eldiariodelarepublica.com
El profesor acusado de darle droga a sus alumnos no declaró y sigue detenido

Escuchanos EN VIVO!
X

El profesor acusado de darle droga a sus alumnos no declaró y sigue detenido


Pese a continuar recluido en una celda, las acusaciones que pesan sobre los hombros de Martín Sebastián Rodríguez se hicieron un poco más livianas. El docente de dos colegios secundarios de la capital fue detenido el viernes pasado, acusado de facilitarles droga a los adolescentes que concurrían a su casa, donde supuestamente oficiaba fiestas sexuales que involucraban a alumnos. Pero, hasta el momento, el fiscal federal Cristian Rachid sólo halló pruebas para acusarlo por violar la Ley de Estupefacientes, mas no por los delitos que podrían considerarse más graves: corrupción y abuso de menores.


No obstante, haber zafado de la acusación por delitos de índole sexual podría ser una situación momentánea, porque Rachid aclaró que la fiscalía ya solicitó algunas medidas de prueba para ahondar en la sospecha que los padres de varios chicos tendieron sobre el docente de 38 años.


A fines del año pasado, los rumores de que Rodríguez era anfitrión de fiestas marcadas por la droga y la promiscuidad derivaron en las denuncias que dos padres hicieron en la Justicia Federal de San Luis. Así comenzaron a seguirle la pista al contador público nacional, que enseñaba matemáticas en la Escuela Nº 4 “Juan Tulio Zavala” y en el Colegio Nº 12 “Doctor Ramón Carrillo”.


Rachid comentó que, por lo general, la investigación por una causa de drogas suele llevar más tiempo, pero como en este caso sospechaban que había menores que podían ser víctimas de delitos, las medidas para detener a Rodríguez se precipitaron.


Pero, contó el fiscal, “no hay elementos suficientes para probar los supuestos delitos contra la integridad sexual de los adolescentes que acudían a su casa”, aunque sí “está probado y hay indicios para decir que les convidaba estupefacientes y que facilitaba su domicilio para el consumo”. Por eso el martes a la noche, cuando definió la acusación contra el sospechoso, el funcionario lo imputó  por “suministro efectivo de estupefacientes a título gratuito” (agravado por ser en perjuicio de menores), “tenencia simple” (por los cerca de 20 gramos de marihuana que la Policía secuestró en su vivienda) y por “guardar semillas utilizables –más de 400– para producir estupefacientes”. La suma de las acusaciones prevé una pena que va de los 6 a los 20 años de cárcel.


El miércoles al mediodía, Rodríguez llegó a la indagatoria pactada por el juez Federal Esteban Maqueda acompañado por la defensora oficial María Alejandra Videla de Carranza. Optó por no declarar y puso en marcha los diez días de plazo que el juez tiene para resolver su situación procesal.


Mientras, Rachid ordenó pericias informáticas a las computadoras, pendrives y chips de teléfono secuestrados en casa de Rodríguez. También, que entrevisten en Cámara Gesell a las cuatro víctimas identificadas hasta el momento, para despejar dudas sobre si hubo o no abuso de menores, y en el caso de que haya existido, establecer de qué tipo.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El profesor acusado de darle droga a sus alumnos no declaró y sigue detenido

En silencio. El docente fue el miércoles al Juzgado. No declaró.

Pese a continuar recluido en una celda, las acusaciones que pesan sobre los hombros de Martín Sebastián Rodríguez se hicieron un poco más livianas. El docente de dos colegios secundarios de la capital fue detenido el viernes pasado, acusado de facilitarles droga a los adolescentes que concurrían a su casa, donde supuestamente oficiaba fiestas sexuales que involucraban a alumnos. Pero, hasta el momento, el fiscal federal Cristian Rachid sólo halló pruebas para acusarlo por violar la Ley de Estupefacientes, mas no por los delitos que podrían considerarse más graves: corrupción y abuso de menores.


No obstante, haber zafado de la acusación por delitos de índole sexual podría ser una situación momentánea, porque Rachid aclaró que la fiscalía ya solicitó algunas medidas de prueba para ahondar en la sospecha que los padres de varios chicos tendieron sobre el docente de 38 años.


A fines del año pasado, los rumores de que Rodríguez era anfitrión de fiestas marcadas por la droga y la promiscuidad derivaron en las denuncias que dos padres hicieron en la Justicia Federal de San Luis. Así comenzaron a seguirle la pista al contador público nacional, que enseñaba matemáticas en la Escuela Nº 4 “Juan Tulio Zavala” y en el Colegio Nº 12 “Doctor Ramón Carrillo”.


Rachid comentó que, por lo general, la investigación por una causa de drogas suele llevar más tiempo, pero como en este caso sospechaban que había menores que podían ser víctimas de delitos, las medidas para detener a Rodríguez se precipitaron.


Pero, contó el fiscal, “no hay elementos suficientes para probar los supuestos delitos contra la integridad sexual de los adolescentes que acudían a su casa”, aunque sí “está probado y hay indicios para decir que les convidaba estupefacientes y que facilitaba su domicilio para el consumo”. Por eso el martes a la noche, cuando definió la acusación contra el sospechoso, el funcionario lo imputó  por “suministro efectivo de estupefacientes a título gratuito” (agravado por ser en perjuicio de menores), “tenencia simple” (por los cerca de 20 gramos de marihuana que la Policía secuestró en su vivienda) y por “guardar semillas utilizables –más de 400– para producir estupefacientes”. La suma de las acusaciones prevé una pena que va de los 6 a los 20 años de cárcel.


El miércoles al mediodía, Rodríguez llegó a la indagatoria pactada por el juez Federal Esteban Maqueda acompañado por la defensora oficial María Alejandra Videla de Carranza. Optó por no declarar y puso en marcha los diez días de plazo que el juez tiene para resolver su situación procesal.


Mientras, Rachid ordenó pericias informáticas a las computadoras, pendrives y chips de teléfono secuestrados en casa de Rodríguez. También, que entrevisten en Cámara Gesell a las cuatro víctimas identificadas hasta el momento, para despejar dudas sobre si hubo o no abuso de menores, y en el caso de que haya existido, establecer de qué tipo.


Logín