eldiariodelarepublica.com
"La gente sí demanda pero no concreta las denuncias"

Escuchanos EN VIVO!
X

"La gente sí demanda pero no concreta las denuncias"


Jorge Olguín fue presidente de la asociación de consumidores Adeuco filial San Luis durante doce años (1999-2011) y actualmente dirige la revista digital “Medios La Lupa” especializada en información sobre derechos de los ciudadanos. Según su opinión, el cuerpo normativo que protege al consumidor “es de avanzada comparada con otros países de la región, aunque por supuesto que es perfectible porque las relaciones de consumo son dinámicas”. En ese sentido también destacó que “hoy el comercio electrónico ha crecido mucho y esto obliga a que la normativa se vaya adecuando”.


Pero donde Olguín detecta algunas falencias es en “los organismos nacionales, provinciales y municipales que deben aplicar la ley, porque deben cumplir con determinadas características que hoy no tienen. La ley puede ser muy buena pero si el presupuesto es escaso, si no se cuenta con personal suficiente y adecuado o no se toman medidas necesarias como la descentralización de facultades; no se puede garantizar que se cumpla con la Ley de Defensa del Consumidor en todo el territorio. En ese aspecto veo una deficiencia”. Aunque destacó: “Me parece un acierto que el programa provincial esté incorporado al Ministerio de Desarrollo Social”.


Por su experiencia dijo que el perfil del consumidor local “empezó a crecer en conciencia y demanda a partir de 1998”. Pero aclaró que hay que diferenciar esta actitud con la de reclamar: “La gente toma conciencia y demanda a través de los medios de comunicación o las redes sociales, pero no lo efectiviza en términos reales en una denuncia en los organismos pertinentes. Esto hace, por ejemplo, que el pago de un plus por cargarle crédito a un celular no figure en las estadísticas de la oficina de Defensa del Consumidor”. Si bien reconoció que “ha crecido la demanda social, no sé si se han incrementado las denuncias y los reclamos ante los organismos que deben actuar".


Sobre la ausencia de organizaciones de consumidores a nivel local señaló que “tiene que ver con que hay gente que es solidaria, pero no sabe lo que es el compromiso social. Porque eso implica tener constancia, perseverancia y ponerse al hombro el problema de mucha gente. Hay que saber sostener la organización y me parece que en ese sentido hay una falencia en nuestra sociedad. Porque si bien hay mucha más gente que tiene conocimiento de sus derechos como consumidor, todavía hay una cultura de delegar en el Estado para que sea el encargado de hacerlo, a pesar de que es una responsabilidad de cada uno de nosotros”. Y recordó que mientras estuvo activa Adeuco en San Luis se produjo la creación de una filial de la Asociación de Deudores Argentinos (ADA), a principios de 2002, que no tuvo continuidad. 


También propuso la búsqueda de una concertación con el sector empresario “para evitar que se plantee un antagonismo permanente entre unos y otros, cuando sabemos que los comerciantes también son consumidores. Creo que habría que intentar incluir en las empresas, a través de lo que hoy se denomina responsabilidad social empresaria, la incorporación de mecanismos para la resolución de conflictos, sobre todo en temas de menor cuantía, para que la respuesta sea ágil y concreta”.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

"La gente sí demanda pero no concreta las denuncias"

Propuesta. Olguín pidió evitar el antagonismo con los privados. Foto: Alejandro Lorda.

Jorge Olguín fue presidente de la asociación de consumidores Adeuco filial San Luis durante doce años (1999-2011) y actualmente dirige la revista digital “Medios La Lupa” especializada en información sobre derechos de los ciudadanos. Según su opinión, el cuerpo normativo que protege al consumidor “es de avanzada comparada con otros países de la región, aunque por supuesto que es perfectible porque las relaciones de consumo son dinámicas”. En ese sentido también destacó que “hoy el comercio electrónico ha crecido mucho y esto obliga a que la normativa se vaya adecuando”.


Pero donde Olguín detecta algunas falencias es en “los organismos nacionales, provinciales y municipales que deben aplicar la ley, porque deben cumplir con determinadas características que hoy no tienen. La ley puede ser muy buena pero si el presupuesto es escaso, si no se cuenta con personal suficiente y adecuado o no se toman medidas necesarias como la descentralización de facultades; no se puede garantizar que se cumpla con la Ley de Defensa del Consumidor en todo el territorio. En ese aspecto veo una deficiencia”. Aunque destacó: “Me parece un acierto que el programa provincial esté incorporado al Ministerio de Desarrollo Social”.


Por su experiencia dijo que el perfil del consumidor local “empezó a crecer en conciencia y demanda a partir de 1998”. Pero aclaró que hay que diferenciar esta actitud con la de reclamar: “La gente toma conciencia y demanda a través de los medios de comunicación o las redes sociales, pero no lo efectiviza en términos reales en una denuncia en los organismos pertinentes. Esto hace, por ejemplo, que el pago de un plus por cargarle crédito a un celular no figure en las estadísticas de la oficina de Defensa del Consumidor”. Si bien reconoció que “ha crecido la demanda social, no sé si se han incrementado las denuncias y los reclamos ante los organismos que deben actuar".


Sobre la ausencia de organizaciones de consumidores a nivel local señaló que “tiene que ver con que hay gente que es solidaria, pero no sabe lo que es el compromiso social. Porque eso implica tener constancia, perseverancia y ponerse al hombro el problema de mucha gente. Hay que saber sostener la organización y me parece que en ese sentido hay una falencia en nuestra sociedad. Porque si bien hay mucha más gente que tiene conocimiento de sus derechos como consumidor, todavía hay una cultura de delegar en el Estado para que sea el encargado de hacerlo, a pesar de que es una responsabilidad de cada uno de nosotros”. Y recordó que mientras estuvo activa Adeuco en San Luis se produjo la creación de una filial de la Asociación de Deudores Argentinos (ADA), a principios de 2002, que no tuvo continuidad. 


También propuso la búsqueda de una concertación con el sector empresario “para evitar que se plantee un antagonismo permanente entre unos y otros, cuando sabemos que los comerciantes también son consumidores. Creo que habría que intentar incluir en las empresas, a través de lo que hoy se denomina responsabilidad social empresaria, la incorporación de mecanismos para la resolución de conflictos, sobre todo en temas de menor cuantía, para que la respuesta sea ágil y concreta”.


Logín