En lo que va del año, rescataron a más de 85 animales silvestres | Medio Ambiente | El Diario de la República El Diario de la República
Medio Ambiente | 25-08-2013 | 08:17 | 0

En lo que va del año, rescataron a más de 85 animales silvestres

Sólo a partir de denuncias vecinales, Medio Ambiente recuperó y puso a salvo varias especies.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook
  • 1/1 Centro de conservación. Las aves que llegan pasan por una revisación médica, una jaula de musculación y luego son liberadas.

Sólo como consecuencia de denuncias realizadas por vecinos de distintas localidades, el Ministerio de Medio Ambiente logró rescatar veinticinco ejemplares de vida silvestre y más de sesenta aves de monte en lo que va del año. De los veintitrés avisos recibidos vía telefónica y por correo electrónico, la mayoría estaban relacionados con la venta y tenencia de especies no domésticas (principalmente pájaros), animales lastimados o atrapados en el interior de viviendas o víctimas del mascotismo, y avistamiento de especímenes salvajes en zonas urbanas.
"Fuera de las pequeñas aves silvestres, algunas de las especies más comunes que aparecen en estos llamados son el zorro, el puma, la boa de las vizcacheras o lampalagua, el jote, el carancho, el lagarto overo, el pichiciego, el águila mora y el gato montés", enumeró el responsable del área Flora y Fauna, Matías Ayarragaray, pero aclaró que cada una de ellas son reportadas por distintos motivos.
"Los zorros, por ejemplo, no son una especie muy codiciada como mascotas, pero suelen aparecer en el interior de los patios y las viviendas, ya que ingresan para buscar alimento", contó Ayarragaray.
En el caso de los pájaros grandes, como caranchos, aguiluchos, jotes y águilas mora, la razón más común por las que son rescatadas es la quebradura de alas. "De acuerdo a la gravedad del daño realizamos un trabajo de rehabilitación y tratamos de liberarlas en su hábitat. Pero si la quebradura es severa las dejamos en observación en el Centro de La Florida, ya que no tienen chance de sobrevivir en su entorno natural", explicó, y comentó que el Ministerio tiene un convenio con el Programa de Aves Rapaces, con sede en Buenos Aires: "Tienen un equipo de profesionales y realizan cirugías reconstructivas muy delicadas". El último espécimen que fue enviado a este centro fue Puntana, el águila coronada que liberaron en marzo en Quebracho de la Legua.
También son comunes los avistamientos de iguanas, serpientes y lagartos en el aeropuerto, que utilizan la pista para tomar sol.
Ayarragaray explicó que si los animales permanecen poco tiempo encerrados hasta que son rescatados no hace falta colocarlos en cuarentena. "En esos casos es raro que adquieran alguna enfermedad así que directamente los llevamos a su hábitat", contó.
Respecto a las denuncias, según las estadísticas del Ministerio la mayoría provienen de la ciudad de San Luis y alrededores, como La Punta, Juana Koslay y Donovan, y en segundo lugar de Villa Mercedes, Merlo y zonas aledañas, como Santa Rosa.
El responsable de Flora y Fauna contó que en el último tiempo registraron más avisos, aunque desestimó que esto sea sinónimo de mayor cantidad de casos. "Creemos que se debe a un mayor grado de conciencia de la gente, ya que al mismo tiempo notamos una disminución de la venta de especies silvestres en las forrajerías, debido principalmente a las inspecciones que realizamos", manifestó.
Otras vías de conservación. Además de los animales rescatados a partir de denuncias de particulares, el Ministerio trabaja junto a la Policía provincial, que realiza constantemente controles en la ruta. "Por esta vía rescatamos una inmensa cantidad de aves silvestres. Igual este año, a diferencia del 2012, no tuvimos decomisos importantes", expresó el funcionario.
El área de Biodiversidad también realiza inspecciones, aunque si los dueños se resisten a entregar las especies, ellos no tienen la facultad de allanar los domicilios. En esos casos interviene la Policía.
“Estas actividades de tenencia y comercialización, además de estar penadas por la legislación provincial, generan un daño irreparable a las especies y sus ambientes, ya que cuando un animal es extraído de su hábitat natural deja de cumplir su rol en el ecosistema y genera un gran desequilibrio”, fundamentó la ministra de Medio Ambiente Daiana Hissa.
 


Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento



Mirá los comentarios
0

Se el primero en comentar