Alicia Reina, la primera argentina en correr el Dakar | Deportes | El Diario de la República El Diario de la República
Deportes | 03-01-2014 | 08:56 | 1

Alicia Reina, la primera argentina en correr el Dakar

Correrá con una camioneta Toyota del RC Competición. "Ser la primera mujer en la carrera me llena de orgullo", dijo.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook
  • 1/3
  • 2/3
  • 3/3

Suena entusiasmada y ansiosa por arrancar un desafío único. Es Alicia Reina, la primera mujer argentina que correrá el Rally Dakar, una situación tan inédita como histórica. La primera mujer rioplatense que enfrentará a la carrera más peligrosa del mundo lo hará en una camioneta Toyota y como muchos otros, su gran ilusión pasa por completar todo el recorrido.
A pocas horas de salir a domar los duros caminos de Sudamérica, la pampeana habló mano a mano con El Diario de la República de su reto automovilístico más importante de su carrera.
"Estoy con muchas ganas de empezar a correr. Esto fue una idea de Adrián, mi esposo. A principios del año pasado me propuso hacerlo, me preguntó si me animaba, le dique que sí y empezamos a trabajar para alcanzar el presupuesto. No fue fácil porque la camioneta, el equipo y todo lo necesario son costosos, pero trabajamos con tiempo y pudimos llegar al objetivo que nos trazamos", dijo Alicia.
La piloto pampeana correrá el Dakar con una camioneta que será asistida por el RC Competición, un equipo cordobés.
"Vamos a estar bien asistidos por un equipo con mucha experiencia. La camioneta la trajeron hace unos días y tiene un andar muy bien, la estuvimos probando por distintos terrenos y respondió muy bien", contó.
Dante Pelayo será el navegante de Alicia, quien además tiene amplia experiencia como mecánico. "Dante es muy buen navegante, además conoce mucho de mecánica en este tipo de vehículos. Seguro voy a ayudarlo, pero estoy tranquila porque si se rompe algo que se pueda solucionar, alguna rotura, seguramente Dante lo arreglará", contó.

La camioneta que manejará Alicia Reina en el Rally Dakar lleva el número 444.


La preparación física y psicológica para este tipo de competencias es vital. Son muchos kilómetros a temperaturas muy elevadas y con etapas muy largas. Por eso el estado físico es fundamental. Reina se preocupó por ese ítem.
"Comencé a trabajar la parte física con mi coach Silvana Morales, que me entrenó todo el año. Salimos a las 6:30 de la mañana, a correr y después seguía con mi tarea laboral diaria. Luego hacíamos gimnasio. Fue muy exigente, pero es necesario", consideró.
Combinar tiempo para la familia, el hogar, el trabajo y la preparación para el Dakar no fue sencillo y Alicia Reina reveló cómo se organizó para desarrollar todo eso. "Atiendo un corralón en 25 de Mayo, que es sucursal del negocio familiar que tenemos en Catriel junto con mi hermano. Tengo mis hijas grandes, estudiando en Córdoba y eso te hace las cosas un poco más fáciles. Igual ordené mis horarios a lo largo del año y todo anduvo muy bien. Mi familia me apoya. No sólo mi esposo y mis hijas, sino también mi madre, mis sobrinos. Esto es un desafío familiar. Todos luchamos por este proyecto. Ellos lo viven con mucha emoción", manifestó.
Desafío difícil
El recorrido del Dakar es muy exigente para todos los pilotos. Reina sabe que habrá que luchar día a día para llegar a Valparaíso. "La parte norte de la Argentina la conozco bien. Es similar al Desafío de la Ruta 40 y pienso que allí podemos andar bien, sin sobresaltos. No tengo experiencia en las dunas. Eso será difícil para mí porque nunca corrí sobre esos terrenos. Pero me tengo fe, iremos viendo cómo se dan las cosas y tratar de luchar etapa a etapa. Nuestro objetivo es terminar, dar la vuelta", reveló.
"Tenemos un presupuesto acotado, no estamos para pelear adelante y por eso la gran meta es terminar", adelantó.
Sus hijas Florencia, de 21 años y Carla, de 18, junto a su esposo Adrián son el gran respaldo para Alicia. La alentaron a que se metiera en el Dakar, pero también la apoya su gente, los habitantes de Catriel y 25 de Mayo, en La Pampa, los pueblos donde vive y trabaja. "No tuvimos esponsors, hicimos las cosas a pulmón. Organizamos una rifa en la que sorteamos una camioneta. La gente la compró y también se arrimaron algunos comercios y empresas de nuestro medio", declaró.
Ser la primera argentina en correr el Dakar ya le da satisfacciones. "Me genera mucho orgullo ser la primera mujer en correrlo, no lo había pensado. Al recibir el cariño de toda la gente, vivir esto que me está pasando es maravilloso, lo tomo con felicidad. Me da mucho orgullo no sólo a mí sino también a mi familia", remarcó.
 


Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento



Mirá los comentarios
1

ISHA

03-01-2014 | 16:14:07


Alicia :MUCHA SUERTE, para esta difícil carrera