eldiariodelarepublica.com
Escandaloso: Carlos Ahumada quebró a Estudiantes y dice que le deben 18 millones de pesos

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Escandaloso: Carlos Ahumada quebró a Estudiantes y dice que le deben 18 millones de pesos


Carlos Ahumada Kurtz en los años que estuvo al frente del  Sportivo Estudiantes de San Luis hizo todo para quebrarlo y quedarse con el club. Así quedó demostrado en el informe contable que recibieron las nuevas autoridades donde consta que la entidad "albiverde" le adeudaría al empresario más de 18 millones de pesos.


Dudosas inversiones, extraños reportes administrativos, sugestivos fondos propios que Ahumada le prestó a la institución, auto aprobación de balances, una sugestiva revaluación de las propiedades del club, subsidios por 23 millones de pesos que recibió del gobierno provincial durante la gestión de Claudio Javier Poggi y maniobras para entorpecer la normalización de la entidad, forman un combo de un escandaloso manejo que el empresario hizo de la tradicional y casi centenaria entidad.


Aprobar, rápido, el último balance previo a su escape del club, era el gran objetivo de Ahumada cuando armó la asamblea del 16 de julio de 2015, convocada y cercada con matones que coparon las instalaciones de Aristóbulo del Valle y Estado de Israel para que no entraran los socios e hinchas genuinos. Luego, Personerías Jurídicas declaró inválida esa junta.

El apuro del cordobés nacionalizado mexicano era ratificar el ejercicio contable 2015, donde figura que Estudiantes, ahora, le debe a su ex presidente la millonaria suma. El ex gerenciador de Talleres de Córdoba estaba de los dos lados del mostrador: era el titular "albiverde" y al mismo tiempo, el supuesto prestamista que aportaba fondos a la entidad.


Nadie sabe si esa plata era real y si la cantidad de billetes coincidían con las cifras estampadas en los papeles. Lo que sí se sabe es que dejó al Verde en bancarrota. Hoy, Estudiantes está fundido: tiene un déficit -corresponde al cierre del ejercicio 2015-, a primera vista, de 17.300.000 pesos. Y es el primer trazo de los contadores contratados por la intervención que se hizo cargo de la institución. Los profesionales siguen hurgando en el laberinto que dejó Ahumada y es muy probable que esos dígitos crezcan.


Lo que indican los balances presentados por Estudiantes y que llevan la firma del ex presidente y de la contadora María del Carmen Godoy, es que la enorme deuda tiene un único acreedor: Carlos Ahumada quien, según indican los textos presentados ante Personerías Jurídicas, se autoprestó dinero (más de 18 millones) para "salvar" al Verde.

Maracaná. Según el balance firmado por Ahumada y la Contadora Godoy, en 2015, el valor del Coliseo creció de $685.954 a $16.600.000.


Por arte de magia o tal vez con la velocidad de Speedy González, el cordobés tenía un rol doble: por un lado era el desesperado presidente de un club que, en el afán de mantenerse en la B Nacional, pedía y aceptaba plata de un prestamista. Y por el otro, se convertía en una especie de 'samaritano' que prestaba dólares, euros, pesos y cheques a aquel atribulado dirigente que, por esas cosas raras de la vida o la ciencia, eran la misma persona o un clon perfecto que hasta hablaba con su acento 'chilango'.


Por ese motivo, los 17.300.000 pesos en rojo que tiene el "albiverde" -cierre del ejercicio 2015- y que lo dejaron en la ruina, son los que reclama aquel ex 'benefactor' desinteresado convertido hoy en un acreedor que se relame mientras sigue atento e informado sobre lo que hace la intervención que encabeza Ivana Bianchi.    


"Los análisis preliminares nos indican que Estudiantes está fundido. En bancarrota total. No hay ninguna duda de eso. Nos resta revisar más detalles, seguir trabajando porque todavía no terminamos con la investigación. Esto es un informe preliminar, nos quedan hacer otras averiguaciones y ver qué sale de ellas", expresó ayer uno de los peritos que examinan los audaces balances del cordobés de tonada mariachi.


El calamitoso estado contable que dejó la gestión de Carlos Ahumada salió a la luz tras las declaraciones que hizo en el programa radial "Agenda Abierta", que emite AM Dimensión. Allí deslizó que Sportivo Estudiantes le debe mucho dinero.

Prestamista y cobrador. En otra hoja del balance 2015 figura parte de lo que Ahumada le prestó al club y la deuda que se autoreconoció.


"El 24 de octubre presentamos un escrito ante la jueza Servini y pedimos que se investigue todo lo referido al club, los fondos que recibimos de AFA, los dineros recibidos de la provincia, su origen. Todo. Queremos que se haga una pericia contable. Porque lo fundamental primero, antes de hablar de cualquiera situación incorrecta en el uso de los recursos, es hacer una pericia contable. Y después seguramente se determinará que todo se manejó correctamente y la cantidad de millones de pesos que yo puse y se analizará el origen de esos millones de pesos, que son totalmente lícitos", expresó Ahumada en la charla que mantuvo con el conductor Nino Romero.


Poggi, el inefable colaborador


En otro párrafo de la nota radial, el empresario mexicano reconoció su vínculo con el ex gobernador Claudio Poggi: "Todos los equipos del Nacional B de las provincias reciben apoyo de sus gobiernos provinciales. Nosotros recibimos, hasta el año pasado, apoyo del gobernador Poggi. Este año es otra situación, se tomó otra decisión que no criticamos, pero no compartimos", reveló.


El detalle que obvió Ahumada en la entrevista fue que, en los últimos tres años, recibió de las arcas del Estado puntano en plena gestión de Claudio Poggi 23 millones de pesos. Así lo reveló una fuente ligada a las averiguaciones contables que desarrolla la intervención de Estudiantes.


"Según la documentación, hay hechos contundentes. Si miramos los balances de los últimos tres ejercicios, 2013, 2014 y 2015, el saldo da negativo. Al cierre del ejercicio 2015, el monto es de 17.300.000 pesos. ¿Qué clase de gestión fue la de Ahumada si perdió semejante cantidad de dinero?. Y a esto hay que sumarle las deudas que heredó la interventora como por ejemplo los 4 meses de pago que reclamaba el plantel, reveló la fuente consultada por El Diario de la República.


Un destacado contador público de la ciudad de San Luis, hincha del Verde, también dio su opinión sobre el panorama actual de Estudiantes. "Es de público conocimiento que el club está fundido y que le quedó una deuda enorme. Colegas me comentaron de la gravedad de los números. Pero es lo que dicen los balances de Ahumada, que sea cierta o no la información es otra cosa. Igualmente, por lo que me dijeron, los números no cierran por ningún lado", reveló.


¿Y la plata que entró?


Aunque no hay ningún registro, libro o documentación alguna (los interventores no recibieron nada por parte de Ahumada ni hallaron nada en una visita al estadio Verde), en los balances figuran algunos ingresos. Y la actual dirigencia también supo de otras entradas de dinero ya que son de público conocimiento. A Estudiantes le entraba plata en forma mensual por parte de AFA por derechos de televisación  ( $1.200.000), también por sponsors (la bebida Secco y Slots eran dos de ellos) más los generosos aportes de la gestión de Claudio Poggi cuando fue gobernador. Eso sin contar la venta de abonos y entradas a los partidos. Para cualquier contador son ingresos a tener en cuenta, pero el rojo que muestran los números actuales no equilibran la balanza ni medio gramo.     


"Todo está sujeto a análisis. Ahumada no dejó nada. Ni un papel. Nada. Pero se pueden cruzar datos facilitados por distintos entes como la AFA, Futbolistas Argentinos Agremiados y el actual Gobierno de San Luis. Por ejemplo, AFA envía a los clubes tres tipos de conceptos distintos. No se conoce cuál es el monto final que recibía Estudiantes. Probablemente no estén todos los ingresos declarados en los balances. Y hay que ver si los gastos están justificados como corresponde", expresó una fuente cercana a los interventores del club.


Otro aspecto llamativo en las jugadas del "Chamaco" Ahumada -tal como lo llaman sus amigos puntanos- es el sorprendente e intangible revalúo que experimentó el estadio de Aristóbulo del Valle y Estado de Israel: según el balance al que accedió El Diario de la República,  al inicio del ejercicio 2015 el Coliseo tenía un valor de $685.954 y sobre el cierre del año pasó costar $16.600.000. Así figura en el documento firmado por la contadora María del Carmen Godoy.


Sin embargo, con sólo recorrer la cancha, cualquiera puede comprobar la ausencia de inversiones o mejoras. Durante su gestión sólo se construyó un vestuario para los árbitros y lo hizo porque AFA lo obligó por reglamento. De lo contrario, no le iban a programar los partidos. Para esa construcción, muchos materiales los aportaron los propios hinchas.  "Hicieron un revalúo del estadio, pero desde lo técnico y contable esos números dejan mucho que desear", opinó un veterano contador con los papeles en la mano.


Cartero remolón


En el inicio de la semana pasada, cuando Nino Romero lo entrevistó, Ahumada adelantó que enviaría una carta documento a la interventora del club, Ivana Bianchi, para echar luz a su salida de San Luis y colaborar en lo que necesite la transitoria dirigencia Verde. "No alcancé a enviarla, pero sí le mandé una carta documento donde pongo más o menos en conocimiento de todo a la interventora Bianchi y donde me pongo a su disposición para aclararle cualquier duda. Siempre dentro del diálogo y de las buenas costumbres, estoy dispuesto a dialogar. Creo que si quiere tener algún contacto conmigo, lo puede tener de la manera más fácil. Ella sabe cómo ubicarme, tenemos amigos en común, gente conocida en común. No hace falta que publique solicitadas", manifestó al aire.


La respuesta de la diputada nacional puntana desmintió al cordobés. "No me llegó ninguna carta documento. Él dice que le dio una documentación a la jueza Servini de Cubría, dijo que todos los papeles los dejó en la contadora Godoy y ella trajo algunos, no todos. Ante esta situación, fuimos al club con un escribano público y con testigos, pero no encontramos nada. Por eso lo citamos a él para que se presentara y acercara el resto de los papeles. Todavía no se contactó con nosotros. Y no nos ha llegado ninguna carta documento. Me gustaría que nos dijera el número de la Carta Documento así la podemos rastrear en el correo y por fin la leemos. Dijo que ha presentado la documentación ante la jueza Servini. Bueno, veremos. Porque a los papeles o los tiene Godoy o los tiene la jueza o siguen en su poder", cerró Bianchi.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Escandaloso: Carlos Ahumada quebró a Estudiantes y dice que le deben 18 millones de pesos

Yo soy tu amigo fiel. El diputado Bartolomé Abdala, el ex gobernador Claudio Poggi, Carlos Ahumada y el ex dirigente Enrique Pérez, a pura sonrisa.

Carlos Ahumada Kurtz en los años que estuvo al frente del  Sportivo Estudiantes de San Luis hizo todo para quebrarlo y quedarse con el club. Así quedó demostrado en el informe contable que recibieron las nuevas autoridades donde consta que la entidad "albiverde" le adeudaría al empresario más de 18 millones de pesos.


Dudosas inversiones, extraños reportes administrativos, sugestivos fondos propios que Ahumada le prestó a la institución, auto aprobación de balances, una sugestiva revaluación de las propiedades del club, subsidios por 23 millones de pesos que recibió del gobierno provincial durante la gestión de Claudio Javier Poggi y maniobras para entorpecer la normalización de la entidad, forman un combo de un escandaloso manejo que el empresario hizo de la tradicional y casi centenaria entidad.


Aprobar, rápido, el último balance previo a su escape del club, era el gran objetivo de Ahumada cuando armó la asamblea del 16 de julio de 2015, convocada y cercada con matones que coparon las instalaciones de Aristóbulo del Valle y Estado de Israel para que no entraran los socios e hinchas genuinos. Luego, Personerías Jurídicas declaró inválida esa junta.

El apuro del cordobés nacionalizado mexicano era ratificar el ejercicio contable 2015, donde figura que Estudiantes, ahora, le debe a su ex presidente la millonaria suma. El ex gerenciador de Talleres de Córdoba estaba de los dos lados del mostrador: era el titular "albiverde" y al mismo tiempo, el supuesto prestamista que aportaba fondos a la entidad.


Nadie sabe si esa plata era real y si la cantidad de billetes coincidían con las cifras estampadas en los papeles. Lo que sí se sabe es que dejó al Verde en bancarrota. Hoy, Estudiantes está fundido: tiene un déficit -corresponde al cierre del ejercicio 2015-, a primera vista, de 17.300.000 pesos. Y es el primer trazo de los contadores contratados por la intervención que se hizo cargo de la institución. Los profesionales siguen hurgando en el laberinto que dejó Ahumada y es muy probable que esos dígitos crezcan.


Lo que indican los balances presentados por Estudiantes y que llevan la firma del ex presidente y de la contadora María del Carmen Godoy, es que la enorme deuda tiene un único acreedor: Carlos Ahumada quien, según indican los textos presentados ante Personerías Jurídicas, se autoprestó dinero (más de 18 millones) para "salvar" al Verde.

Maracaná. Según el balance firmado por Ahumada y la Contadora Godoy, en 2015, el valor del Coliseo creció de $685.954 a $16.600.000.


Por arte de magia o tal vez con la velocidad de Speedy González, el cordobés tenía un rol doble: por un lado era el desesperado presidente de un club que, en el afán de mantenerse en la B Nacional, pedía y aceptaba plata de un prestamista. Y por el otro, se convertía en una especie de 'samaritano' que prestaba dólares, euros, pesos y cheques a aquel atribulado dirigente que, por esas cosas raras de la vida o la ciencia, eran la misma persona o un clon perfecto que hasta hablaba con su acento 'chilango'.


Por ese motivo, los 17.300.000 pesos en rojo que tiene el "albiverde" -cierre del ejercicio 2015- y que lo dejaron en la ruina, son los que reclama aquel ex 'benefactor' desinteresado convertido hoy en un acreedor que se relame mientras sigue atento e informado sobre lo que hace la intervención que encabeza Ivana Bianchi.    


"Los análisis preliminares nos indican que Estudiantes está fundido. En bancarrota total. No hay ninguna duda de eso. Nos resta revisar más detalles, seguir trabajando porque todavía no terminamos con la investigación. Esto es un informe preliminar, nos quedan hacer otras averiguaciones y ver qué sale de ellas", expresó ayer uno de los peritos que examinan los audaces balances del cordobés de tonada mariachi.


El calamitoso estado contable que dejó la gestión de Carlos Ahumada salió a la luz tras las declaraciones que hizo en el programa radial "Agenda Abierta", que emite AM Dimensión. Allí deslizó que Sportivo Estudiantes le debe mucho dinero.

Prestamista y cobrador. En otra hoja del balance 2015 figura parte de lo que Ahumada le prestó al club y la deuda que se autoreconoció.


"El 24 de octubre presentamos un escrito ante la jueza Servini y pedimos que se investigue todo lo referido al club, los fondos que recibimos de AFA, los dineros recibidos de la provincia, su origen. Todo. Queremos que se haga una pericia contable. Porque lo fundamental primero, antes de hablar de cualquiera situación incorrecta en el uso de los recursos, es hacer una pericia contable. Y después seguramente se determinará que todo se manejó correctamente y la cantidad de millones de pesos que yo puse y se analizará el origen de esos millones de pesos, que son totalmente lícitos", expresó Ahumada en la charla que mantuvo con el conductor Nino Romero.


Poggi, el inefable colaborador


En otro párrafo de la nota radial, el empresario mexicano reconoció su vínculo con el ex gobernador Claudio Poggi: "Todos los equipos del Nacional B de las provincias reciben apoyo de sus gobiernos provinciales. Nosotros recibimos, hasta el año pasado, apoyo del gobernador Poggi. Este año es otra situación, se tomó otra decisión que no criticamos, pero no compartimos", reveló.


El detalle que obvió Ahumada en la entrevista fue que, en los últimos tres años, recibió de las arcas del Estado puntano en plena gestión de Claudio Poggi 23 millones de pesos. Así lo reveló una fuente ligada a las averiguaciones contables que desarrolla la intervención de Estudiantes.


"Según la documentación, hay hechos contundentes. Si miramos los balances de los últimos tres ejercicios, 2013, 2014 y 2015, el saldo da negativo. Al cierre del ejercicio 2015, el monto es de 17.300.000 pesos. ¿Qué clase de gestión fue la de Ahumada si perdió semejante cantidad de dinero?. Y a esto hay que sumarle las deudas que heredó la interventora como por ejemplo los 4 meses de pago que reclamaba el plantel, reveló la fuente consultada por El Diario de la República.


Un destacado contador público de la ciudad de San Luis, hincha del Verde, también dio su opinión sobre el panorama actual de Estudiantes. "Es de público conocimiento que el club está fundido y que le quedó una deuda enorme. Colegas me comentaron de la gravedad de los números. Pero es lo que dicen los balances de Ahumada, que sea cierta o no la información es otra cosa. Igualmente, por lo que me dijeron, los números no cierran por ningún lado", reveló.


¿Y la plata que entró?


Aunque no hay ningún registro, libro o documentación alguna (los interventores no recibieron nada por parte de Ahumada ni hallaron nada en una visita al estadio Verde), en los balances figuran algunos ingresos. Y la actual dirigencia también supo de otras entradas de dinero ya que son de público conocimiento. A Estudiantes le entraba plata en forma mensual por parte de AFA por derechos de televisación  ( $1.200.000), también por sponsors (la bebida Secco y Slots eran dos de ellos) más los generosos aportes de la gestión de Claudio Poggi cuando fue gobernador. Eso sin contar la venta de abonos y entradas a los partidos. Para cualquier contador son ingresos a tener en cuenta, pero el rojo que muestran los números actuales no equilibran la balanza ni medio gramo.     


"Todo está sujeto a análisis. Ahumada no dejó nada. Ni un papel. Nada. Pero se pueden cruzar datos facilitados por distintos entes como la AFA, Futbolistas Argentinos Agremiados y el actual Gobierno de San Luis. Por ejemplo, AFA envía a los clubes tres tipos de conceptos distintos. No se conoce cuál es el monto final que recibía Estudiantes. Probablemente no estén todos los ingresos declarados en los balances. Y hay que ver si los gastos están justificados como corresponde", expresó una fuente cercana a los interventores del club.


Otro aspecto llamativo en las jugadas del "Chamaco" Ahumada -tal como lo llaman sus amigos puntanos- es el sorprendente e intangible revalúo que experimentó el estadio de Aristóbulo del Valle y Estado de Israel: según el balance al que accedió El Diario de la República,  al inicio del ejercicio 2015 el Coliseo tenía un valor de $685.954 y sobre el cierre del año pasó costar $16.600.000. Así figura en el documento firmado por la contadora María del Carmen Godoy.


Sin embargo, con sólo recorrer la cancha, cualquiera puede comprobar la ausencia de inversiones o mejoras. Durante su gestión sólo se construyó un vestuario para los árbitros y lo hizo porque AFA lo obligó por reglamento. De lo contrario, no le iban a programar los partidos. Para esa construcción, muchos materiales los aportaron los propios hinchas.  "Hicieron un revalúo del estadio, pero desde lo técnico y contable esos números dejan mucho que desear", opinó un veterano contador con los papeles en la mano.


Cartero remolón


En el inicio de la semana pasada, cuando Nino Romero lo entrevistó, Ahumada adelantó que enviaría una carta documento a la interventora del club, Ivana Bianchi, para echar luz a su salida de San Luis y colaborar en lo que necesite la transitoria dirigencia Verde. "No alcancé a enviarla, pero sí le mandé una carta documento donde pongo más o menos en conocimiento de todo a la interventora Bianchi y donde me pongo a su disposición para aclararle cualquier duda. Siempre dentro del diálogo y de las buenas costumbres, estoy dispuesto a dialogar. Creo que si quiere tener algún contacto conmigo, lo puede tener de la manera más fácil. Ella sabe cómo ubicarme, tenemos amigos en común, gente conocida en común. No hace falta que publique solicitadas", manifestó al aire.


La respuesta de la diputada nacional puntana desmintió al cordobés. "No me llegó ninguna carta documento. Él dice que le dio una documentación a la jueza Servini de Cubría, dijo que todos los papeles los dejó en la contadora Godoy y ella trajo algunos, no todos. Ante esta situación, fuimos al club con un escribano público y con testigos, pero no encontramos nada. Por eso lo citamos a él para que se presentara y acercara el resto de los papeles. Todavía no se contactó con nosotros. Y no nos ha llegado ninguna carta documento. Me gustaría que nos dijera el número de la Carta Documento así la podemos rastrear en el correo y por fin la leemos. Dijo que ha presentado la documentación ante la jueza Servini. Bueno, veremos. Porque a los papeles o los tiene Godoy o los tiene la jueza o siguen en su poder", cerró Bianchi.


Logín