eldiariodelarepublica.com
Por la falta de limpieza, hay un nuevo basural en la zona sur

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Por la falta de limpieza, hay un nuevo basural en la zona sur


BasuralSobre la calle Granadero Fernando Alcaraz, entre Salvador Segado y José Maldonado, hay un nuevo basural que cada día crece más en extensión. Quien pase por los barrios El Lince y El Hornero, verá escombros, bolsas y residuos de todo tipo, agrupados en montones o dispersos por los terrenos baldíos. Los vecinos dan dos razones del porqué de la acumulación de desechos: un deficiente servicio municipal que no retira a diario la basura de cada hogar y la mala costumbre de algunas personas ajenas a la zona que tiran sus despojos en los espacios libres.
“Aunque sea verano se trabaja al ciento por ciento con los camiones, sucede que la recolección se planifica pésimamente”, dijo Alejandro Sosa, secretario general del gremio de trabajadores de la Intendencia puntana y concejal de Compromiso Federal.
El servicio cuenta con unos 9 vehículos encargados de ir por los barrios. Sosa afirmó que quienes recogen las bolsas no tienen la culpa de que no haya un plan claro de trabajo en la gestión municipal y de que no se los capacite como es debido. También agregó que en el mandato anterior, de Alicia Lemme, la tarea contaba con supervisores que revisaban cuadra a cuadra que la ciudad quedara libre de suciedad.

"La recolección se hace, no es que falte personal. Sucede que falla la gestión municipal"



El concejal recomendó a los vecinos que traten de sacar los desechos en empaques de supermercado o en los tradicionales de color negro, para no confundir a los recolectores que suelen dejar las bolsas demasiado grandes y todo aquello que no esté embalado. El edil argumentó que también hay otros tipos de camiones que juntan los residuos más pesados, pero no sabría decir con precisión la frecuencia en que pasan porque desconoce los pormenores.
Por cada camión hay tres empleados municipales. Según Sosa esto es así porque los mismos trabajadores se opusieron a una directiva municipal que pretendía que, de ser necesario, fueran dos o incluso uno los encargados de prestar el servicio en un rango de cobertura de más de un barrio. “Es hasta inhumano”, manifestó el edil.
Los reclamos
Un matrimonio del barrio El Hornero afirmó que desde el día 23 del mes pasado tuvieron frente a su casa una bolsa de alimento para perros que habían utilizado como contenedor y que los recolectores no llevaron hasta hace dos días. “Cuidamos que no se amontonen los residuos, por eso a veces dejamos que mi hija los traslade a La Punta. Porque allá sí los levanta el camión”, dijo Roque. En esta oportunidad el matrimonio optó por esperar a los basureros y pedirles que cumplieran con la prestación.
Analía, quien vive con su pequeña hija en el Pasaje Maldonado, contó que el basural de la calle Granadero Fernando Alcaraz data de no hace mucho, ya que antes no se veía “tanta mugre”.
Para los vecinos de El Lince es diferente, porque el predio que linda con la calle Florencio Varela es usado constantemente de depósito de desechos, animales muertos e incluso sirve como escondite de objetos robados. “Lo limpian pero a los 15 o 20 días está igual de sucio”, indicó Roberto, y manifestó que la culpa es de quienes tiran basura donde no deben.
En la zona sur de la ciudad también están disconformes con la limpieza de las calles, ya que con cada lluvia se acumula arena junto a los cordones y aún no fue retirada.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Por la falta de limpieza, hay un nuevo basural en la zona sur


BasuralSobre la calle Granadero Fernando Alcaraz, entre Salvador Segado y José Maldonado, hay un nuevo basural que cada día crece más en extensión. Quien pase por los barrios El Lince y El Hornero, verá escombros, bolsas y residuos de todo tipo, agrupados en montones o dispersos por los terrenos baldíos. Los vecinos dan dos razones del porqué de la acumulación de desechos: un deficiente servicio municipal que no retira a diario la basura de cada hogar y la mala costumbre de algunas personas ajenas a la zona que tiran sus despojos en los espacios libres.
“Aunque sea verano se trabaja al ciento por ciento con los camiones, sucede que la recolección se planifica pésimamente”, dijo Alejandro Sosa, secretario general del gremio de trabajadores de la Intendencia puntana y concejal de Compromiso Federal.
El servicio cuenta con unos 9 vehículos encargados de ir por los barrios. Sosa afirmó que quienes recogen las bolsas no tienen la culpa de que no haya un plan claro de trabajo en la gestión municipal y de que no se los capacite como es debido. También agregó que en el mandato anterior, de Alicia Lemme, la tarea contaba con supervisores que revisaban cuadra a cuadra que la ciudad quedara libre de suciedad.

"La recolección se hace, no es que falte personal. Sucede que falla la gestión municipal"



El concejal recomendó a los vecinos que traten de sacar los desechos en empaques de supermercado o en los tradicionales de color negro, para no confundir a los recolectores que suelen dejar las bolsas demasiado grandes y todo aquello que no esté embalado. El edil argumentó que también hay otros tipos de camiones que juntan los residuos más pesados, pero no sabría decir con precisión la frecuencia en que pasan porque desconoce los pormenores.
Por cada camión hay tres empleados municipales. Según Sosa esto es así porque los mismos trabajadores se opusieron a una directiva municipal que pretendía que, de ser necesario, fueran dos o incluso uno los encargados de prestar el servicio en un rango de cobertura de más de un barrio. “Es hasta inhumano”, manifestó el edil.
Los reclamos
Un matrimonio del barrio El Hornero afirmó que desde el día 23 del mes pasado tuvieron frente a su casa una bolsa de alimento para perros que habían utilizado como contenedor y que los recolectores no llevaron hasta hace dos días. “Cuidamos que no se amontonen los residuos, por eso a veces dejamos que mi hija los traslade a La Punta. Porque allá sí los levanta el camión”, dijo Roque. En esta oportunidad el matrimonio optó por esperar a los basureros y pedirles que cumplieran con la prestación.
Analía, quien vive con su pequeña hija en el Pasaje Maldonado, contó que el basural de la calle Granadero Fernando Alcaraz data de no hace mucho, ya que antes no se veía “tanta mugre”.
Para los vecinos de El Lince es diferente, porque el predio que linda con la calle Florencio Varela es usado constantemente de depósito de desechos, animales muertos e incluso sirve como escondite de objetos robados. “Lo limpian pero a los 15 o 20 días está igual de sucio”, indicó Roberto, y manifestó que la culpa es de quienes tiran basura donde no deben.
En la zona sur de la ciudad también están disconformes con la limpieza de las calles, ya que con cada lluvia se acumula arena junto a los cordones y aún no fue retirada.
 

Logín