eldiariodelarepublica.com
Once hombres ya forman parte del “Escuadrón de Granaderos Reservistas”

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Once hombres ya forman parte del “Escuadrón de Granaderos Reservistas”

Este viernes recibieron el diploma que los acredita como tales, en el Monumento al Pueblo Puntano de la Independencia. Está integrado por hombres que concretaron el servicio militar obligatorio en el Regimiento de Granaderos a Caballo.

San Luis es la cuarta provincia en formar el “Escuadrón de Granaderos Reservistas”, un grupo integrado por hombres que realizaron el servicio militar obligatorio en el Regimiento de Granaderos a caballo. Los primeros once integrantes recibieron ayer del Ejército, en el  Monumento al Pueblo Puntano de la Independencia, el diploma que los acredita como tales que fue extendido por el actual jefe de ese regimiento, el coronel Oscar Armanelli. A partir de ahora Ricardo Gatica (jefe), Julio Videla (2º jefe), Víctor Rivero, Alberto Aguilera, Luis Leyes, Oscar Laconcha, Mario Machuca, Adrián Grippo, Rubén Aguilar, Ramón Pallero y Alejandro Ferrari tendrán la tarea de compartir y difundir la obra y la visión humana del general San Martín para que más argentinos las conozcan. A ellos se sumarán Guillermo Gomina de Villa Mercedes y Adrián Arancibia de Justo Daract.
El presidente de la Asociación Cultural Sanmartiniana, José Rigau, recordó que “San Luis fue la provincia que más granaderos aportó al primer regimiento que convocó el Padre de la Patria: de aquellos primeros 468, 204 eran puntanos. Por lo tanto, la mayor sangre que se derramó fue la nuestra”. Y destacó que si bien los Húsares de Pueyrredón fueron los primeros custodios del presidente, a partir de 1903 el ex mandatario Julio Argentino Roca restableció al Regimiento de Granaderos y le dio ese honor que cumplen hasta el día de hoy.
También dijo que tuvo “el honor cuando fui teniente de haber prestado servicios en ese glorioso cuerpo” y recordó que “cuando el general San Martín creó a los Granaderos, cuatro fueron los pilares en los que se basó: el amor a la patria, la religión católica, el coraje y el orgullo ilimitado de ser granadero”.       
Julio Videla, uno de los Granaderos Reservistas, contó que fue incorporado a ese regimiento en febrero de 1977, formó parte del escuadrón Montevideo y luego quedó seleccionado para integrar la Fanfarria Alto Perú. Dijo que sentía “un orgullo inmenso por haber lucido tantas veces ese uniforme y por formar con mis camaradas esta nueva sección” y contó que le tocó participar de la fiesta de inauguración del Mundial de fútbol de 1978 y de otras 240 galas.  
Videla explicó que ser granadero “es especial porque en el cuartel se nos enseñan los valores que impuso el general San Martín y eso lo llevamos para el resto de nuestras vidas para que lo apliquemos en cada momento”. Y destacó la frase de San Martín cuando hablaba de sus granaderos: “De lo que ellos son capaces sólo yo sé. Quien los iguale habrá, quien los exceda no”.
Muy emocionado estaba Ricardo Gatica, el más joven de los reservistas que cumplirá la función de ser su jefe: “Hoy sentimos la misma adrenalina que el día que vestimos por primera vez ese histórico uniforme. Ahora esperamos representar de la mejor manera al regimiento de Granaderos”. Y anticipó que hoy harán su primera actividad en la Plaza San Martín de Villa Mercedes y que ya tienen invitaciones para asistir a Renca y Justo Daract a participar de actos de homenaje.
Sobre su paso por el regimiento recordó que “fui parte del escuadrón Junín además de escolta y seguridad del ex presidente Carlos Menem. Y lo que más me sorprende hoy es la emoción con que la gente recibe a los Granaderos, nos hacen sentir como si fuéramos generales cuando apenas fuimos soldados. Después de 24 años de haber sido un granadero activo todavía veo la alegría que siente la gente cuando nos los ve desfilar con sus caballos”. 
Víctor Rivero hizo la conscripción en ese regimiento del barrio de Palermo en 1950 y después de tantos años comentó que “he sentido las mismas sensaciones que tuve cuando era soldado y entraba en ese edificio. Recuerdo que cuando salí sorteado me tocó en Caballería y en Mendoza, entonces me dije 'voy a ser un granadero'. Y así fue porque me tocó estar a cargo de los 18 compañeros que viajamos desde Mendoza hasta Buenos Aires para incorporarnos”.
Entre esos valores que aprendió dijo que “el caballo es sagrado y hay que lavarlo todos los días. Me tocó viajar a muchas provincias en comisión para distintos actos como Salta o Jujuy y la gente siempre nos hizo llegar su afecto”. Ahora espera lograr el objetivo de llegar a sumar 60 Granaderos.     

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Once hombres ya forman parte del “Escuadrón de Granaderos Reservistas”

Este viernes recibieron el diploma que los acredita como tales, en el Monumento al Pueblo Puntano de la Independencia. Está integrado por hombres que concretaron el servicio militar obligatorio en el Regimiento de Granaderos a Caballo.

San Luis es la cuarta provincia en formar el “Escuadrón de Granaderos Reservistas”, un grupo integrado por hombres que realizaron el servicio militar obligatorio en el Regimiento de Granaderos a caballo. Los primeros once integrantes recibieron ayer del Ejército, en el  Monumento al Pueblo Puntano de la Independencia, el diploma que los acredita como tales que fue extendido por el actual jefe de ese regimiento, el coronel Oscar Armanelli. A partir de ahora Ricardo Gatica (jefe), Julio Videla (2º jefe), Víctor Rivero, Alberto Aguilera, Luis Leyes, Oscar Laconcha, Mario Machuca, Adrián Grippo, Rubén Aguilar, Ramón Pallero y Alejandro Ferrari tendrán la tarea de compartir y difundir la obra y la visión humana del general San Martín para que más argentinos las conozcan. A ellos se sumarán Guillermo Gomina de Villa Mercedes y Adrián Arancibia de Justo Daract.
El presidente de la Asociación Cultural Sanmartiniana, José Rigau, recordó que “San Luis fue la provincia que más granaderos aportó al primer regimiento que convocó el Padre de la Patria: de aquellos primeros 468, 204 eran puntanos. Por lo tanto, la mayor sangre que se derramó fue la nuestra”. Y destacó que si bien los Húsares de Pueyrredón fueron los primeros custodios del presidente, a partir de 1903 el ex mandatario Julio Argentino Roca restableció al Regimiento de Granaderos y le dio ese honor que cumplen hasta el día de hoy.
También dijo que tuvo “el honor cuando fui teniente de haber prestado servicios en ese glorioso cuerpo” y recordó que “cuando el general San Martín creó a los Granaderos, cuatro fueron los pilares en los que se basó: el amor a la patria, la religión católica, el coraje y el orgullo ilimitado de ser granadero”.       
Julio Videla, uno de los Granaderos Reservistas, contó que fue incorporado a ese regimiento en febrero de 1977, formó parte del escuadrón Montevideo y luego quedó seleccionado para integrar la Fanfarria Alto Perú. Dijo que sentía “un orgullo inmenso por haber lucido tantas veces ese uniforme y por formar con mis camaradas esta nueva sección” y contó que le tocó participar de la fiesta de inauguración del Mundial de fútbol de 1978 y de otras 240 galas.  
Videla explicó que ser granadero “es especial porque en el cuartel se nos enseñan los valores que impuso el general San Martín y eso lo llevamos para el resto de nuestras vidas para que lo apliquemos en cada momento”. Y destacó la frase de San Martín cuando hablaba de sus granaderos: “De lo que ellos son capaces sólo yo sé. Quien los iguale habrá, quien los exceda no”.
Muy emocionado estaba Ricardo Gatica, el más joven de los reservistas que cumplirá la función de ser su jefe: “Hoy sentimos la misma adrenalina que el día que vestimos por primera vez ese histórico uniforme. Ahora esperamos representar de la mejor manera al regimiento de Granaderos”. Y anticipó que hoy harán su primera actividad en la Plaza San Martín de Villa Mercedes y que ya tienen invitaciones para asistir a Renca y Justo Daract a participar de actos de homenaje.
Sobre su paso por el regimiento recordó que “fui parte del escuadrón Junín además de escolta y seguridad del ex presidente Carlos Menem. Y lo que más me sorprende hoy es la emoción con que la gente recibe a los Granaderos, nos hacen sentir como si fuéramos generales cuando apenas fuimos soldados. Después de 24 años de haber sido un granadero activo todavía veo la alegría que siente la gente cuando nos los ve desfilar con sus caballos”. 
Víctor Rivero hizo la conscripción en ese regimiento del barrio de Palermo en 1950 y después de tantos años comentó que “he sentido las mismas sensaciones que tuve cuando era soldado y entraba en ese edificio. Recuerdo que cuando salí sorteado me tocó en Caballería y en Mendoza, entonces me dije 'voy a ser un granadero'. Y así fue porque me tocó estar a cargo de los 18 compañeros que viajamos desde Mendoza hasta Buenos Aires para incorporarnos”.
Entre esos valores que aprendió dijo que “el caballo es sagrado y hay que lavarlo todos los días. Me tocó viajar a muchas provincias en comisión para distintos actos como Salta o Jujuy y la gente siempre nos hizo llegar su afecto”. Ahora espera lograr el objetivo de llegar a sumar 60 Granaderos.     

Logín