eldiariodelarepublica.com
El Papa le agradeció a Alberto Rodríguez Saá por su participación en la Cumbre por los refugiados

Escuchanos EN VIVO!
X

El Papa le agradeció a Alberto Rodríguez Saá por su participación en la Cumbre por los refugiados


Breve, directa y emotiva. Así es la carta que el Papa Francisco le envió al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez, luego que el mandatario puntano participara de la cumbre "Europa: los refugiados son nuestros hermanos y hermanas", un encuentro organizado por la Pontificia Academia de Ciencias y que realizó el viernes y sábado pasados en la Ciudad del Vaticano, sede de la Academia.


“Le agradezco haber participado en la cumbre organizada en mi casa por la Pontificia Academia de Ciencias en respuesta a mi iniciativa”, abre el documento que lleva una despojada y clara firma que simplemente dice: Francisco.


El sumo pontífice expone: “He seguido de cerca el desarrollo de ambas jornadas y sé de su notable éxito. He querido respetar la libertad de todos y cada uno. Me agrada la sugerencia de crear una red de Alcaldes. Sé de sus iniciativas, luchas y sufrimientos personales. Por eso le expreso mi admiración y gratitud por lo que hace con inteligencia y con coraje a favor de nuestras hermanas y hermanos refugiados”.


"Las puertas de mi casa estarán siempre abiertas para Usted y para esta nueva red", expresó el  Papa.


El cierre de la carta es un manifiesto de la simpleza y lo directo que es el pontífice a la hora de plantear un tema y de que cómo evidencia una mirada holística y  sin prejuicios: “Mientras pido al Señor que no le abandone nunca, pero sobre todo en este difícil momento, lo acompaño con reconocimiento y afecto. No se olvide de rezar por mí, si no reza, por favor piénseme bien y envíeme 'buena onda'”.


La misiva en su margen izquierdo superior lleva el escudo Papal (que fue elegido por Francisco exclusivamente) que tiene dos llaves que representan el poder temporal  y celestial inherente al papado y que lleva la mitra del Santo Padre en la parte superior, entre otra gran cantidad de símbolos.


Este sello debajo lleva la frase en latín: “Miserando atque eligendo” y que en castellano significa: “Lo miró con misericordia y lo eligió”.


Rodríguez Saá participó de la cumbre junto a más de 80 alcaldes de Europa y algunas ciudades africanas.


El fin del encuentro fue atraer la atención de los gobiernos sobre "la amenaza a la estabilidad mundial" que representa la creciente cantidad de desplazados por conflictos bélicos y otros factores como la pobreza y el hambre, que ronda los 125 millones de personas en el mundo.



Un mensaje claro


En el Vaticano, el gobernador de San Luis habló ante los jefes de Gobierno de las ciudades más importantes de Europa y anticipó que San Luis va a sumarse al plan mundial de asistir a los refugiados. Así de claro adelantó que San Luis hará todo lo posible para traer a la provincia a familias que se han visto forzadas a abandonar su país de origen como por ejemplo las guerras, el hambre, las catástrofes naturales o provocadas por el hombre.


Además puso un plazo tentativo y dijo que intentará hacer todo lo posible para que el primer grupo llegue en no más de cien días.


Para diferenciarse de las trabas que impone la política inmigratoria del gobierno nacional dijo: "Queremos participar, ser parte del corredor humanitario. Queremos cambiar nuestra naturaleza de ser un estado distante del problema", aseguró el primer mandatario.


"Propongo convertirnos en Estado de acogida, en estado 'llamante', en estado solidario con las familias que vendrán con nosotros", dijo Rodríguez Saá el sábado al hablar pasadas las 14 (hora argentina, 18 en Roma) en penúltimo turno en la Casina Pío IV.



Una red de Alcaldes


En el Vaticano algunos alcaldes de más de 50 ciudades de Europa propusieron crear una red de apoyo a los refugiados con la intención de "concebir ciudades acogedoras" y "organizar corredores humanitarios europeos, seguros y regulares".


La idea fue muy bien recibida por Francisco al punto que lo agradeció en la carta que envió a Rodríguez Saá.


"Las ciudades de Europa que representamos son agrupaciones de pueblos anteriores a las naciones, muchas de ellas incluso anteriores al cristianismo, como Atenas, Roma y otras", destacaron los jefes comunales.


"Algunas ciudades han sabido crear modos de convivencia y acogida que son modelos de imitar. Atenas, por ejemplo, está en el origen de la democracia moderna; Florencia en la abolición de la pena de muerte. Europa en general, después del mensaje de Cristo, significa también reconocimiento de la dignidad humana de cada persona, de su libertad y de la paz como bien supremo", plantearon los alcaldes, entre otras, de Roma, Madrid y París en la declaración final del evento.


"Las grandes ciudades de Europa, como las de América y Asia deben reunirse en la buena fe, la confianza y la esperanza, en la amistad, concordia y justicia, estrechando brazos de humanidad, integración y solidaridad", afirmaron en el documento que rubricaron en el Vaticano.


Medidas concretas


Durante la Cumbre el Gobernador adelantó acciones a concretar para que los refugiados lleguen a  San Luis.


Rodríguez Saá anticipó que   instruyó a sus funcionarios para formar un "comité solidario de los refugiados", para que haya un "cara a cara" con los desplazados en los campos en que viven en Europa, para acercarles un pantallazo de lo que es  la provincia.


Explicó que San Luis costeará los traslados de la familias y aseguró: "Los vamos a recibir en lugares absolutamente dignos, y empezamos a trabajar de inmediato con lo que he escuchado que hacen todos ustedes: darles el documento, devolverles la personalidad, el nombre y buscarles trabajo; convertir el estatus de refugiado en estatus de inmigrante y en estatus de ciudadano. Ir dando todos esos saltos para que sean ciudadanos con plenos derechos en nuestra provincia".


"Ya hablé con el Ministerio de Relaciones Exteriores antes de venir, y le dije: 'Quisiera que el primer contingente lo trajéramos en Navidad'. Me dijeron: 'Bueno, es bastante imposible. quizás 120 días'. Y nos propusimos que vamos a intentar que en cien días, la provincia pueda traer y hacerse cargo del primer contingente de refugiados" dijo sobre los plazos.


A continuación la carta:


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El Papa le agradeció a Alberto Rodríguez Saá por su participación en la Cumbre por los refugiados

Foto ANSL

Breve, directa y emotiva. Así es la carta que el Papa Francisco le envió al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez, luego que el mandatario puntano participara de la cumbre "Europa: los refugiados son nuestros hermanos y hermanas", un encuentro organizado por la Pontificia Academia de Ciencias y que realizó el viernes y sábado pasados en la Ciudad del Vaticano, sede de la Academia.


“Le agradezco haber participado en la cumbre organizada en mi casa por la Pontificia Academia de Ciencias en respuesta a mi iniciativa”, abre el documento que lleva una despojada y clara firma que simplemente dice: Francisco.


El sumo pontífice expone: “He seguido de cerca el desarrollo de ambas jornadas y sé de su notable éxito. He querido respetar la libertad de todos y cada uno. Me agrada la sugerencia de crear una red de Alcaldes. Sé de sus iniciativas, luchas y sufrimientos personales. Por eso le expreso mi admiración y gratitud por lo que hace con inteligencia y con coraje a favor de nuestras hermanas y hermanos refugiados”.


"Las puertas de mi casa estarán siempre abiertas para Usted y para esta nueva red", expresó el  Papa.


El cierre de la carta es un manifiesto de la simpleza y lo directo que es el pontífice a la hora de plantear un tema y de que cómo evidencia una mirada holística y  sin prejuicios: “Mientras pido al Señor que no le abandone nunca, pero sobre todo en este difícil momento, lo acompaño con reconocimiento y afecto. No se olvide de rezar por mí, si no reza, por favor piénseme bien y envíeme 'buena onda'”.


La misiva en su margen izquierdo superior lleva el escudo Papal (que fue elegido por Francisco exclusivamente) que tiene dos llaves que representan el poder temporal  y celestial inherente al papado y que lleva la mitra del Santo Padre en la parte superior, entre otra gran cantidad de símbolos.


Este sello debajo lleva la frase en latín: “Miserando atque eligendo” y que en castellano significa: “Lo miró con misericordia y lo eligió”.


Rodríguez Saá participó de la cumbre junto a más de 80 alcaldes de Europa y algunas ciudades africanas.


El fin del encuentro fue atraer la atención de los gobiernos sobre "la amenaza a la estabilidad mundial" que representa la creciente cantidad de desplazados por conflictos bélicos y otros factores como la pobreza y el hambre, que ronda los 125 millones de personas en el mundo.



Un mensaje claro


En el Vaticano, el gobernador de San Luis habló ante los jefes de Gobierno de las ciudades más importantes de Europa y anticipó que San Luis va a sumarse al plan mundial de asistir a los refugiados. Así de claro adelantó que San Luis hará todo lo posible para traer a la provincia a familias que se han visto forzadas a abandonar su país de origen como por ejemplo las guerras, el hambre, las catástrofes naturales o provocadas por el hombre.


Además puso un plazo tentativo y dijo que intentará hacer todo lo posible para que el primer grupo llegue en no más de cien días.


Para diferenciarse de las trabas que impone la política inmigratoria del gobierno nacional dijo: "Queremos participar, ser parte del corredor humanitario. Queremos cambiar nuestra naturaleza de ser un estado distante del problema", aseguró el primer mandatario.


"Propongo convertirnos en Estado de acogida, en estado 'llamante', en estado solidario con las familias que vendrán con nosotros", dijo Rodríguez Saá el sábado al hablar pasadas las 14 (hora argentina, 18 en Roma) en penúltimo turno en la Casina Pío IV.



Una red de Alcaldes


En el Vaticano algunos alcaldes de más de 50 ciudades de Europa propusieron crear una red de apoyo a los refugiados con la intención de "concebir ciudades acogedoras" y "organizar corredores humanitarios europeos, seguros y regulares".


La idea fue muy bien recibida por Francisco al punto que lo agradeció en la carta que envió a Rodríguez Saá.


"Las ciudades de Europa que representamos son agrupaciones de pueblos anteriores a las naciones, muchas de ellas incluso anteriores al cristianismo, como Atenas, Roma y otras", destacaron los jefes comunales.


"Algunas ciudades han sabido crear modos de convivencia y acogida que son modelos de imitar. Atenas, por ejemplo, está en el origen de la democracia moderna; Florencia en la abolición de la pena de muerte. Europa en general, después del mensaje de Cristo, significa también reconocimiento de la dignidad humana de cada persona, de su libertad y de la paz como bien supremo", plantearon los alcaldes, entre otras, de Roma, Madrid y París en la declaración final del evento.


"Las grandes ciudades de Europa, como las de América y Asia deben reunirse en la buena fe, la confianza y la esperanza, en la amistad, concordia y justicia, estrechando brazos de humanidad, integración y solidaridad", afirmaron en el documento que rubricaron en el Vaticano.


Medidas concretas


Durante la Cumbre el Gobernador adelantó acciones a concretar para que los refugiados lleguen a  San Luis.


Rodríguez Saá anticipó que   instruyó a sus funcionarios para formar un "comité solidario de los refugiados", para que haya un "cara a cara" con los desplazados en los campos en que viven en Europa, para acercarles un pantallazo de lo que es  la provincia.


Explicó que San Luis costeará los traslados de la familias y aseguró: "Los vamos a recibir en lugares absolutamente dignos, y empezamos a trabajar de inmediato con lo que he escuchado que hacen todos ustedes: darles el documento, devolverles la personalidad, el nombre y buscarles trabajo; convertir el estatus de refugiado en estatus de inmigrante y en estatus de ciudadano. Ir dando todos esos saltos para que sean ciudadanos con plenos derechos en nuestra provincia".


"Ya hablé con el Ministerio de Relaciones Exteriores antes de venir, y le dije: 'Quisiera que el primer contingente lo trajéramos en Navidad'. Me dijeron: 'Bueno, es bastante imposible. quizás 120 días'. Y nos propusimos que vamos a intentar que en cien días, la provincia pueda traer y hacerse cargo del primer contingente de refugiados" dijo sobre los plazos.


A continuación la carta:


Logín