El diario británico The Guardian acusó a Londres de “criminalizar al periodismo” | El mundo | El Diario de la República El Diario de la República
El mundo | 24-08-2013 | 20:40 | 0

El diario británico The Guardian acusó a Londres de “criminalizar al periodismo”

En su editorial, el matutino reafirmó que “recibió amenazas explícitas por parte del gobierno para, a través de la vía legal, frenar o prevenir la publicación de material”.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook
  • 1/1

El diario británico The Guardian acusó este sábado al gobierno de David Cameron de “criminalizar al periodismo”, por las “amenazas” recibidas para entregar o destruir la información filtrada por el ex técnico de la CIA, Edward Snowden.
En una extensa editorial, el matutino reafirmó que “recibió amenazas explícitas por parte del gobierno para, a través de la vía legal, frenar o prevenir la publicación de material”.
El artículo hace hincapié sobre los poderes y la responsabilidad de los Estados en vigilar a los ciudadanos y para el diario “no es el rol de los políticos determinar los límites de la discusión”.
“El debate tampoco se circunscribe a tratar de criminalizar el periodismo”, añadió el periódico.
The Guardian, que junto al Washinton Post sacaron a la luz los documentos de Snowden, denunció esta semana las presiones del Reino Unido para evitar la publicación de artículos sobre su sistema masivo de espionaje y el de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense.
El editor en jefe, Alan Rusbridger, contó que fue contactado por funcionarios que “amenazaron con censura previa yendo a la justicia para prevenir la publicación de material”.
Finalmente, para alivianar la presión, indicó que accedió a eliminar la información que tenían en las oficinas en Londres, teniendo en cuenta que existen copias en Nueva York y Rio de Janeiro.
“Y así, en uno de los momentos más extraños de la larga historia de The Guardian, dos expertos en seguridad de (la agencia de inteligencia) GCHQ supervisaron la destrucción de discos duros en el sótano del diario”, comentó Rusbridger.
El “apriete” fue ejecutado por el ministro del Gabinete, Jeremy Heymood, bajo órdenes del propio primer ministro David Cameron.
“El gobierno tiene claramente una responsabilidad de intentar asegurarse de que la información se recupere o se destruya si se retiene de forma insegura y pudiera ser dañina para la seguridad nacional”, justificó el ministro de Asuntos Exteriores, William Hague.
“Si el gobierno cree que hay información que puede ser peligrosa para la seguridad nacional y puede ser útil para terroristas, tenemos que actuar”, señaló en sintonía la ministra del Interior, Theresa May.
Télam.
 


Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento



Mirá los comentarios
0

Se el primero en comentar