eldiariodelarepublica.com
Un viaje por las sierras

Escuchanos EN VIVO!
X

Un viaje por las sierras

Maximiliano Molina

El Trapiche y sus alrededores recibieron la 3ª edición del "Trail Puntano". Rubén Barrera y Verónica Filippa ganaron en 21K; en tanto que Fabián Saravia y Paula Mirábile vencieron en 10K.

Absolutamente de todo tuvo el circuito de la 3ª edición del "Trail Puntano" que se corrió el domingo en El Trapiche y sus alrededores. Los corredores debieron enfrentar trepadas, bajadas técnicas, terreno pantanoso, cruces de arroyos, senderos de cross y hasta un tramo final durísimo en asfalto.

Allí, los dueños de la montaña fueron Rubén Barrera (1h41´50") y Verónica Filippa (2h00´07") en la carrera de 21K; en tanto que Fabián Saravia (55´35") y Paula Mirábile (1h08´02") consiguieron subir a lo más alto del podio en la general de los 10K.  

"En San Luis el trail está creciendo y hay lugares muy lindos,  como éste, para desarrollarlo. Estoy contento con la carrera porque hicimos un esfuerzo muy grande para llevarla adelante", dijo el organizador Daniel Lucero, mientras miraba la entrega de premios, momento en donde las fotos y las sonrisas eran protagonistas.

 

Un desafío, de principio a fin

La carrera largó sobre Costanera Norte - Av. Belgrano- y los competidores de ambas distancias iniciaron la prueba juntos, por lo que el nutrido grupo de "valientes" rompió la monotomía en la tranquila mañana del domingo en El Trapiche.

El pelotón arrancó su marcha y rápidamente se convirtió en una larga fila india que comenzó a trepar por las sierras, y una vez ahí, inició la verdadera acción: senderos, costering por arroyos y vertientes, y muchos sectores con suelo pantanoso que embarraban hasta las pantorrillas.

Otra trepada y al llegar a la cima, aparecía, a lo lejos, el dique La Florida. Era como un mimo al espíritu en medio de tanto esfuerzo.

Llegó la división de caminos. Los corredores de 10K iniciaron el regreso y los de 21K se internaban en un cañadón increíble. Tras un abastecimiento en el camping camino a Virorco, los atletas de la distancia más larga se metían en un sendero muy bonito, entre la sombra de los arboles, que era una caricia ante tanto calor.

El Trapiche esperaba. Otra trepada, un nuevo descenso, y unos kilómetros finales en asfalto con una subida interminable e inolvible. Llegó la costanera y en ella, la meta y la gloria de haber concluido un hermoso viaje por las sierras puntanas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Un viaje por las sierras

El Trapiche y sus alrededores recibieron la 3ª edición del "Trail Puntano". Rubén Barrera y Verónica Filippa ganaron en 21K; en tanto que Fabián Saravia y Paula Mirábile vencieron en 10K.

Fotos: Karina Franzi. 

Absolutamente de todo tuvo el circuito de la 3ª edición del "Trail Puntano" que se corrió el domingo en El Trapiche y sus alrededores. Los corredores debieron enfrentar trepadas, bajadas técnicas, terreno pantanoso, cruces de arroyos, senderos de cross y hasta un tramo final durísimo en asfalto.

Allí, los dueños de la montaña fueron Rubén Barrera (1h41´50") y Verónica Filippa (2h00´07") en la carrera de 21K; en tanto que Fabián Saravia (55´35") y Paula Mirábile (1h08´02") consiguieron subir a lo más alto del podio en la general de los 10K.  

"En San Luis el trail está creciendo y hay lugares muy lindos,  como éste, para desarrollarlo. Estoy contento con la carrera porque hicimos un esfuerzo muy grande para llevarla adelante", dijo el organizador Daniel Lucero, mientras miraba la entrega de premios, momento en donde las fotos y las sonrisas eran protagonistas.

 

Un desafío, de principio a fin

La carrera largó sobre Costanera Norte - Av. Belgrano- y los competidores de ambas distancias iniciaron la prueba juntos, por lo que el nutrido grupo de "valientes" rompió la monotomía en la tranquila mañana del domingo en El Trapiche.

El pelotón arrancó su marcha y rápidamente se convirtió en una larga fila india que comenzó a trepar por las sierras, y una vez ahí, inició la verdadera acción: senderos, costering por arroyos y vertientes, y muchos sectores con suelo pantanoso que embarraban hasta las pantorrillas.

Otra trepada y al llegar a la cima, aparecía, a lo lejos, el dique La Florida. Era como un mimo al espíritu en medio de tanto esfuerzo.

Llegó la división de caminos. Los corredores de 10K iniciaron el regreso y los de 21K se internaban en un cañadón increíble. Tras un abastecimiento en el camping camino a Virorco, los atletas de la distancia más larga se metían en un sendero muy bonito, entre la sombra de los arboles, que era una caricia ante tanto calor.

El Trapiche esperaba. Otra trepada, un nuevo descenso, y unos kilómetros finales en asfalto con una subida interminable e inolvible. Llegó la costanera y en ella, la meta y la gloria de haber concluido un hermoso viaje por las sierras puntanas.

Logín