eldiariodelarepublica.com
Santiago del Estero: una invasión de yararás sembró el pánico entre los vecinos

Escuchanos EN VIVO!
X

Santiago del Estero: una invasión de yararás sembró el pánico entre los vecinos


Los vecinos de al menos tres barrios de Santiago del Estero, desde algunos días sufren la invasión de yararás, un tipo de serpiente que en el país provocan el 97 por ciento de los envenenamientos de ofidios, según datos del Ministerio de Salud de la Nación.


Las zonas residenciales asediadas por el pánico y la alarma son Homero Manzi, Campo Roso y Colonia Olsvaldo de la capital santiagueña, donde el mayor temor de sus habitantes es ser alcanzados por la mordedura de los “visitantes” indeseados, debido a la alta toxicidad de su saliva.


En algunos casos, los pobladores mataron a varios ejemplares, mientras que en otros lograron capturarlos para liberarlos más tarde.


Eran serpientes chicas, no alcanzaban el metro pero igualmente son peligrosas sobre todos para los niños”, dijo uno de vecinos afectados a el Nuevo Diario Web.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Santiago del Estero: una invasión de yararás sembró el pánico entre los vecinos

Ante la amenaza de las yayarás, los vecinos de los barrios invadidos mataron a algunos ejemplares. | Nuevo Diario Web

Los vecinos de al menos tres barrios de Santiago del Estero, desde algunos días sufren la invasión de yararás, un tipo de serpiente que en el país provocan el 97 por ciento de los envenenamientos de ofidios, según datos del Ministerio de Salud de la Nación.


Las zonas residenciales asediadas por el pánico y la alarma son Homero Manzi, Campo Roso y Colonia Olsvaldo de la capital santiagueña, donde el mayor temor de sus habitantes es ser alcanzados por la mordedura de los “visitantes” indeseados, debido a la alta toxicidad de su saliva.


En algunos casos, los pobladores mataron a varios ejemplares, mientras que en otros lograron capturarlos para liberarlos más tarde.


Eran serpientes chicas, no alcanzaban el metro pero igualmente son peligrosas sobre todos para los niños”, dijo uno de vecinos afectados a el Nuevo Diario Web.


Logín