eldiariodelarepublica.com
Se acostó en medio de la calle para evitar una multa de tránsito

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Se acostó en medio de la calle para evitar una multa de tránsito

Un hombre se manifestó de una particular manera por su enojo con un agente municipal que quería multarlo por estacionar en garaje. Ocurrió en pleno centro puntano.

Un hecho insólito sorprendió a los puntanos que este viernes a la mañana transitaban por San Martín, entre Ayacucho y 9 de julio, en pleno centro puntano. Todo comenzó cuando un hombre, ofuscado con un agente municipal de tránsito, se acostó en medio de la calle, con sus manos en la nuca simulando una almohada. Bloqueaba el paso a los automovilistas. ¿El motivo? Impedir una multa.

El hombre que manifestó de manera particular su desacuerdo con el agente, había estacionado su auto en la entrada de un garaje que tenía pintado en su portón la señal de “no estacionar”. Sin embargo, según contó un testigo, el automovilista cuestionó la infracción alegando que tenía libre estacionamiento por discapacidad, un derecho regulado por las normas de tránsito de cada localidad o Municipio.

Finalmente, ante la fila de autos acumulados y algunas cámaras de celulares, el hombre decidió levantarse y la gente siguió su viaje.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Se acostó en medio de la calle para evitar una multa de tránsito

Un hombre se manifestó de una particular manera por su enojo con un agente municipal que quería multarlo por estacionar en garaje. Ocurrió en pleno centro puntano.

Un hecho insólito sorprendió a los puntanos que este viernes a la mañana transitaban por San Martín, entre Ayacucho y 9 de julio, en pleno centro puntano. Todo comenzó cuando un hombre, ofuscado con un agente municipal de tránsito, se acostó en medio de la calle, con sus manos en la nuca simulando una almohada. Bloqueaba el paso a los automovilistas. ¿El motivo? Impedir una multa.

El hombre que manifestó de manera particular su desacuerdo con el agente, había estacionado su auto en la entrada de un garaje que tenía pintado en su portón la señal de “no estacionar”. Sin embargo, según contó un testigo, el automovilista cuestionó la infracción alegando que tenía libre estacionamiento por discapacidad, un derecho regulado por las normas de tránsito de cada localidad o Municipio.

Finalmente, ante la fila de autos acumulados y algunas cámaras de celulares, el hombre decidió levantarse y la gente siguió su viaje.

Logín