eldiariodelarepublica.com
Apasionados por el Turismo Carretera: una multitud vibra en el Rosendo Hernández

Escuchanos EN VIVO!
X

Apasionados por el Turismo Carretera: una multitud vibra en el Rosendo Hernández


Amigos de la vida y también de las carreras. Hinchas de Ford, Chevrolet, Dodge y Torino que se cargan pero inmediatamente chocan las copas y se funden en un abrazo. De eso se trata este floclore.


Miles de fanáticos llegaron entre semana, algunos se instalaron el viernes, otros pudieron arribar ayer y debieron sufrir para encontrar un lugar donde instalarse. Hoy seguramente no entrará un alfiler cuando se dispute la Gran Final.


Y que decir de las cualidades culinarias del público presente: asados, costillares, lechones, pollos al disco y hasta unos mendocinos se animaron a un exquisito revuelto gramajo in situ para acompañar unas costillitas. Las banderas flamean en todo el perimetro del trazado puntano. Los hinchas se enloquecen cuando los pilotos devuelven el cariño pisando el acelerador y saludan con su mano por la pequeña ventanita que tiene cada máquina.


Son apasionados por el TC, hacen cientos de kilómetros para vivir una verdadera fiesta "tuerca".


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Apasionados por el Turismo Carretera: una multitud vibra en el Rosendo Hernández

Recientemente amigos. de San Luis, Venado Tuerto, Río Cuarto, Villa del Dique y La Rioja. Todos comparten el amor por la categoría.

Amigos de la vida y también de las carreras. Hinchas de Ford, Chevrolet, Dodge y Torino que se cargan pero inmediatamente chocan las copas y se funden en un abrazo. De eso se trata este floclore.


Miles de fanáticos llegaron entre semana, algunos se instalaron el viernes, otros pudieron arribar ayer y debieron sufrir para encontrar un lugar donde instalarse. Hoy seguramente no entrará un alfiler cuando se dispute la Gran Final.


Y que decir de las cualidades culinarias del público presente: asados, costillares, lechones, pollos al disco y hasta unos mendocinos se animaron a un exquisito revuelto gramajo in situ para acompañar unas costillitas. Las banderas flamean en todo el perimetro del trazado puntano. Los hinchas se enloquecen cuando los pilotos devuelven el cariño pisando el acelerador y saludan con su mano por la pequeña ventanita que tiene cada máquina.


Son apasionados por el TC, hacen cientos de kilómetros para vivir una verdadera fiesta "tuerca".


Logín