eldiariodelarepublica.com
Nuevo atentado en Siria deja 120 muertos

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Nuevo atentado en Siria deja 120 muertos


Pese a las denuncias y las condenas internacionales, otra vez un atentado golpeó directamente al sector más desprotegido en Siria, cuando un coche bomba se estrelló el sábado contra micros que trasladaban a miles de desplazados en la zona de Al Rashidin, al oeste de la ciudad de Alepo, y mató a 126 personas, entre ellos 68 niños y 39 mujeres, informó este domingo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, organización opositora al gobierno de Bashir Al Assad, 

El peor ataque contra civiles desplazados en Siria en casi un año, que aún no fue reivindicado por ninguna de las partes que pelea en la guerra en Siria, golpeó principalmente a habitantes de los pueblos Fua y Kefraya y voluntarios de la Media Luna Roja Siria, la versión de la Cruz Roja en oriente, que se encontraban allí para facilitar el proceso de evacuación desde la zona de combates a regiones aledañas bajo control del gobierno, según el Observatorio.


Defensa Civil del gobierno sirio indicó que fue una camioneta Pick Up la que se estrelló el sábado contra el colectivo, que formaba parte de un convoy de al menos 5.000 personas entre civiles y soldados progobierno que huían de Fua y Kefraya, dos aldeas que fueron sitiadas por las fuerzas rebeldes. La evacuación se había logrado por un acuerdo entre el grupo Hezbollah e Irán, aliados al gobierno sirio y la facción siria de Ejercito de la Conquista, grupo rebelde activo en la guerra siria. 


Acusaciones cruzadas sobre los responsables del ataque


Esta evacuación había sido acordada con las milicias insurgentes de la zona. Por eso, no está claro quién fue el responsable del ataque. La agencia estatal de noticias siria Sana denunció que el atentado fue cometido por "terroristas", mientras que activistas de la oposición acusaron al gobierno de Bashar al Assad.


La página de noticias cercana a la oposición, Zama al Wasl, informó -según testigos- que el vehículo que estalló transportaba alimentos y venía de una zona bajo control del gobierno.


Desde las facciones opositoras sirias negaron este domingo cualquier implicación en el atentado del sábado contra un convoy de evacuados. El Ejército Libre Sirio (ELS) aseguró en un comunicado que "desaprueba y condena categóricamente" el ataque.

Por su parte, el Movimiento Islámico de los Libres de Sham, de tendencia islamista radical y una de las facciones más importantes de Siria, condenó "este ataque cobarde, contra los principios de la religión" y sostuvo que este atentado "sirve a las políticas sectarias del régimen", que, afirmó, es uno de los principales beneficiarios de este ataque.


La comunidad internacional condenó el ataque


Entre las condenas internacionales, el Papa Francisco describió al ataque como "innoble", al tiempo que pidió a Dios que lleve sanación y consuelo a la "querida y martirizada Siria". 


El gobierno de Estados Unidos también se sumó a las condenas y deploró "todas las formas de violencia dirigidas contra civiles en Siria".


Desde Francia, el gobierno repudió el atentado e instó a a la protección de los desplazados y pidió un cese de las hostilidades.


Desde que comenzó la guerra civil en Siria más de 250.000 personas murieron y más de la mitad de la población tuvo que abandonar su casa y buscar refugio dentro y fuera del país. Además, hace ya unos años que el conflicto se convirtió en un escenario de enfrentamiento para las principales potencias del mundo.


Fuente: Télam/EFE


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Nuevo atentado en Siria deja 120 muertos

El ataque de este sábado fue contra un convoy que huía de una zona de conflicto. Ni los rebeldes ni el gobierno admitieron responsabilidades. Foto: Agencias

Pese a las denuncias y las condenas internacionales, otra vez un atentado golpeó directamente al sector más desprotegido en Siria, cuando un coche bomba se estrelló el sábado contra micros que trasladaban a miles de desplazados en la zona de Al Rashidin, al oeste de la ciudad de Alepo, y mató a 126 personas, entre ellos 68 niños y 39 mujeres, informó este domingo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, organización opositora al gobierno de Bashir Al Assad, 

El peor ataque contra civiles desplazados en Siria en casi un año, que aún no fue reivindicado por ninguna de las partes que pelea en la guerra en Siria, golpeó principalmente a habitantes de los pueblos Fua y Kefraya y voluntarios de la Media Luna Roja Siria, la versión de la Cruz Roja en oriente, que se encontraban allí para facilitar el proceso de evacuación desde la zona de combates a regiones aledañas bajo control del gobierno, según el Observatorio.


Defensa Civil del gobierno sirio indicó que fue una camioneta Pick Up la que se estrelló el sábado contra el colectivo, que formaba parte de un convoy de al menos 5.000 personas entre civiles y soldados progobierno que huían de Fua y Kefraya, dos aldeas que fueron sitiadas por las fuerzas rebeldes. La evacuación se había logrado por un acuerdo entre el grupo Hezbollah e Irán, aliados al gobierno sirio y la facción siria de Ejercito de la Conquista, grupo rebelde activo en la guerra siria. 


Acusaciones cruzadas sobre los responsables del ataque


Esta evacuación había sido acordada con las milicias insurgentes de la zona. Por eso, no está claro quién fue el responsable del ataque. La agencia estatal de noticias siria Sana denunció que el atentado fue cometido por "terroristas", mientras que activistas de la oposición acusaron al gobierno de Bashar al Assad.


La página de noticias cercana a la oposición, Zama al Wasl, informó -según testigos- que el vehículo que estalló transportaba alimentos y venía de una zona bajo control del gobierno.


Desde las facciones opositoras sirias negaron este domingo cualquier implicación en el atentado del sábado contra un convoy de evacuados. El Ejército Libre Sirio (ELS) aseguró en un comunicado que "desaprueba y condena categóricamente" el ataque.

Por su parte, el Movimiento Islámico de los Libres de Sham, de tendencia islamista radical y una de las facciones más importantes de Siria, condenó "este ataque cobarde, contra los principios de la religión" y sostuvo que este atentado "sirve a las políticas sectarias del régimen", que, afirmó, es uno de los principales beneficiarios de este ataque.


La comunidad internacional condenó el ataque


Entre las condenas internacionales, el Papa Francisco describió al ataque como "innoble", al tiempo que pidió a Dios que lleve sanación y consuelo a la "querida y martirizada Siria". 


El gobierno de Estados Unidos también se sumó a las condenas y deploró "todas las formas de violencia dirigidas contra civiles en Siria".


Desde Francia, el gobierno repudió el atentado e instó a a la protección de los desplazados y pidió un cese de las hostilidades.


Desde que comenzó la guerra civil en Siria más de 250.000 personas murieron y más de la mitad de la población tuvo que abandonar su casa y buscar refugio dentro y fuera del país. Además, hace ya unos años que el conflicto se convirtió en un escenario de enfrentamiento para las principales potencias del mundo.


Fuente: Télam/EFE


Logín