eldiariodelarepublica.com
Incendio en La Punta: el juez pide informes de las videocámaras

Escuchanos EN VIVO!
X

Incendio en La Punta: el juez pide informes de las videocámaras

Pidió al Centro de Monitoreo que le envíe las filmaciones que deberían haber registrado el paso de Luis Rodolfo Cuello por distintos lugares de la ciudad de San Luis.

El juez Sebastián Cadelago Filippi le requirió al Centro de Monitoreo que le envíe las filmaciones de cámaras de seguridad que deberían haber registrado el paso de Luis Rodolfo Cuello por distintos lugares de la ciudad de San Luis, para verificar si es verdad lo que dice el productor rural, detenido como supuesto autor del incendio que arrasó campos alrededor de La Punta: que cuando se desató el siniestro, el miércoles 4, él estaba en la capital.

Una fuente de la investigación indicó que la solicitud del magistrado incluye los registros de las cámaras ubicadas en Carlos Pellegrini y avenida Eva Perón,  Aristóbulo del Valle y avenida Eva Perón, Martín de Loyola y Justo Daract, 11 de Agosto y Justo Daract, Tucumán y Justo Daract, Arancibia Rodríguez y Justo Daract, y la rotonda de empalme de la ruta 146 con el acceso a La Punta.

El Centro de Monitoreo debe remitir las filmaciones que hayan tomado desde las seis de la mañana hasta las ocho de la noche de ese día.

Cuando declaró ante el juez, Cuello dijo que el miércoles de la quemazón fue al campo recién a la siesta, luego de que un vecino de su campo, Abel Rodríguez, lo llamó a las doce y media para avisarle que había un incendio en su propiedad.

A esa hora, él estaba en San Luis, dijo. Recién una vez que llevó a su hijo al colegio fue en su auto, un Volkswagen Voyage, hasta el campo, denominado “Las Toscas” y ubicado en el paraje El Milagro. Llegó hasta el puesto de control que la Policía Caminera tiene en ese lugar, cerca de la entrada a su propiedad, pero le impidieron pasar, por el peligro del fuego.

Después de un rato volvió a la capital, porque debía retirar a su hijo de la escuela. Y recién luego de eso volvió a El Milagro, esta vez en la camioneta Ford F 100 blanca de su hermano, aseguró.

Otra vez no lo dejaron pasar. Él estaba preocupado porque pensaba que un peón que suele ir a trabajar en forma ocasional en “Las Toscas” podía estar en el campo. Así que volvió hasta La Punta, fue hasta El Suyuque y por allí bajó hacia su campo, según su versión. Como anduvo por la zona incendiada, se tiznó las ropas con hollín, dicen sus abogados. Para los policías que investigaron el origen del incendio, las manchas en la vestimenta del sospechoso es un indicio más de que él causó el siniestro.

Después, Cuello volvió al puesto policial. Ya era de noche. En ese momento fue demorado y llevado a la Comisaría 37ª de La Punta, por averiguación de antecedentes: un vecino de un campo contiguo, Julio César Rodríguez, le había dicho a la Policía que seguramente el dueño de “Las Toscas” había prendido el fuego para quemar la vegetación natural, porque quería sembrar pasto.

Cuello lo niega. Dice que ese día no fue al campo más temprano. Que la última vez que había ido fue el lunes 2.

Por eso, el juez Cadelago Filippi dispuso otra prueba. Le requirió al Ministerio de Ciencia y Tecnología que le informe si entre el lunes 2 y el miércoles 4 el sistema de identificación de patentes registró el paso del Voyage verde claro de Cuello, matrícula JKI 984, y de la camioneta, que tiene dominio RUX 236. Si lo captó, en qué lugar y a qué hora. Le solicitó, además, que le envíe capturas fotográficas, filmaciones y las constancias informáticas de esos registros.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Incendio en La Punta: el juez pide informes de las videocámaras

Pidió al Centro de Monitoreo que le envíe las filmaciones que deberían haber registrado el paso de Luis Rodolfo Cuello por distintos lugares de la ciudad de San Luis.

Todo arrasado. Quemó varios campos y llegó hasta la ciudad.

El juez Sebastián Cadelago Filippi le requirió al Centro de Monitoreo que le envíe las filmaciones de cámaras de seguridad que deberían haber registrado el paso de Luis Rodolfo Cuello por distintos lugares de la ciudad de San Luis, para verificar si es verdad lo que dice el productor rural, detenido como supuesto autor del incendio que arrasó campos alrededor de La Punta: que cuando se desató el siniestro, el miércoles 4, él estaba en la capital.

Una fuente de la investigación indicó que la solicitud del magistrado incluye los registros de las cámaras ubicadas en Carlos Pellegrini y avenida Eva Perón,  Aristóbulo del Valle y avenida Eva Perón, Martín de Loyola y Justo Daract, 11 de Agosto y Justo Daract, Tucumán y Justo Daract, Arancibia Rodríguez y Justo Daract, y la rotonda de empalme de la ruta 146 con el acceso a La Punta.

El Centro de Monitoreo debe remitir las filmaciones que hayan tomado desde las seis de la mañana hasta las ocho de la noche de ese día.

Cuando declaró ante el juez, Cuello dijo que el miércoles de la quemazón fue al campo recién a la siesta, luego de que un vecino de su campo, Abel Rodríguez, lo llamó a las doce y media para avisarle que había un incendio en su propiedad.

A esa hora, él estaba en San Luis, dijo. Recién una vez que llevó a su hijo al colegio fue en su auto, un Volkswagen Voyage, hasta el campo, denominado “Las Toscas” y ubicado en el paraje El Milagro. Llegó hasta el puesto de control que la Policía Caminera tiene en ese lugar, cerca de la entrada a su propiedad, pero le impidieron pasar, por el peligro del fuego.

Después de un rato volvió a la capital, porque debía retirar a su hijo de la escuela. Y recién luego de eso volvió a El Milagro, esta vez en la camioneta Ford F 100 blanca de su hermano, aseguró.

Otra vez no lo dejaron pasar. Él estaba preocupado porque pensaba que un peón que suele ir a trabajar en forma ocasional en “Las Toscas” podía estar en el campo. Así que volvió hasta La Punta, fue hasta El Suyuque y por allí bajó hacia su campo, según su versión. Como anduvo por la zona incendiada, se tiznó las ropas con hollín, dicen sus abogados. Para los policías que investigaron el origen del incendio, las manchas en la vestimenta del sospechoso es un indicio más de que él causó el siniestro.

Después, Cuello volvió al puesto policial. Ya era de noche. En ese momento fue demorado y llevado a la Comisaría 37ª de La Punta, por averiguación de antecedentes: un vecino de un campo contiguo, Julio César Rodríguez, le había dicho a la Policía que seguramente el dueño de “Las Toscas” había prendido el fuego para quemar la vegetación natural, porque quería sembrar pasto.

Cuello lo niega. Dice que ese día no fue al campo más temprano. Que la última vez que había ido fue el lunes 2.

Por eso, el juez Cadelago Filippi dispuso otra prueba. Le requirió al Ministerio de Ciencia y Tecnología que le informe si entre el lunes 2 y el miércoles 4 el sistema de identificación de patentes registró el paso del Voyage verde claro de Cuello, matrícula JKI 984, y de la camioneta, que tiene dominio RUX 236. Si lo captó, en qué lugar y a qué hora. Le solicitó, además, que le envíe capturas fotográficas, filmaciones y las constancias informáticas de esos registros.

Logín