eldiariodelarepublica.com
Comerciantes piden “protección” ante el arribo de súper chinos

Escuchanos EN VIVO!
X

Comerciantes piden “protección” ante el arribo de súper chinos


Un grupo de propietarios de supermercados locales junto con el presidente de la Cámara de Comercio, Walter Mastellone, se reunió con el ministro de Gobierno, Justicia, Culto y Transporte, Eduardo Mones Ruiz, para plantearle la preocupación ante la cada vez más recurrente instalación de los comercios conocidos como chinos. Además pidieron que renueven la normativa comercial vigente y que se regulen las zonas donde los construyen.


“Es importante que nos hayan planteado los temas, están muy preocupados, plantean una problemática real, sin discriminar a nadie, sólo plantean medios de regulación para que estén en igualdad ante la ley tributaria, laboral, controles. Es complejo porque en muchos lados se han instalado al lado de otro que ya está funcionando. Trabajan en defensa del trabajo de las familias sanluiseñas. Le contamos un poco sobre el proyecto que el Ejecutivo provincial envió a las cámaras legislativas sobre el trabajo puntano, porque en definitiva el reclamo y la finalidad del proyecto de ley tienen puntos en común”, sostuvo Mones Ruiz.


Según manifestó Mastellone, esto ya fue llevado hasta el Municipio y los concejales, pero no obtuvieron respuesta. “Los comerciantes de Villa Mercedes hemos aportado muchísimo para que la ciudad esté grande pero fuimos ninguneados por el Concejo que ha ido trasladando de semana a semana el tratamiento de lo que pedimos. Hoy tenemos 500 empleados menos, hay cinco o seis chinos más, entonces hay una contradicción porque si las inversiones vienen para aportar y hacer crecer la ciudad no entendemos que haya menos puestos de trabajo. Las ordenanzas vigentes datan de 1997 cuando la ciudad era chica, hoy necesita urgente un ordenamiento comercial para que estos problemas no sucedan”, indicó la cara visible de los comerciantes mercedinos.


Dentro de los pedidos puntuales, el directivo resaltó la idea de una zoonificación, que respeten una distancia mínima entre negocios del mismo rubro y si superan los trescientos metros cuadrados en estructura sean levantados a setecientos metros de distancia uno del otro. "No queremos impedir que se instalen sino que se ordenen y no al lado de otro local", remarcó.


Del encuentro, en el Centro Cívico participaron Ángel Gutiérrez, Carlos Abba, Mario Del Turco y Jorge Gómez, en representación del rubro. Gómez, quien tiene un mercado hace veintiún años en el barrio Feliciano Sarmiento, contó que se siente particularmente "perjudicado. Tengo seis empleados a quienes pagar las cargas sociales, tal como corresponde pero me va a ser difícil competir con ellos cuando vienen con su familia. Hacen poca inversión, no ocupan mano de obra argentina y no sabemos para qué lado disparar, mis empleados están en riesgo que no sé cómo va a ser mi futuro, eso me tiene muy preocupado. Si no vendemos no les podemos pagar".


Los comerciantes y el ministro acordaron una nueva reunión junto con las autoridades municipales y los ediles, que están a cargo de las legislaciones comerciales. "Todo lo que tenga que ver con la defensa del trabajo de las familias sanluiseñas es importante. De alguna manera tenemos que encontrarle la vuelta para que dentro de este contexto la prioridad sea de los sanluiseños, esto no quiere decir que discriminemos a nadie sino que estamos favoreciendo, estamos en defensa del trabajo de los sanluiseños", señaló Mones Ruiz.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Comerciantes piden “protección” ante el arribo de súper chinos

Mastellone (al medio) y Mones Ruiz (a su izquierda) con los comerciantes en el centro cívico. Foto: Gentileza.

Un grupo de propietarios de supermercados locales junto con el presidente de la Cámara de Comercio, Walter Mastellone, se reunió con el ministro de Gobierno, Justicia, Culto y Transporte, Eduardo Mones Ruiz, para plantearle la preocupación ante la cada vez más recurrente instalación de los comercios conocidos como chinos. Además pidieron que renueven la normativa comercial vigente y que se regulen las zonas donde los construyen.


“Es importante que nos hayan planteado los temas, están muy preocupados, plantean una problemática real, sin discriminar a nadie, sólo plantean medios de regulación para que estén en igualdad ante la ley tributaria, laboral, controles. Es complejo porque en muchos lados se han instalado al lado de otro que ya está funcionando. Trabajan en defensa del trabajo de las familias sanluiseñas. Le contamos un poco sobre el proyecto que el Ejecutivo provincial envió a las cámaras legislativas sobre el trabajo puntano, porque en definitiva el reclamo y la finalidad del proyecto de ley tienen puntos en común”, sostuvo Mones Ruiz.


Según manifestó Mastellone, esto ya fue llevado hasta el Municipio y los concejales, pero no obtuvieron respuesta. “Los comerciantes de Villa Mercedes hemos aportado muchísimo para que la ciudad esté grande pero fuimos ninguneados por el Concejo que ha ido trasladando de semana a semana el tratamiento de lo que pedimos. Hoy tenemos 500 empleados menos, hay cinco o seis chinos más, entonces hay una contradicción porque si las inversiones vienen para aportar y hacer crecer la ciudad no entendemos que haya menos puestos de trabajo. Las ordenanzas vigentes datan de 1997 cuando la ciudad era chica, hoy necesita urgente un ordenamiento comercial para que estos problemas no sucedan”, indicó la cara visible de los comerciantes mercedinos.


Dentro de los pedidos puntuales, el directivo resaltó la idea de una zoonificación, que respeten una distancia mínima entre negocios del mismo rubro y si superan los trescientos metros cuadrados en estructura sean levantados a setecientos metros de distancia uno del otro. "No queremos impedir que se instalen sino que se ordenen y no al lado de otro local", remarcó.


Del encuentro, en el Centro Cívico participaron Ángel Gutiérrez, Carlos Abba, Mario Del Turco y Jorge Gómez, en representación del rubro. Gómez, quien tiene un mercado hace veintiún años en el barrio Feliciano Sarmiento, contó que se siente particularmente "perjudicado. Tengo seis empleados a quienes pagar las cargas sociales, tal como corresponde pero me va a ser difícil competir con ellos cuando vienen con su familia. Hacen poca inversión, no ocupan mano de obra argentina y no sabemos para qué lado disparar, mis empleados están en riesgo que no sé cómo va a ser mi futuro, eso me tiene muy preocupado. Si no vendemos no les podemos pagar".


Los comerciantes y el ministro acordaron una nueva reunión junto con las autoridades municipales y los ediles, que están a cargo de las legislaciones comerciales. "Todo lo que tenga que ver con la defensa del trabajo de las familias sanluiseñas es importante. De alguna manera tenemos que encontrarle la vuelta para que dentro de este contexto la prioridad sea de los sanluiseños, esto no quiere decir que discriminemos a nadie sino que estamos favoreciendo, estamos en defensa del trabajo de los sanluiseños", señaló Mones Ruiz.


Logín