eldiariodelarepublica.com
Villa Mercedes: denunció que un vecino lo apuñaló con una tijera porque lo miró feo

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Villa Mercedes: denunció que un vecino lo apuñaló con una tijera porque lo miró feo


Carlos Ezequiel Peralta le explicó a la Policía que nunca había tenido un problema, ni un cruce de palabras con Fabio Quiroga. Pero, por lo visto, el otro joven no piensa lo mismo. Por eso cuando Peralta pasó al frente de él y miró cómo murmuraba con su cuñado, Quiroga se le fue encima, sacó una tijera y, sin decirle una palabra, se la asestó en el brazo izquierdo.


El puntazo no fue profundo ni muy extenso. Requirió apenas de una sutura en el Hospital de Referencia “Eva Perón”. “El médico de guardia le hizo un punto para cerrar la herida y después le permitió volver a su casa”, comentó la oficial principal Silvana Morán, de la Comisaría 40ª.


Apenas le dieron el alta, el joven fue hasta la seccional de su barrio y denunció a su vecino. Aunque él lo conoce como “El Negrito” y cree que se apellida Acosta, el presunto agresor, en realidad, se llama Fabio Francisco Quiroga y tiene 19 años.


Relató que todo se dio alrededor de las 18:30, cuando pasó por Olagaray 1292, donde vive el cuñado del atacante. Peralta regresaba a su domicilio, a pie. Al cruzar por el frente de esa vivienda levantó la vista y notó que en la vereda estaban Quiroga, Cindy, la hermana menor del imputado, y Axel Amaya, el novio de la adolescente. “El Negrito” se dio cuenta de que su vecino le había clavado la mirada y le susurró algo a su cuñado.


El damnificado les preguntó si tenían algún problema con él. Pero Quiroga no le contestó. Se levantó, dio un paso al frente, sacó una tijera plateada de su pantalón y, sin darle explicaciones, empezó a tirarle puntazos. Una de las estocadas lo alcanzó en un brazo.


Cuando el albañil, de 22 años, vio lo que "El Negrito" podía hacer por una simple mirada, escapó. Corrió hasta el hospital del barrio.



Con otro vecino, a los tiros


No es la primera vez que Quiroga atraviesa por un conflicto similar. Hace tres meses otro vecino, Facundo Alís, lo denunció porque le apedreó sus caballos, intentó golpearlo y quiso balearlo a él y a su madre.


Sucedió el 2 de octubre, cerca de las 22:30, en Amaro Galán y pasaje 3. Alís arreaba un grupo de caballos. "El Negrito ", que estaba con unos amigos, lo vio y, entre todos, empezaron a lanzarles piedras a los animales, aseguró la víctima. Los proyectiles lastimaron a uno de los equinos, comentó, en su momento, el subcomisario Javier Verdú, jefe de la Comisaría 40ª.


Alís, de 19 años, le hizo frente a Quiroga y se fueron a las manos. A los segundos, la pelea se disipó y cada uno se fue a su casa. Pero, al parecer, “El Negrito” no se había calmado del todo. Al rato pasó por  la vivienda del joven que le había hecho frente y comenzó a insultarlo. El otro chico salió y, detrás de él, lo hizo Valeria, su madre.


"Acosta" corrió hasta su domicilio. Los investigadores presumen que allí, sus hermanas le alcanzaron un revólver, calibre 22. Una vez armado, gatilló contra Alís. Sin miedo Valeria, de 34 años, se le acercó para defender a su hijo y Quiroga empezó a correr. Mientras lo hacía disparaba hacia donde estaba la mujer.


Lo detuvieron a tres casas de allí, cuando intentaba esconderse en lo de una familia.


Luego de ocho días de encierro, el juez Contravencional y Correccional, Santiago Ortiz, le dictó la falta de mérito y "El Negrito" quedó en libertad. Según el magistrado, no había elementos suficientes para inculparlo por "abuso de arma de fuego" y "portación de arma civil, sin la debida autorización legal".


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Villa Mercedes: denunció que un vecino lo apuñaló con una tijera porque lo miró feo

Herida leve. Peralta fue asistido en el hospital del barrio. le suturaron la herida y le dieron el alta.

Carlos Ezequiel Peralta le explicó a la Policía que nunca había tenido un problema, ni un cruce de palabras con Fabio Quiroga. Pero, por lo visto, el otro joven no piensa lo mismo. Por eso cuando Peralta pasó al frente de él y miró cómo murmuraba con su cuñado, Quiroga se le fue encima, sacó una tijera y, sin decirle una palabra, se la asestó en el brazo izquierdo.


El puntazo no fue profundo ni muy extenso. Requirió apenas de una sutura en el Hospital de Referencia “Eva Perón”. “El médico de guardia le hizo un punto para cerrar la herida y después le permitió volver a su casa”, comentó la oficial principal Silvana Morán, de la Comisaría 40ª.


Apenas le dieron el alta, el joven fue hasta la seccional de su barrio y denunció a su vecino. Aunque él lo conoce como “El Negrito” y cree que se apellida Acosta, el presunto agresor, en realidad, se llama Fabio Francisco Quiroga y tiene 19 años.


Relató que todo se dio alrededor de las 18:30, cuando pasó por Olagaray 1292, donde vive el cuñado del atacante. Peralta regresaba a su domicilio, a pie. Al cruzar por el frente de esa vivienda levantó la vista y notó que en la vereda estaban Quiroga, Cindy, la hermana menor del imputado, y Axel Amaya, el novio de la adolescente. “El Negrito” se dio cuenta de que su vecino le había clavado la mirada y le susurró algo a su cuñado.


El damnificado les preguntó si tenían algún problema con él. Pero Quiroga no le contestó. Se levantó, dio un paso al frente, sacó una tijera plateada de su pantalón y, sin darle explicaciones, empezó a tirarle puntazos. Una de las estocadas lo alcanzó en un brazo.


Cuando el albañil, de 22 años, vio lo que "El Negrito" podía hacer por una simple mirada, escapó. Corrió hasta el hospital del barrio.



Con otro vecino, a los tiros


No es la primera vez que Quiroga atraviesa por un conflicto similar. Hace tres meses otro vecino, Facundo Alís, lo denunció porque le apedreó sus caballos, intentó golpearlo y quiso balearlo a él y a su madre.


Sucedió el 2 de octubre, cerca de las 22:30, en Amaro Galán y pasaje 3. Alís arreaba un grupo de caballos. "El Negrito ", que estaba con unos amigos, lo vio y, entre todos, empezaron a lanzarles piedras a los animales, aseguró la víctima. Los proyectiles lastimaron a uno de los equinos, comentó, en su momento, el subcomisario Javier Verdú, jefe de la Comisaría 40ª.


Alís, de 19 años, le hizo frente a Quiroga y se fueron a las manos. A los segundos, la pelea se disipó y cada uno se fue a su casa. Pero, al parecer, “El Negrito” no se había calmado del todo. Al rato pasó por  la vivienda del joven que le había hecho frente y comenzó a insultarlo. El otro chico salió y, detrás de él, lo hizo Valeria, su madre.


"Acosta" corrió hasta su domicilio. Los investigadores presumen que allí, sus hermanas le alcanzaron un revólver, calibre 22. Una vez armado, gatilló contra Alís. Sin miedo Valeria, de 34 años, se le acercó para defender a su hijo y Quiroga empezó a correr. Mientras lo hacía disparaba hacia donde estaba la mujer.


Lo detuvieron a tres casas de allí, cuando intentaba esconderse en lo de una familia.


Luego de ocho días de encierro, el juez Contravencional y Correccional, Santiago Ortiz, le dictó la falta de mérito y "El Negrito" quedó en libertad. Según el magistrado, no había elementos suficientes para inculparlo por "abuso de arma de fuego" y "portación de arma civil, sin la debida autorización legal".


Logín