eldiariodelarepublica.com
Exigen la instalación de más cajeros en San Francisco

Escuchanos EN VIVO!
X

Exigen la instalación de más cajeros en San Francisco


Quedarse sin dinero en San Francisco del Monte de Oro puede convertirse en una de las peores experiencias, tanto para quienes eligen ese destino para vacacionar como para los vecinos que lo habitan todo el año, ya que la localidad tiene un solo cajero automático que no alcanza para abastecer la demanda de la población. Aseguran que durante los fines de semana el problema se agrava ya que la mayoría de los visitantes necesitan extraer el efectivo y éste se agota rápidamente. Los vecinos dicen que han presentado numerosos reclamos al Supervielle, pero no obtienen una solución. El Municipio presentó un pedido formal en 2015, pero tampoco consiguió una respuesta.


“Es un problema de larga data, de más de dos o tres años que venimos padeciendo la insuficiencia de cajeros, y cada vez es peor porque hay más cantidad de turismo y más bancarización de los trámites”, expuso Mario Vallejos, uno de los vecinos de San Francisco que encabeza el pedido de la instalación.


Vallejos explicó que la sucursal del pueblo es la única alternativa con la que cuentan los vecinos, no sólo de San Francisco sino que también de las localidades cercanas como Leandro Alem y Pozo del Tala, que no cuentan con el servicio. Dijo que muchas veces esas personas recorren más de cincuenta kilómetros para poder cobrar sus jubilaciones y cuando llegan se encuentran con que el cajero no tiene efectivo o no funciona. También aseguró que los fines de semana las complicaciones se acrecientan ya que la demanda también aumenta y el sistema colapsa.


“Personalmente me ocupé de juntar firmas y entregarlas al gerente del Banco Supervielle, junto con una nota formal en la que expresábamos como comunidad la necesidad de nuevas unidades de autogestión para agilizar los trámites bancarios”, señaló y agregó que jamás recibió una respuesta.


El vecino también comentó que el domingo hubo una gran afluencia de visitantes en la localidad y que como pasa siempre el cajero se quedó sin plata. Indicó que los turistas estaban desesperados ante la falta de efectivo y que muchos no sabían cómo hacer para volverse a sus lugares de origen. “Es lamentable”, acentuó.


“Pedimos que nos escuchen y nos den una solución, no podemos continuar en este sometimiento. No podemos estar haciendo una cola durante horas y cuando nos toca el turno tener que retirarnos con los bolsillos vacios, es inhumano. Le pedimos a las autoridades que intervengan, que nos ayuden”, expresó.


A las colas interminables para poder  cobrar haberes, hacer depósitos o extraer dinero se le suma la inadecuada infraestructura que no permite a los clientes poder esperar su turno dentro del establecimiento. Además señalaron que no existe privacidad para poder completar las operaciones bancarias más complejas y que la sucursal no tiene rampas o barandas que permitan el acceso seguro  a los ancianos y personas con movilidad reducida.


"Además no se condice con el crecimiento de la población ni con el nivel de bancarización que el banco viene realizando en los últimos años. Y teniendo en cuenta que viene mucha gente de otras localidades, además del crecimiento de la plaza hotelera, es más que evidente que el servicio es obsoleto", aseveró Carlos Camargo. Él, como tantos otros vecinos jubilados, padece la falta de cajeros.


Camargo aseguró que llevan realizadas innumerables notas, que incluso han presentado a la Municipalidad para que acompañe el reclamo, pero cree que muchas veces se han perdido en el camino o el banco no le ha prestado la debida atención.


"Supervielle tiene muchísimos clientes cautivos a través del plástico, como jubilados, planes sociales y empleados públicos que se cuentan por miles, es lógico que no de abasto", afirmó.


Según indicó el intendente, Juan Carlos Eduardo, San Francisco posee una población superior a los seis mil habitantes, que se duplica durante los fines de semana y la mayor demanda ocasiona la caída del sistema y la falta de dinero.


"Estamos totalmente de acuerdo con el reclamo ciudadano, de hecho hemos solicitado al banco que garantice una solución. En noviembre la gerente nos aseguró que estaba todo dispuesto para la instalación de dos unidades nuevas, pero hasta hoy (por ayer) no hemos recibido respuestas concretas", comentó el jefe comunal.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Exigen la instalación de más cajeros en San Francisco

Acto de fe. Los vecinos realizan largas esperas rogando llegar al cajero y que haya dinero.

Quedarse sin dinero en San Francisco del Monte de Oro puede convertirse en una de las peores experiencias, tanto para quienes eligen ese destino para vacacionar como para los vecinos que lo habitan todo el año, ya que la localidad tiene un solo cajero automático que no alcanza para abastecer la demanda de la población. Aseguran que durante los fines de semana el problema se agrava ya que la mayoría de los visitantes necesitan extraer el efectivo y éste se agota rápidamente. Los vecinos dicen que han presentado numerosos reclamos al Supervielle, pero no obtienen una solución. El Municipio presentó un pedido formal en 2015, pero tampoco consiguió una respuesta.


“Es un problema de larga data, de más de dos o tres años que venimos padeciendo la insuficiencia de cajeros, y cada vez es peor porque hay más cantidad de turismo y más bancarización de los trámites”, expuso Mario Vallejos, uno de los vecinos de San Francisco que encabeza el pedido de la instalación.


Vallejos explicó que la sucursal del pueblo es la única alternativa con la que cuentan los vecinos, no sólo de San Francisco sino que también de las localidades cercanas como Leandro Alem y Pozo del Tala, que no cuentan con el servicio. Dijo que muchas veces esas personas recorren más de cincuenta kilómetros para poder cobrar sus jubilaciones y cuando llegan se encuentran con que el cajero no tiene efectivo o no funciona. También aseguró que los fines de semana las complicaciones se acrecientan ya que la demanda también aumenta y el sistema colapsa.


“Personalmente me ocupé de juntar firmas y entregarlas al gerente del Banco Supervielle, junto con una nota formal en la que expresábamos como comunidad la necesidad de nuevas unidades de autogestión para agilizar los trámites bancarios”, señaló y agregó que jamás recibió una respuesta.


El vecino también comentó que el domingo hubo una gran afluencia de visitantes en la localidad y que como pasa siempre el cajero se quedó sin plata. Indicó que los turistas estaban desesperados ante la falta de efectivo y que muchos no sabían cómo hacer para volverse a sus lugares de origen. “Es lamentable”, acentuó.


“Pedimos que nos escuchen y nos den una solución, no podemos continuar en este sometimiento. No podemos estar haciendo una cola durante horas y cuando nos toca el turno tener que retirarnos con los bolsillos vacios, es inhumano. Le pedimos a las autoridades que intervengan, que nos ayuden”, expresó.


A las colas interminables para poder  cobrar haberes, hacer depósitos o extraer dinero se le suma la inadecuada infraestructura que no permite a los clientes poder esperar su turno dentro del establecimiento. Además señalaron que no existe privacidad para poder completar las operaciones bancarias más complejas y que la sucursal no tiene rampas o barandas que permitan el acceso seguro  a los ancianos y personas con movilidad reducida.


"Además no se condice con el crecimiento de la población ni con el nivel de bancarización que el banco viene realizando en los últimos años. Y teniendo en cuenta que viene mucha gente de otras localidades, además del crecimiento de la plaza hotelera, es más que evidente que el servicio es obsoleto", aseveró Carlos Camargo. Él, como tantos otros vecinos jubilados, padece la falta de cajeros.


Camargo aseguró que llevan realizadas innumerables notas, que incluso han presentado a la Municipalidad para que acompañe el reclamo, pero cree que muchas veces se han perdido en el camino o el banco no le ha prestado la debida atención.


"Supervielle tiene muchísimos clientes cautivos a través del plástico, como jubilados, planes sociales y empleados públicos que se cuentan por miles, es lógico que no de abasto", afirmó.


Según indicó el intendente, Juan Carlos Eduardo, San Francisco posee una población superior a los seis mil habitantes, que se duplica durante los fines de semana y la mayor demanda ocasiona la caída del sistema y la falta de dinero.


"Estamos totalmente de acuerdo con el reclamo ciudadano, de hecho hemos solicitado al banco que garantice una solución. En noviembre la gerente nos aseguró que estaba todo dispuesto para la instalación de dos unidades nuevas, pero hasta hoy (por ayer) no hemos recibido respuestas concretas", comentó el jefe comunal.


Logín