eldiariodelarepublica.com
Empleados de casinos iniciaron un paro por tiempo indeterminado

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Empleados de casinos iniciaron un paro por tiempo indeterminado

Las 25 salas de casinos de la provincia de San Luis no tuvieron actividad ayer debido al paro por tiempo indeterminado que lleva adelante el Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (Aleara) ante la posible aplicación de un impuesto nacional que, aseguran, podría afectar al sector. En San Luis, el acatamiento fue total, según informó el Grupo Slots, empresa propietaria de todas las salas de la provincia. El Hipódromo de La Punta, que pertenece a esa empresa, también se adhirió a la medida. Diego Rossi, delegado gremial de Aleara a nivel provincial, asegura que a nivel nacional 20.000 personas podrán perder sus trabajos y que en San Luis de los 1.000 trabajadores directos que tiene el sector, cerca del 50% pasaría a la misma situación si se aprueba el nuevo impuesto. 
El gravamen es una de las modificaciones a la ley de Impuesto a las Ganancias que se tratará hoy en la Cámara de Diputados de la Nación. El proyecto, entre otras medidas, propone que un 0,75% del total de las apuestas vayan a las arcas del Estado central. Además, impone que anualmente 40.000 pesos de las máquinas electrónicas (como las tragamonedas) también se deriven directamente, por un período de 3 años a partir de 2017. 
La medida impulsada por el gobierno nacional busca aumentar la recaudación, que se verá reducida por el reacomodamiento de la escala de impuestos a las ganancias. Estiman que son unos 6 mil millones de pesos  por año la cifra que esperan recaudar con el impuesto. 
Tanto a nivel nacional como provincial Aleara, que cuenta con 250.000 trabajadores en el país, se manifestó con la ausencia de sus trabajadores a sus puestos de trabajo. “Hoy ya se paga un 61% de los ingresos de la industria al Estado. Con este nuevo impuestazo, la actividad se volvería inviable”, comentó al diario el delegado gremial. 
“La ley es irresponsable y demagógica. Es irresponsable, porque no tuvimos ningún tipo de consulta, ni del sector que representa a los trabajadores, ni del empresarial. Y es demagógica porque ni siquiera van a poder recaudar lo que pretenden por el achique que va a sufrir el sector, ni trata otros impuestos que se pretendían como a la minería o al sistema financiero”.
El Grupo Slots, empresa que aúna todas las salas de casino de la provincia, comparte la preocupación por el nuevo impuesto. “Esto puede llevar al cierre de muchísimos establecimientos y a la pérdida de muchos puestos de trabajo y al mismo tiempo, beneficiar al juego clandestino.  En la empresa estamos realmente consternados”, afirmó José Jantus, secretario de Relaciones Institucionales de la empresa. 
El impuesto afectaría también a las actividades relacionadas a los casinos, como es el caso de los empleados gastronómicos, hoteleros e incluso aquellos cuidadores y entrenadores de caballos del hipódromo. Según Rossi, por cada empleado directo de los casinos, hay 4 indirectos. 
“A nosotros nos afecta directamente”, aseguró Claudio Álvarez, delegado gremial en San Luis de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra). “Todos los trabajadores de casinos que trabajan en las barras, en la parte de hotelería, son trabajadores gastronómicos y con este impuestazo, lo único que vamos a lograr son despidos y pérdida de fuentes de trabajo”, agregó. Álvarez informó que 300 gastronómicos trabajan actualmente en los casinos de San Luis. 
Al cierre de esta edición el sindicato definía nuevas medidas de fuerza como una marcha en San Luis capital, a las que se plegarían otros gremios como Uthgra. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Empleados de casinos iniciaron un paro por tiempo indeterminado

Las 25 salas de casinos de la provincia de San Luis no tuvieron actividad ayer debido al paro por tiempo indeterminado que lleva adelante el Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (Aleara) ante la posible aplicación de un impuesto nacional que, aseguran, podría afectar al sector. En San Luis, el acatamiento fue total, según informó el Grupo Slots, empresa propietaria de todas las salas de la provincia. El Hipódromo de La Punta, que pertenece a esa empresa, también se adhirió a la medida. Diego Rossi, delegado gremial de Aleara a nivel provincial, asegura que a nivel nacional 20.000 personas podrán perder sus trabajos y que en San Luis de los 1.000 trabajadores directos que tiene el sector, cerca del 50% pasaría a la misma situación si se aprueba el nuevo impuesto. 
El gravamen es una de las modificaciones a la ley de Impuesto a las Ganancias que se tratará hoy en la Cámara de Diputados de la Nación. El proyecto, entre otras medidas, propone que un 0,75% del total de las apuestas vayan a las arcas del Estado central. Además, impone que anualmente 40.000 pesos de las máquinas electrónicas (como las tragamonedas) también se deriven directamente, por un período de 3 años a partir de 2017. 
La medida impulsada por el gobierno nacional busca aumentar la recaudación, que se verá reducida por el reacomodamiento de la escala de impuestos a las ganancias. Estiman que son unos 6 mil millones de pesos  por año la cifra que esperan recaudar con el impuesto. 
Tanto a nivel nacional como provincial Aleara, que cuenta con 250.000 trabajadores en el país, se manifestó con la ausencia de sus trabajadores a sus puestos de trabajo. “Hoy ya se paga un 61% de los ingresos de la industria al Estado. Con este nuevo impuestazo, la actividad se volvería inviable”, comentó al diario el delegado gremial. 
“La ley es irresponsable y demagógica. Es irresponsable, porque no tuvimos ningún tipo de consulta, ni del sector que representa a los trabajadores, ni del empresarial. Y es demagógica porque ni siquiera van a poder recaudar lo que pretenden por el achique que va a sufrir el sector, ni trata otros impuestos que se pretendían como a la minería o al sistema financiero”.
El Grupo Slots, empresa que aúna todas las salas de casino de la provincia, comparte la preocupación por el nuevo impuesto. “Esto puede llevar al cierre de muchísimos establecimientos y a la pérdida de muchos puestos de trabajo y al mismo tiempo, beneficiar al juego clandestino.  En la empresa estamos realmente consternados”, afirmó José Jantus, secretario de Relaciones Institucionales de la empresa. 
El impuesto afectaría también a las actividades relacionadas a los casinos, como es el caso de los empleados gastronómicos, hoteleros e incluso aquellos cuidadores y entrenadores de caballos del hipódromo. Según Rossi, por cada empleado directo de los casinos, hay 4 indirectos. 
“A nosotros nos afecta directamente”, aseguró Claudio Álvarez, delegado gremial en San Luis de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra). “Todos los trabajadores de casinos que trabajan en las barras, en la parte de hotelería, son trabajadores gastronómicos y con este impuestazo, lo único que vamos a lograr son despidos y pérdida de fuentes de trabajo”, agregó. Álvarez informó que 300 gastronómicos trabajan actualmente en los casinos de San Luis. 
Al cierre de esta edición el sindicato definía nuevas medidas de fuerza como una marcha en San Luis capital, a las que se plegarían otros gremios como Uthgra. 

Logín