Corrupción, corruptela | Espacio Planeta Xilium | El Diario de la República El Diario de la República
Espacio Planeta Xilium | 24-08-2013 | 12:57 |

Corrupción, corruptela

Por Alberto Rodríguez Saá
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook

Viste que hace dos días en el Complejo Penitenciario Federal Nº1, conocido como la cárcel de Ezeiza se fugaron trece internos. Vamos a decir internos… de los cuales tres fueron detenidos nuevamente.
Digo internos porque cuando sale la información de los nombres de cada uno, el prontuario, los antecedentes, parece ser que algunos eran condenados y otros procesados.
Poner en un complejo penitenciario federal de alta seguridad, condenados y procesados juntos, está mal, porque el procesado hasta que no se le pruebe y haya una sentencia que lo condene, es inocente.
Pero bueno, ahí estaban mezclados los dos, procesados y condenados. El condenado es aquel que se probó en una sentencia y está cumpliendo la condena por un delito cometido, probado, y no es inocente. Es culpable.
Entonces es como que están mezclados ahí, inocentes y culpables.
Por otro lado, en ese complejo penitenciario y en otros complejos está lo que se conoce como el “Batallón Militante”, que es un grupo político seguidor del kirchnerismo que son procesados, condenados, y no sé si también si participa personal penitenciario. Son a los que muchas veces les dan salida para participar de acciones comunitarias, visitas a sus casas, todo muy cuestionado. Por un lado recibe alabanzas, por otro lado cuestionamientos.
Lo cierto es que se escaparon trece internos. Pero ¿cómo es el Complejo de Ezeiza?
Dicen que está dotado de moderna tecnología de seguridad, diseñado arquitectónicamente para diluir el tradicional impacto visual de los establecimientos carcelarios, recargados de murallas y rejas. Está en un predio de 50 hectáreas con 80 mil metros cuadrados cubiertos, como si fueran ocho manzanas. Su capacidad original fue de 1.620 internos, con seis módulos de 300 internos cada uno y que luego fueron ampliados. Las celdas cuentan con ventana al exterior, mesas, sillas, alacenas, cuchetas, artefactos de acero inoxidable que combinan lavatorio, inodoro, todo fijado al piso.
Los pisos están hechos de hormigón armado, de unos 30 centímetros de espesor. Los pabellones están separados por amplios espacios verdes al aire libre que les permite a los internos la práctica de deportes y esparcimiento al tiempo que el predio dota de adecuada luz solar y aireación a todas las celdas y recintos.
Lo cierto es que se escaparon.
El que estaba a cargo de la jefatura de Servicios Penitenciarios dijo que habían recibido ayuda interna y que era una especie de “cama” que le hacían para desplazarlo por su manejo, que él consideraba correcto, del Servicio Penitenciario.
Lo cierto es que hay como un silencio oficial o ya no está en la primera página y en la televisión este tema, y ya como que nos estamos olvidando.
Pero ¡se escaparon de la cárcel de máxima seguridad de la Argentina!
Es una de las de máximas seguridades ¡y se escaparon!
Hicieron un boquete y pasaron después los alambrados y todas las cámaras de seguridad y se fugaron. ¿Qué tal?
Diez permanecen fugados hasta ahora.
Designaron un nuevo jefe, que ya había sido titular del Servicio Penitenciario y había sido acusado de torturas y violaciones a los Derechos Humanos. Por la designación del nuevo, el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel cuestionó este nombramiento e hizo un paralelismo con el nombramiento del general Milani en el Ejército.
Lo preocupante es que el hecho sucedió, que evidentemente ha habido ayuda interna, que el tema estuvo un ratito en los diarios y la televisión, y que desapareció la noticia. Y queda ahí.
Y después todos los partidos políticos, todos los políticos, todo el mundo habla de seguridad. Y el tema seguridad no está tratado correctamente, porque si en la cárcel vos estás preso, condenado y esto requiere desde la comisión del delito hasta la condena, miles de actos administrativos: procesales, jurídicos, abogados, jueces, fiscales, defensores, peritos. Luego viene la condena y sobre la condena hay una cárcel que fue construida para que no se escapen, que fue construida para que se respeten los derechos humanos, y todo un servicio penitenciario que estudia. ¡Y se escapan!
Entonces el problema que tiene este país es la enorme corrupción que existe ¡en todos los niveles!
Corrupción, corruptela, avivados, pícaros, gente que no cumple sus funciones.
Vos me estás escuchando en este momento y probablemente estés manejando un taxi o estés en un servicio médico, hospitalario, o estés trabajando en la seguridad de un algún establecimiento… y vos sabés lo que es trabajar. ¿Y esta gente qué hace?
Esta Argentina llena de corrupción, donde se tapan las cosas, se nombra a los que se fueron que parece que eran pícaros y ya tenían problemas.
La Presidente habla de los Derechos Humanos todo el día y en sus narices nombra al parecer a quienes los han violado y no está nada aclarado, como el caso del general Milani y ahora con el caso del nuevo Jefe del Servicio Penitenciario de Ezeiza.
Esto pasa en nuestro país… y ¿viste cómo es esto?
Se tapa, se tapa, aparece esto, aquello y la Señora dice que estamos mejor que Canadá y Australia y todos discutimos eso: si estamos o no mejor. Parece que en Canadá y Australia, según apareció en una foto muy divertida en Internet, se están riendo a carcajadas de que están peor que nosotros.
Bueno, no están peor que nosotros. Señora usted puede tomar las índices, pero si toma otros va a ver que no están peor que nosotros.
Así es la cosa, nos vamos tapando una cosa con otra, tiramos fuegos artificiales, miramos para arriba, a veces para abajo¸ al costado y los problemas, la agenda del país no se toma para nada en serio. Mientras tanto sigue el corso.