieron preparar algo para comer. Por lo que dijo Patricia, él fue a comprar mercadería para hacer unos sándwiches y, al volver, los prepararon.
Cuando estuvo lista la comida, él fue a despertar a su hijastro. Ahí fue cuando notó que el pequeño no reaccionaba, no tenía signos vitales. Trató de reanimarlo, pero no hubo caso.
Ante la desesperación, un vecino que se enteró de lo que pasaba, ofreció su auto para llevar al niño al hospital. Hasta allí llega la versión de la muchacha ante el juez Alfredo Cuello.
Además de Miranda, también declararon algunos testigos que ya lo habían hecho en la Comisaría 9ª. La defensa decidió, al final, no presentar a su segundo testigo, un comerciante del barrio donde vive su cliente, Plan Lote Eva Perón. “Consideré que no tenía mucho caso, mi defendido trabajaba todo el día y mucho contacto con los vecinos no tenía”, argumentó el abogado, Darío Alonso.
Para hoy está previsto que hablen otras personas, citadas por el Juzgado. De acuerdo a lo que adelantó el representante del sospechoso, por su parte, ya no presentarían pruebas ni testigos. Confía, más que nunca, que su defendido saldrá libre.
 

Logín