eldiariodelarepublica.com
Bancos y tarjetas, el rubro que tuvo más reclamos en el 2016

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Bancos y tarjetas, el rubro que tuvo más reclamos en el 2016


Los bancos estuvieron en el ojo del huracán en el 2016. Así lo refleja un documento de Defensa del Consumidor, en el que se detalla que durante el año pasado este rubro recibió casi 500 reclamos en las sedes que tiene el programa en las ciudades de San Luis, Villa Mercedes y Merlo. En el podio también se colocaron la telefonía (214 quejas) y la venta de electrodomésticos (177). La lista sigue con las prepagas, seguros y servicios de internet y televisión.

El análisis de los reclamos según la ciudad indica que en la capital puntana hubo 411 presentaciones por problemas en los bancos y las tarjetas, 109 por telefonía y  103 por electrodomésticos. En Villa Mercedes, la mayor cantidad de quejas fueron por venta de autos (73), de celulares (64), de electrodomésticos (60) y bancos (50). En Merlo el rubro con más denuncias fue el de telefonía (41). La mayor cantidad de denuncias corresponden a las oficinas de San Luis, que registró casi el 67 por ciento de los reclamos (913); Villa Mercedes el 21 por ciento (286) y Merlo el 12 por ciento (165).


"Los reclamos más comunes contra los bancos son por falta de  información y por las características de los productos financieros", señaló Jorge Olguín, titular de Medios La Lupa SL, quien indicó que  muchos inconvenientes ocurren con las personas de la tercera edad, quienes, aseguró, no están habituadas a los sistemas electrónicos de pago. Además subrayó que las reglamentaciones y disposiciones de las entidades muchas veces están mal comunicadas y explicadas."Hay una letra chica que no se cumple", agregó.


Durante el año pasado, Defensa del Consumidor tomó un total de 2.340 audiencias (1.161 en San Luis, 891 en Villa Mercedes y 288 en Merlo), mientras que llegaron a 838 acuerdos conciliatorios entre los consumidores afectados y las empresas (478 en San Luis, 274 en Villa Mercedes y 86 en Merlo).



Hacer valer los derechos


La provincia cuenta desde 2010 con la Ley de Procedimiento de Defensa del Consumidor (I-0742-2010), que sirvió básicamente para los clientes conozcan los procedimientos para reclamar sus derechos. Esa legislación fue acompañada con educación en los barrios, escuelas y universidades para que los puntanos sepan sobre las ventajas y herramientas para realizar sus denuncias y que tengan una respuesta satisfactoria. Aunque en el ámbito gubernamental reconocen que todavía hace falta mayor difusión sobre el tema e inclusive asumir acciones preventivas para evitar la instancia del reclamo como, por ejemplo, la exigencia del libro de quejas en los locales de venta de productos o servicios.


Además, el concejo es tomar pruebas fotográficas con el celular al momento del fraude y de buscar testigos presenciales ante un maltrato, como modo de prueba.


En el caso de que el reclamo haya sido asentado, inicia la etapa de reconciliación entre las partes, una instancia que puede considerarse “exitosa” al promediar las tres audiencias o 60 días, ya que es un número suficiente dejar constancia de que el supuesto infractor no tiene voluntad de arribar a una solución para el cliente.


Si no existe el acuerdo, la segunda instancia es tipificar la infracción en base a los artículos de la normativa, etapa en la que se le corre vista al denunciado para que haga su descargo. Es donde comúnmente el demandante y demandado llegan a un acuerdo (en el 70 por ciento de los casos).


El conflicto entre el Estado y el Supervielle


El Gobierno provincial intercedió en el 2016 para que los clientes del banco Supervielle reciban una mejor atención. En enero del año pasado el Estado intimó a la entidad para que dejara de realizar descuentos indebidos en las cuentas sueldo de los trabajadores de la administración pública. Además exigió el reintegro inmediato de las deducciones realizadas.


Los clientes habían denunciado que les cobraban los préstamos y las tarjetas de crédito inmediatamente después del depósito de los salarios. A principios de febrero el Supervielle acató la exigencia del Gobierno y cesó con estos descuentos indebidos.


En setiembre, la Provincia suscribió un acuerdo con el banco para la creación de líneas de crédito, la instalación de cajeros automáticos en las localidades del interior que tenían necesidad de contar con este servicio y otros beneficios a las empresas radicadas en San Luis. Además se estableció la posibilidad de rescisión del contrato de cualquiera de las partes a partir del 15 de enero de este año.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Bancos y tarjetas, el rubro que tuvo más reclamos en el 2016

Sin certezas. Aseguran que los bancos no son claros para brindar información a sus clientes.

Los bancos estuvieron en el ojo del huracán en el 2016. Así lo refleja un documento de Defensa del Consumidor, en el que se detalla que durante el año pasado este rubro recibió casi 500 reclamos en las sedes que tiene el programa en las ciudades de San Luis, Villa Mercedes y Merlo. En el podio también se colocaron la telefonía (214 quejas) y la venta de electrodomésticos (177). La lista sigue con las prepagas, seguros y servicios de internet y televisión.

El análisis de los reclamos según la ciudad indica que en la capital puntana hubo 411 presentaciones por problemas en los bancos y las tarjetas, 109 por telefonía y  103 por electrodomésticos. En Villa Mercedes, la mayor cantidad de quejas fueron por venta de autos (73), de celulares (64), de electrodomésticos (60) y bancos (50). En Merlo el rubro con más denuncias fue el de telefonía (41). La mayor cantidad de denuncias corresponden a las oficinas de San Luis, que registró casi el 67 por ciento de los reclamos (913); Villa Mercedes el 21 por ciento (286) y Merlo el 12 por ciento (165).


"Los reclamos más comunes contra los bancos son por falta de  información y por las características de los productos financieros", señaló Jorge Olguín, titular de Medios La Lupa SL, quien indicó que  muchos inconvenientes ocurren con las personas de la tercera edad, quienes, aseguró, no están habituadas a los sistemas electrónicos de pago. Además subrayó que las reglamentaciones y disposiciones de las entidades muchas veces están mal comunicadas y explicadas."Hay una letra chica que no se cumple", agregó.


Durante el año pasado, Defensa del Consumidor tomó un total de 2.340 audiencias (1.161 en San Luis, 891 en Villa Mercedes y 288 en Merlo), mientras que llegaron a 838 acuerdos conciliatorios entre los consumidores afectados y las empresas (478 en San Luis, 274 en Villa Mercedes y 86 en Merlo).



Hacer valer los derechos


La provincia cuenta desde 2010 con la Ley de Procedimiento de Defensa del Consumidor (I-0742-2010), que sirvió básicamente para los clientes conozcan los procedimientos para reclamar sus derechos. Esa legislación fue acompañada con educación en los barrios, escuelas y universidades para que los puntanos sepan sobre las ventajas y herramientas para realizar sus denuncias y que tengan una respuesta satisfactoria. Aunque en el ámbito gubernamental reconocen que todavía hace falta mayor difusión sobre el tema e inclusive asumir acciones preventivas para evitar la instancia del reclamo como, por ejemplo, la exigencia del libro de quejas en los locales de venta de productos o servicios.


Además, el concejo es tomar pruebas fotográficas con el celular al momento del fraude y de buscar testigos presenciales ante un maltrato, como modo de prueba.


En el caso de que el reclamo haya sido asentado, inicia la etapa de reconciliación entre las partes, una instancia que puede considerarse “exitosa” al promediar las tres audiencias o 60 días, ya que es un número suficiente dejar constancia de que el supuesto infractor no tiene voluntad de arribar a una solución para el cliente.


Si no existe el acuerdo, la segunda instancia es tipificar la infracción en base a los artículos de la normativa, etapa en la que se le corre vista al denunciado para que haga su descargo. Es donde comúnmente el demandante y demandado llegan a un acuerdo (en el 70 por ciento de los casos).


El conflicto entre el Estado y el Supervielle


El Gobierno provincial intercedió en el 2016 para que los clientes del banco Supervielle reciban una mejor atención. En enero del año pasado el Estado intimó a la entidad para que dejara de realizar descuentos indebidos en las cuentas sueldo de los trabajadores de la administración pública. Además exigió el reintegro inmediato de las deducciones realizadas.


Los clientes habían denunciado que les cobraban los préstamos y las tarjetas de crédito inmediatamente después del depósito de los salarios. A principios de febrero el Supervielle acató la exigencia del Gobierno y cesó con estos descuentos indebidos.


En setiembre, la Provincia suscribió un acuerdo con el banco para la creación de líneas de crédito, la instalación de cajeros automáticos en las localidades del interior que tenían necesidad de contar con este servicio y otros beneficios a las empresas radicadas en San Luis. Además se estableció la posibilidad de rescisión del contrato de cualquiera de las partes a partir del 15 de enero de este año.


Logín