eldiariodelarepublica.com
Mostraron el potencial de los bitrenes en Potrero de los Funes

Escuchanos EN VIVO!
X

Mostraron el potencial de los bitrenes en Potrero de los Funes


Con el confort y la facilidad de manejo de un auto de alta gama, pero con 54 mil kilos de carga detrás, el bitrén de Cementos Avellaneda rodó ayer por boxes del circuito de Potrero de los Funes, para que pudiesen experimentarlo periodistas y asistentes al 13º Simposio Internacional de Tecnología de Vehículos Pesados de Transporte. Se trató de una prueba de manejo que la organización del evento preparó para mostrar el desempeño del vehículo. También participó de la prueba otro rodado que la firma Scania puso a disposición especialmente. La cumbre, que arrancó el lunes y termina hoy, reúne a especialistas, académicos, técnicos, operadores y empresarios del sector de distintas partes del mundo, y es la primera vez que se realiza en Latinoamérica.

El bitrén viene con dos semirremolques conectados por el sistema "quinta rueda".


Héctor es uno de los choferes de la cementera. Es de Olavarría, Buenos Aires, y vino a San Luis con su esposa especialmente a pilotar el rodado. Es un Scania, que tiene un acoplado de 23,33 metros de largo. Comentó que tiene caja automática y manual, por lo que se puede optar por la modalidad que quede más cómoda al conductor. Además, resaltó que prácticamente no emplean pedaleras, ya que el embrague es automático y para frenar sólo usan el pedal para detener totalmente el camión: la disminución de velocidad durante la marcha se hace con una pequeña palanca al costado del volante. Se trata de una turbina conectada a la transmisión que hace un contraste y detiene el vehículo. También cuenta con un freno especial de motor. "Esto permite ahorrar en pastillas de freno y discos", comentó. Durante la demostración, el camión frenaba con la suavidad de un auto de lujo con 54 toneladas de carga de un pegamento especial similar al cemento. 
La carga máxima de un bitrén es de 65 mil kilos, mientras que un camión convencional sólo puede llevar unos 29 mil. El consumo es de 39 litros cada 100 kilómetros, en ambos tipos de camión, pero uno convencional transporta la mitad de carga. Héctor, además, remarcó que otra diferencia importante es la distribución del peso que permite el bitrén con sus nueve ejes, frente a los 6 de sus competidores, lo cual da la ventaja de desgastar menos las carreteras.
Acerca de la velocidad máxima, el conductor dijo que alcanzan los 80 kilómetros por hora, lo que exige la norma, y que cuentan con velocidad crucero, que se programa a 78 para no superar el límite permitido. También explicó que la computadora de abordo marca una puntuación sobre el desempeño del chofer, que permite un monitoreo constante de la unidad. “Nos controlan 5 satélites que llevan información a Scania en Suecia y en Buenos Aires, a la casa central de Cementos Avellaneda, y a la sede de La Calera, y a Terrazas del Portezuelo”, detalló. La escala para evaluar al conductor tiene como máximo cien, y el desempeño aceptable es entre 90 y el valor tope. "Nunca bajamos de 96", aseveró. Otro dato importante que marca es el consumo. Uno de los trucos para ahorrar combustible es llegar a la velocidad máxima lo antes posible. " Esto te cambia la vida. Manejábamos los camiones con mameluco, porque vivíamos engrasados solucionando problemas. Ahora somos doctores. Yo tengo sexto grado y manejo un camión de alta tecnología", consideró. Sólo dos conductores manejan el bitrén. Héctor y Martín, quien explicó que la empresa lo emplea exclusivamente en San Luis, porque es la única provincia donde la circulación de estos gigantes está reglamentada por ley. Señaló que cada piloto recorre por día 350 kilómetros, 700 para el vehículo, en viajes que llevan carga desde La Calera hacia la Zona de Actividades Logísticas en Villa Mercedes. Siempre transportan 54 mil kilos. 
“La clave de estos vehículos está en la capacidad de carga en relación al consumo. Permite ahorrar mucho con cada tonelada transportada. Se agrega la tecnología de seguridad, que los hace estables y fáciles de manejar", resaltó.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Mostraron el potencial de los bitrenes en Potrero de los Funes

El bitrén de Cementos Avellaneda que se usó en la propuesta mide 23,33 metros de largo.

Con el confort y la facilidad de manejo de un auto de alta gama, pero con 54 mil kilos de carga detrás, el bitrén de Cementos Avellaneda rodó ayer por boxes del circuito de Potrero de los Funes, para que pudiesen experimentarlo periodistas y asistentes al 13º Simposio Internacional de Tecnología de Vehículos Pesados de Transporte. Se trató de una prueba de manejo que la organización del evento preparó para mostrar el desempeño del vehículo. También participó de la prueba otro rodado que la firma Scania puso a disposición especialmente. La cumbre, que arrancó el lunes y termina hoy, reúne a especialistas, académicos, técnicos, operadores y empresarios del sector de distintas partes del mundo, y es la primera vez que se realiza en Latinoamérica.

El bitrén viene con dos semirremolques conectados por el sistema "quinta rueda".


Héctor es uno de los choferes de la cementera. Es de Olavarría, Buenos Aires, y vino a San Luis con su esposa especialmente a pilotar el rodado. Es un Scania, que tiene un acoplado de 23,33 metros de largo. Comentó que tiene caja automática y manual, por lo que se puede optar por la modalidad que quede más cómoda al conductor. Además, resaltó que prácticamente no emplean pedaleras, ya que el embrague es automático y para frenar sólo usan el pedal para detener totalmente el camión: la disminución de velocidad durante la marcha se hace con una pequeña palanca al costado del volante. Se trata de una turbina conectada a la transmisión que hace un contraste y detiene el vehículo. También cuenta con un freno especial de motor. "Esto permite ahorrar en pastillas de freno y discos", comentó. Durante la demostración, el camión frenaba con la suavidad de un auto de lujo con 54 toneladas de carga de un pegamento especial similar al cemento. 
La carga máxima de un bitrén es de 65 mil kilos, mientras que un camión convencional sólo puede llevar unos 29 mil. El consumo es de 39 litros cada 100 kilómetros, en ambos tipos de camión, pero uno convencional transporta la mitad de carga. Héctor, además, remarcó que otra diferencia importante es la distribución del peso que permite el bitrén con sus nueve ejes, frente a los 6 de sus competidores, lo cual da la ventaja de desgastar menos las carreteras.
Acerca de la velocidad máxima, el conductor dijo que alcanzan los 80 kilómetros por hora, lo que exige la norma, y que cuentan con velocidad crucero, que se programa a 78 para no superar el límite permitido. También explicó que la computadora de abordo marca una puntuación sobre el desempeño del chofer, que permite un monitoreo constante de la unidad. “Nos controlan 5 satélites que llevan información a Scania en Suecia y en Buenos Aires, a la casa central de Cementos Avellaneda, y a la sede de La Calera, y a Terrazas del Portezuelo”, detalló. La escala para evaluar al conductor tiene como máximo cien, y el desempeño aceptable es entre 90 y el valor tope. "Nunca bajamos de 96", aseveró. Otro dato importante que marca es el consumo. Uno de los trucos para ahorrar combustible es llegar a la velocidad máxima lo antes posible. " Esto te cambia la vida. Manejábamos los camiones con mameluco, porque vivíamos engrasados solucionando problemas. Ahora somos doctores. Yo tengo sexto grado y manejo un camión de alta tecnología", consideró. Sólo dos conductores manejan el bitrén. Héctor y Martín, quien explicó que la empresa lo emplea exclusivamente en San Luis, porque es la única provincia donde la circulación de estos gigantes está reglamentada por ley. Señaló que cada piloto recorre por día 350 kilómetros, 700 para el vehículo, en viajes que llevan carga desde La Calera hacia la Zona de Actividades Logísticas en Villa Mercedes. Siempre transportan 54 mil kilos. 
“La clave de estos vehículos está en la capacidad de carga en relación al consumo. Permite ahorrar mucho con cada tonelada transportada. Se agrega la tecnología de seguridad, que los hace estables y fáciles de manejar", resaltó.


Logín