eldiariodelarepublica.com
Especialistas de la DEA y el FBI comienzan a capacitar a policías

Escuchanos EN VIVO!
X

Especialistas de la DEA y el FBI comienzan a capacitar a policías


Como estrategia para profundizar la lucha contra la venta de estupefacientes en la provincia, el Gobierno de San Luis contrató los servicios de expertos del FBI y la DEA para que capaciten a efectivos del Departamento de Lucha Contra el Narcotráfico de la Policía puntana. Se trata de un seminario centrado en trabajos de inteligencia que comienza hoy y durará diez días.

Pagella destacó que el Gobierno no sólo combate la droga con las fuerzas de seguridad, sino que tiene políticas deportivas, sanitarias y educativas con el mismo objetivo.


Para encarar la tarea llegan seis instructores y tres autoridades de esas agencias de seguridad del gobierno norteamericano, quienes impartirán clases teóricas y prácticas en la Escuela de Policía y el Poder Judicial. Asistirán 38 oficiales del departamento policial que se desempeñan en diversos puntos de la provincia. El jefe de la Policía, Diego Pagella, dijo que se eligió a los participantes en base a sus desempeños y que luego tendrán la misión de transmitir lo aprendido a sus compañeros. Y agregó que quienes estarán al frente son expertos que ofrecen este tipo de especializaciones en diversas partes del mundo, por lo que se trata de una capacitación de nivel internacional. 


“El número lo definieron los capacitadores porque es el ideal para desarrollar los contenidos. Es un seminario con un temario amplio que implica inteligencia criminal, protocolos para el manejo de evidencia, técnicas para  afrontar los delitos en el ciberespacio e identificación de sustancias”, detalló. Además, los agentes aprenderán sobre investigación financiera y lavado de dinero, que son actividades directamente relacionadas con el tráfico de drogas. 


Pagella indicó que esta propuesta se integra al objetivo gubernamental de jerarquizar al personal policial mediante capacitación permanente para optimizar sus servicios a la comunidad. Señaló que el año pasado, en distintos cursos, participaron más de 1.500 oficiales, y que esta semana habrá una reunión con autoridades de la Escuela de Policía para definir la agenda para el 2015.


Sobre el contexto en que llegan la DEA y el FBI a la provincia, remarcó que al asumir su cargo al frente de la Jefatura, el gobernador Claudio Poggi le puso como premisa redoblar los esfuerzos para combatir el flagelo del narcotráfico. Aunque aseguró que la presencia de los estupefacientes en las calles puntanas no alcanza los graves niveles de otros puntos del país. Sostuvo que “por el momento no se han detectado cocinas”, es decir, no hay producción en territorio sanluiseño. “Lo que hay es narcomenudeo, una venta pero a baja escala”, afirmó.



Control geográfico


Para hacer frente al avance de las drogas en suelo sanluiseño, el jefe de la Policía manifestó que preparan un plan, entre los diversos departamentos de la institución, que implementará la Policía Caminera para intensificar los controles en los límites provinciales. El despliegue implicará la inspección de vehículos y personas, porque la idea es que las sustancias directamente no ingresen a San Luis. La estrategia prevé mejorar la infraestructura de los puestos limítrofes e invertir en tecnologías para leer patentes y determinar si el rodado tiene pedido de captura junto con un nuevo sistema de video seguridad.


“Sabemos que la vía principal de entrada es la terrestre. Como todas las provincias no estamos ajenos a ingresos aéreos, pero el grueso es por tierra”, explicó Pagella.


Acerca de la relación entre las sustancias y el delito en general, indicó que hay estadísticas que muestran que hay mayor violencia en los hechos donde los protagonistas actuaron bajo los efectos de narcóticos. “Es un flagelo que no reconoce edades ni clase social”, subrayó.


También aludió a que el Gobierno apunta a abordaje holístico y que con esa perspectiva trabaja el Consejo Provincial de Seguridad  y se creó el Consejo Provincial para la Prevención de Adicciones, que apuntan a tomar el tema desde la educación, la salud y el deporte, como medidas preventivas. “Todos los esfuerzos apuntan a conservar la seguridad y la paz social”, recalcó el funcionario.  


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Especialistas de la DEA y el FBI comienzan a capacitar a policías

Escenario. La actividad se desarrollará principalmente en el Instituto Superior de Seguridad.

Como estrategia para profundizar la lucha contra la venta de estupefacientes en la provincia, el Gobierno de San Luis contrató los servicios de expertos del FBI y la DEA para que capaciten a efectivos del Departamento de Lucha Contra el Narcotráfico de la Policía puntana. Se trata de un seminario centrado en trabajos de inteligencia que comienza hoy y durará diez días.

Pagella destacó que el Gobierno no sólo combate la droga con las fuerzas de seguridad, sino que tiene políticas deportivas, sanitarias y educativas con el mismo objetivo.


Para encarar la tarea llegan seis instructores y tres autoridades de esas agencias de seguridad del gobierno norteamericano, quienes impartirán clases teóricas y prácticas en la Escuela de Policía y el Poder Judicial. Asistirán 38 oficiales del departamento policial que se desempeñan en diversos puntos de la provincia. El jefe de la Policía, Diego Pagella, dijo que se eligió a los participantes en base a sus desempeños y que luego tendrán la misión de transmitir lo aprendido a sus compañeros. Y agregó que quienes estarán al frente son expertos que ofrecen este tipo de especializaciones en diversas partes del mundo, por lo que se trata de una capacitación de nivel internacional. 


“El número lo definieron los capacitadores porque es el ideal para desarrollar los contenidos. Es un seminario con un temario amplio que implica inteligencia criminal, protocolos para el manejo de evidencia, técnicas para  afrontar los delitos en el ciberespacio e identificación de sustancias”, detalló. Además, los agentes aprenderán sobre investigación financiera y lavado de dinero, que son actividades directamente relacionadas con el tráfico de drogas. 


Pagella indicó que esta propuesta se integra al objetivo gubernamental de jerarquizar al personal policial mediante capacitación permanente para optimizar sus servicios a la comunidad. Señaló que el año pasado, en distintos cursos, participaron más de 1.500 oficiales, y que esta semana habrá una reunión con autoridades de la Escuela de Policía para definir la agenda para el 2015.


Sobre el contexto en que llegan la DEA y el FBI a la provincia, remarcó que al asumir su cargo al frente de la Jefatura, el gobernador Claudio Poggi le puso como premisa redoblar los esfuerzos para combatir el flagelo del narcotráfico. Aunque aseguró que la presencia de los estupefacientes en las calles puntanas no alcanza los graves niveles de otros puntos del país. Sostuvo que “por el momento no se han detectado cocinas”, es decir, no hay producción en territorio sanluiseño. “Lo que hay es narcomenudeo, una venta pero a baja escala”, afirmó.



Control geográfico


Para hacer frente al avance de las drogas en suelo sanluiseño, el jefe de la Policía manifestó que preparan un plan, entre los diversos departamentos de la institución, que implementará la Policía Caminera para intensificar los controles en los límites provinciales. El despliegue implicará la inspección de vehículos y personas, porque la idea es que las sustancias directamente no ingresen a San Luis. La estrategia prevé mejorar la infraestructura de los puestos limítrofes e invertir en tecnologías para leer patentes y determinar si el rodado tiene pedido de captura junto con un nuevo sistema de video seguridad.


“Sabemos que la vía principal de entrada es la terrestre. Como todas las provincias no estamos ajenos a ingresos aéreos, pero el grueso es por tierra”, explicó Pagella.


Acerca de la relación entre las sustancias y el delito en general, indicó que hay estadísticas que muestran que hay mayor violencia en los hechos donde los protagonistas actuaron bajo los efectos de narcóticos. “Es un flagelo que no reconoce edades ni clase social”, subrayó.


También aludió a que el Gobierno apunta a abordaje holístico y que con esa perspectiva trabaja el Consejo Provincial de Seguridad  y se creó el Consejo Provincial para la Prevención de Adicciones, que apuntan a tomar el tema desde la educación, la salud y el deporte, como medidas preventivas. “Todos los esfuerzos apuntan a conservar la seguridad y la paz social”, recalcó el funcionario.  


Logín