eldiariodelarepublica.com
El Rastrojero amarillo, la atracción del Dakar

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

El Rastrojero amarillo, la atracción del Dakar


A cada campamento que llega, por cada ciudad por la que pasa, en cada kilómetro que recorre, el Rastrojero de José Antonio Blangino recibe elogios, hurras y fuerzas para seguir en competencia. Hasta los propios "Pipo" y su navegante Luciano Gagliardi están sorprendidos por la repercusión que tuvo el producto construido en el taller de Montecristo.


La idea de Blangino era armar un Rastrojero para que represente la industria nacional pero, principalmente, a la industria cordobesa. El vehículo comenzó a fabricarse en 1952 por Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado (IAME) y se extendió hasta 1979.


"Pipo" compró un Rastrojero 1966 y, si bien queda poco de aquel utilitario destinado para el trabajo de campo, tras las modificaciones para colocar el V8 de Camaro y todos los elementos de seguridad, el espíritu y el nombre es el que simboliza a la otrora próspera industria provincial y nacional.


"Queríamos hacer algo bien argentino y que fuera cordobés, si bien tiene un 40% del Rastrojero real: los papeles, la carrocería y la forma. Pero las Duster, los Peugeot, los Mini y los Toyota tampoco tienen nada de los originales... Mantienen sólo el caparazón; el organismo por dentro es totalmente distinto", enfatiza Blangino.


El coche de los Blangino se mueve gracias a un motor Chevrolet V8. Cabe recordar que la versión original del Rastrojero Diesel, diseñada por los ingenieros argentinos Raúl Gómez y Félix Sanguinetti, fue fabricada por IAME (Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado, luego "Dinfia") en Córdoba entre 1952 y 1969. La producción fue de casi 30 mil vehículos, y los vehículos no superaban los 105 km/h de velocidad máxima, con su motor diesel Borgward de 42 caballos de fuerza.


"Mi familia tuvo uno... ¿Quién no tuvo un Rastrojero? Éste es mi séptimo Dakar; comencé en cuatriciclos. Y para éste empezamos hace ocho meses a armar el auto, modelo '66, de manera artesanal, con la fibra de vidrio y las matrices. Cuando lo probamos llegó a 215 kilómetros por hora", relata con emoción.


Y no le va mal al Rastrojero de Blangino: el prototipo se ubica 38º tras la mitad inicial de la competencia. "Cuando llego siempre digo 'una etapa menos', porque así hay que pensar la prueba. Fijate en lo que pasó con Al Attiyah, Sainz y Spataro. Nosotros llegamos sanitos a La Paz".


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

El Rastrojero amarillo, la atracción del Dakar


A cada campamento que llega, por cada ciudad por la que pasa, en cada kilómetro que recorre, el Rastrojero de José Antonio Blangino recibe elogios, hurras y fuerzas para seguir en competencia. Hasta los propios "Pipo" y su navegante Luciano Gagliardi están sorprendidos por la repercusión que tuvo el producto construido en el taller de Montecristo.


La idea de Blangino era armar un Rastrojero para que represente la industria nacional pero, principalmente, a la industria cordobesa. El vehículo comenzó a fabricarse en 1952 por Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado (IAME) y se extendió hasta 1979.


"Pipo" compró un Rastrojero 1966 y, si bien queda poco de aquel utilitario destinado para el trabajo de campo, tras las modificaciones para colocar el V8 de Camaro y todos los elementos de seguridad, el espíritu y el nombre es el que simboliza a la otrora próspera industria provincial y nacional.


"Queríamos hacer algo bien argentino y que fuera cordobés, si bien tiene un 40% del Rastrojero real: los papeles, la carrocería y la forma. Pero las Duster, los Peugeot, los Mini y los Toyota tampoco tienen nada de los originales... Mantienen sólo el caparazón; el organismo por dentro es totalmente distinto", enfatiza Blangino.


El coche de los Blangino se mueve gracias a un motor Chevrolet V8. Cabe recordar que la versión original del Rastrojero Diesel, diseñada por los ingenieros argentinos Raúl Gómez y Félix Sanguinetti, fue fabricada por IAME (Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado, luego "Dinfia") en Córdoba entre 1952 y 1969. La producción fue de casi 30 mil vehículos, y los vehículos no superaban los 105 km/h de velocidad máxima, con su motor diesel Borgward de 42 caballos de fuerza.


"Mi familia tuvo uno... ¿Quién no tuvo un Rastrojero? Éste es mi séptimo Dakar; comencé en cuatriciclos. Y para éste empezamos hace ocho meses a armar el auto, modelo '66, de manera artesanal, con la fibra de vidrio y las matrices. Cuando lo probamos llegó a 215 kilómetros por hora", relata con emoción.


Y no le va mal al Rastrojero de Blangino: el prototipo se ubica 38º tras la mitad inicial de la competencia. "Cuando llego siempre digo 'una etapa menos', porque así hay que pensar la prueba. Fijate en lo que pasó con Al Attiyah, Sainz y Spataro. Nosotros llegamos sanitos a La Paz".


Logín