eldiariodelarepublica.com
“Generación Z, yo decido lo que leo”: una blogger puntana habló de tecnología y letras

Escuchanos EN VIVO!
X

“Generación Z, yo decido lo que leo”: una blogger puntana habló de tecnología y letras


Mariana Sosa es una blogger literaria puntana que trascendió los límites de su pasión por los libros al crear un blog donde comparte con otros jóvenes su fanatismo. En la charla que dio en Los libros de Charlie el miércoles, llamada “Generación Z, yo decido lo que leo”, explicó las ventajas de la tecnología aplicada a las letras.


A modo de previa -con música chill out- una audiencia atenta se acomodó mientras en pantalla una frase de Emily Dickinson rezaba “Para viajar lejos no hay mejor nave que un libro”.


Mariana rompió el silencio al presentarse con confianza, contó cómo nació su pasión por los libros y cómo encontró una manera de transmitirlas. Además explicó algunos secretos y las maneras de utilizar las distintas plataformas digitales.


Tanto insistir en su tarea, hizo que otras páginas se interesaran en la suya, entre ellos editoriales y distribuidoras de libros que le envían novedades para reseñar y ejemplares para regalar a sus followers.


Fanática de los géneros fantástico y romántico, “el libro puerta” para ella fue “Las ventajas de ser invisible”, de Stephen Chbosky, que en sus páginas menciona a otros clásicos de la literatura, como “En el camino”, de Jack Kerouac, y “Cómo matar a un ruiseñor”, de Harper Lee. “Nunca juzguen: siempre lean lo que les gusta”, aconsejó.


Y por supuesto no pudo dejar de lado a Harry Potter, ya que la potterhead en cada gesto al aire dejaba al descubierto el tattoo de su muñeca, de las Reliquias de la Muerte.


Otra conexión con el mundo creado por J.K. Rowling fue el grupo “Lumus”, con que hicieron un encuentro de similares características en el Centro Cultural José La Vía. El nombre deriva de “Lumos Solem”, un hechizo de los magos de la saga que produce un rayo de luz solar.


Tranquila y sutil en sus palabras, sobre la pantalla Sosa señaló las consignas con su palma y las diseccionó para que todos supieran algunos tips esenciales, mientras un amigo suyo, Cristian Fernández, la ayudó con las proyecciones desde la notebook.


Fue una charla para los lectores clásicos y a los millenials que encontraron plataformas digitales para leer sus favoritos y adaptarse a los tiempos que corren. Como buena bookworm, Sosa aclaró que se invirtió el efecto negativo del pasado que tenía ser un ‘ratón de biblioteca’; ahora portan con orgullo ese título.


Entre el público, estaba Tona Salino, la mentora de “Los libros de Charlie, Palacio Cultural”, quien ofició de guía y les ofreció a los presentes un recorrido por la biblioteca que está ubicada en El Diario de la República.


En una conversación más amena al finalizar su charla, Sosa recalcó que “lectores hay pero no se dejan ver, lo hacen más en el ámbito privado”, ya que no hay clubes de lectura ni cafés literarios.


Por eso le sorprende todavía que en el colectivo, un medio que utiliza para viajar a diario -por supuesto con un libro en su regazo- cuando levanta la vista los demás vean una pantalla de teléfono.


“Todos van concentrados en algo pero es un falso reflejo, no van leyendo sino con su celular para estar al corriente de otra gente, no se ve que vayan con libros”, dijo sobre aquellos que prefieren el Candy Crush.


“Un libro es un amigo que te da un millón de posibilidades”, resaltó sobre su pasión, porque “cuando encontrás un libro que te gusta es un ticket en un viaje de ida, a veces muchos son de vuelta pero lo genial es encontrar ese libro que sea un pasaje”.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

“Generación Z, yo decido lo que leo”: una blogger puntana habló de tecnología y letras

El auditorio de "El Diario" recibió a la juventud interesada en las letras. Foto: Nicolás Varvara.

Mariana Sosa es una blogger literaria puntana que trascendió los límites de su pasión por los libros al crear un blog donde comparte con otros jóvenes su fanatismo. En la charla que dio en Los libros de Charlie el miércoles, llamada “Generación Z, yo decido lo que leo”, explicó las ventajas de la tecnología aplicada a las letras.


A modo de previa -con música chill out- una audiencia atenta se acomodó mientras en pantalla una frase de Emily Dickinson rezaba “Para viajar lejos no hay mejor nave que un libro”.


Mariana rompió el silencio al presentarse con confianza, contó cómo nació su pasión por los libros y cómo encontró una manera de transmitirlas. Además explicó algunos secretos y las maneras de utilizar las distintas plataformas digitales.


Tanto insistir en su tarea, hizo que otras páginas se interesaran en la suya, entre ellos editoriales y distribuidoras de libros que le envían novedades para reseñar y ejemplares para regalar a sus followers.


Fanática de los géneros fantástico y romántico, “el libro puerta” para ella fue “Las ventajas de ser invisible”, de Stephen Chbosky, que en sus páginas menciona a otros clásicos de la literatura, como “En el camino”, de Jack Kerouac, y “Cómo matar a un ruiseñor”, de Harper Lee. “Nunca juzguen: siempre lean lo que les gusta”, aconsejó.


Y por supuesto no pudo dejar de lado a Harry Potter, ya que la potterhead en cada gesto al aire dejaba al descubierto el tattoo de su muñeca, de las Reliquias de la Muerte.


Otra conexión con el mundo creado por J.K. Rowling fue el grupo “Lumus”, con que hicieron un encuentro de similares características en el Centro Cultural José La Vía. El nombre deriva de “Lumos Solem”, un hechizo de los magos de la saga que produce un rayo de luz solar.


Tranquila y sutil en sus palabras, sobre la pantalla Sosa señaló las consignas con su palma y las diseccionó para que todos supieran algunos tips esenciales, mientras un amigo suyo, Cristian Fernández, la ayudó con las proyecciones desde la notebook.


Fue una charla para los lectores clásicos y a los millenials que encontraron plataformas digitales para leer sus favoritos y adaptarse a los tiempos que corren. Como buena bookworm, Sosa aclaró que se invirtió el efecto negativo del pasado que tenía ser un ‘ratón de biblioteca’; ahora portan con orgullo ese título.


Entre el público, estaba Tona Salino, la mentora de “Los libros de Charlie, Palacio Cultural”, quien ofició de guía y les ofreció a los presentes un recorrido por la biblioteca que está ubicada en El Diario de la República.


En una conversación más amena al finalizar su charla, Sosa recalcó que “lectores hay pero no se dejan ver, lo hacen más en el ámbito privado”, ya que no hay clubes de lectura ni cafés literarios.


Por eso le sorprende todavía que en el colectivo, un medio que utiliza para viajar a diario -por supuesto con un libro en su regazo- cuando levanta la vista los demás vean una pantalla de teléfono.


“Todos van concentrados en algo pero es un falso reflejo, no van leyendo sino con su celular para estar al corriente de otra gente, no se ve que vayan con libros”, dijo sobre aquellos que prefieren el Candy Crush.


“Un libro es un amigo que te da un millón de posibilidades”, resaltó sobre su pasión, porque “cuando encontrás un libro que te gusta es un ticket en un viaje de ida, a veces muchos son de vuelta pero lo genial es encontrar ese libro que sea un pasaje”.


Logín