eldiariodelarepublica.com
El Gobierno y el sindicato, en una reunión clave por SanCor

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

El Gobierno y el sindicato, en una reunión clave por SanCor


El Gobierno y representantes sindicales del sector lechero se reunirán hoy para debatir sobre la demora en el salvataje financiero a la empresa cooperativa SanCor, donde están amenazadas más de 4.000 fuentes de empleo.


El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, había condicionado el otorgamiento de un crédito del Gobierno de $450 millones a que "se baje un aporte que hace el sector empresario a los sindicatos".  Buryaile dijo que el Gobierno de Mauricio Macri no está pidiendo "que echen gente ni que bajen salario" sino que "se deje sin efecto un aporte que hace el sector empresario, que está en condiciones dificilísimas".


El funcionario señaló, en declaraciones al Radio Continental, que antes de girarle el dinero a la compañía necesitan "saber cómo hacemos para que la empresa sobreviva" porque "no se trata de ponerle un respirador".


"Lo que nosotros decimos es que bajen estos costos laborales porque lo que le está pasando a SanCor le puede pasar a cualquier otra empresa", advirtió, al señalar directamente a la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea (Atilra), ya que sostuvo que "no hay ningún gremio" que reciba una cifra similar.


Para Buryaile, la industria no soporta determinados costos: "La realidad de la cadena láctea es que la industria está muy complicada en términos económicos y nosotros queremos hacer es contribuir a la sustentabilidad de la cadena láctea y lo que la cadena láctea tiene son problemas financieros o problemas económicos", mantuvo. El ministro apuntó al gremio del sector lácteo y recordó  "aparte de las contribuciones patronales, hay que poner 3.300 pesos por trabajador al sindicato"


Tras esas declaraciones, representantes de Atilra pidieron una reunión que se concretará hoy mismo con funcionarios de la alianza Cambiemos.


El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, fue otro funcionario de importancia política que se refirió a la actualidad de la empresa SanCor, que mantiene en vilo a miles de trabajadores, al abrir las sesiones ordinarias de la Legislatura provincial. "A esta hora se está definiendo el futuro de la empresa. Y SanCor no es una empresa más en crisis como cualquier otra. Yo nací en Rosario, me crié y a mis hijos con los productos de esa empresa", dijo el mandatario socialista.


Lifschitz dijo que se trata de la principal empresa de la provincia de Santa Fe, con casi 80 años de vida, más de 1.500 tamberos proveedores, 4.500 empleados directos y otros 22.000 trabajadores indirectos. SanCor es la mayor fuente trabajo privado en Santa Fe y el gobernador pretende que el auxilio financiero llegue cuanto antes para evitar el colapso total de la firma cooperativa, porque sería un desastre para varios pueblos de Santa Fe y Córdoba. 


Atilra publicó en tanto un comunicado en el que exigió que "se termine con la imprevisión, la irresponsabilidad, la ausencia de planificación y la falta de seriedad por parte de quienes dirigen los destinos de la Cooperativa".


"Aspiramos a que el puente de salvataje que tiende la entidad gremial con el Estado fructifique en una nueva oportunidad que lleve tranquilidad a nuestras familias", agregó el gremio, horas antes de reunirse con funcionarios nacionales.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

El Gobierno y el sindicato, en una reunión clave por SanCor

Preocupación. La planta de quesos de esa localidad entró en crisis y el pueblo salió a la calle.

El Gobierno y representantes sindicales del sector lechero se reunirán hoy para debatir sobre la demora en el salvataje financiero a la empresa cooperativa SanCor, donde están amenazadas más de 4.000 fuentes de empleo.


El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, había condicionado el otorgamiento de un crédito del Gobierno de $450 millones a que "se baje un aporte que hace el sector empresario a los sindicatos".  Buryaile dijo que el Gobierno de Mauricio Macri no está pidiendo "que echen gente ni que bajen salario" sino que "se deje sin efecto un aporte que hace el sector empresario, que está en condiciones dificilísimas".


El funcionario señaló, en declaraciones al Radio Continental, que antes de girarle el dinero a la compañía necesitan "saber cómo hacemos para que la empresa sobreviva" porque "no se trata de ponerle un respirador".


"Lo que nosotros decimos es que bajen estos costos laborales porque lo que le está pasando a SanCor le puede pasar a cualquier otra empresa", advirtió, al señalar directamente a la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea (Atilra), ya que sostuvo que "no hay ningún gremio" que reciba una cifra similar.


Para Buryaile, la industria no soporta determinados costos: "La realidad de la cadena láctea es que la industria está muy complicada en términos económicos y nosotros queremos hacer es contribuir a la sustentabilidad de la cadena láctea y lo que la cadena láctea tiene son problemas financieros o problemas económicos", mantuvo. El ministro apuntó al gremio del sector lácteo y recordó  "aparte de las contribuciones patronales, hay que poner 3.300 pesos por trabajador al sindicato"


Tras esas declaraciones, representantes de Atilra pidieron una reunión que se concretará hoy mismo con funcionarios de la alianza Cambiemos.


El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, fue otro funcionario de importancia política que se refirió a la actualidad de la empresa SanCor, que mantiene en vilo a miles de trabajadores, al abrir las sesiones ordinarias de la Legislatura provincial. "A esta hora se está definiendo el futuro de la empresa. Y SanCor no es una empresa más en crisis como cualquier otra. Yo nací en Rosario, me crié y a mis hijos con los productos de esa empresa", dijo el mandatario socialista.


Lifschitz dijo que se trata de la principal empresa de la provincia de Santa Fe, con casi 80 años de vida, más de 1.500 tamberos proveedores, 4.500 empleados directos y otros 22.000 trabajadores indirectos. SanCor es la mayor fuente trabajo privado en Santa Fe y el gobernador pretende que el auxilio financiero llegue cuanto antes para evitar el colapso total de la firma cooperativa, porque sería un desastre para varios pueblos de Santa Fe y Córdoba. 


Atilra publicó en tanto un comunicado en el que exigió que "se termine con la imprevisión, la irresponsabilidad, la ausencia de planificación y la falta de seriedad por parte de quienes dirigen los destinos de la Cooperativa".


"Aspiramos a que el puente de salvataje que tiende la entidad gremial con el Estado fructifique en una nueva oportunidad que lleve tranquilidad a nuestras familias", agregó el gremio, horas antes de reunirse con funcionarios nacionales.


Logín