eldiariodelarepublica.com
Los abrazos entre puntanos y sirios cumplieron su primer año

Escuchanos EN VIVO!
X

Los abrazos entre puntanos y sirios cumplieron su primer año

foto
video

La entidad que impulsa el gobierno provincial ya recibió a 38 refugiados que huyeron de la guerra.

Ni el calor agobiante les borró la sonrisa. Ni el sol furioso les quitó la alegría a los puntanos y sirios que ayer, a pesar de las altas temperaturas, celebraron el primer aniversario del Corredor Humanitario San Luis, la entidad creada por el gobierno provincial que ya recibió a 38 refugiados que huyeron de la guerra.

El festejo se desarrolló en el Parque de las Naciones donde hubo artes plásticas, música y los más chicos pudieron jugar en castillos inflables y peloteros.

El encuentro comenzó a las 17:30 con la llegada de la delegación siria que arribó desde las residencias de la Universidad de La Punta, donde viven. Las familias llegaron con sus pequeños y recibieron la bienvenida por parte de la secretaria de Urbanismo y Parques, Florencia Sergnese, y de la coordinadora del Corredor Humanitario San Luis, Liliana Scheines.

Dos guitarristas le pusieron ritmo de cueca y tonada a la calurosa tarde, mientras el artista plástico Mario Lange, junto a otros colegas de 'Pinta Bien, pinta San Luis'  le dieron forma y color a un enorme mural ubicado a pocos metros del acceso principal del paseo.

Más tarde fue el turno de Marianela Arce, quien también le puso música al encuentro, mientras los funcionarios del Corredor Humanitario San Luis compartían bebidas refrescantes y mates con los refugiados sirios.

A su lado, los chicos no paraban de correr, jugar y pintar de la mano de las profes de 'Pinta Bien, pinta San Luis'.

"Fue un año muy intenso, empezamos de cero el 16 de diciembre. Ese día  comenzamos a desarrollar la tarea que nos encomendó el Gobernador. Hoy ya tenemos 38 refugiados en la provincia. Los últimos en llegar, hace tres días, aún se están instalando y los que llegaron antes continúan con su integración. El balance es realmente muy bueno. Estamos felices", expresó Liliana Scheines.

"Se adaptaron muy bien todos. Tenemos a todos los chicos escolarizados y los jefes de familia están trabajando. Eso facilita mucho la integración. Y los chicos van muy bien porque tienen muchas actividades en sus escuelas", agregó la funcionaria.

Dos líderes dentro de las familias sirias son, sin dudas, Lana y Majd, la primera pareja en llegar a San Luis. Ellos, que ya entienden castellano y lo hablan casi con fluidez, contaron su parte.

"Estamos felices porque ahora tenemos más gente de nuestro país con nosotros. Llevamos un año acá y realmente ha sido algo muy bueno. Queremos darle las gracias al Gobierno de San Luis y a toda la gente. Es una muy buena provincia. Ahora estamos tranquilos, nos ha ido bien", contó Lana.

"Toda la gente de San Luis es muy buena. Es el mejor programa de refugiados. Los sanluiseños son muy buenas personas y nos están ayudando con el idioma y el trabajo. Tenemos trabajo e hicimos muchos amigos. Ahora somos puntanos y el asado es lo mejor que hay", contó entre risas.

Tenemos la obligación de ayudar nosotros a los que llegan con el idioma y con la adaptación.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS

Los abrazos entre puntanos y sirios cumplieron su primer año

La entidad que impulsa el gobierno provincial ya recibió a 38 refugiados que huyeron de la guerra.

Confraternidad. Las familias sirias junto a los sanluiseños que forman parte de la entidad que los trajo a la provincia aplauden felices. hubo emociones en el parque. Fotos: Nicolás Varvara.

Ni el calor agobiante les borró la sonrisa. Ni el sol furioso les quitó la alegría a los puntanos y sirios que ayer, a pesar de las altas temperaturas, celebraron el primer aniversario del Corredor Humanitario San Luis, la entidad creada por el gobierno provincial que ya recibió a 38 refugiados que huyeron de la guerra.

El festejo se desarrolló en el Parque de las Naciones donde hubo artes plásticas, música y los más chicos pudieron jugar en castillos inflables y peloteros.

El encuentro comenzó a las 17:30 con la llegada de la delegación siria que arribó desde las residencias de la Universidad de La Punta, donde viven. Las familias llegaron con sus pequeños y recibieron la bienvenida por parte de la secretaria de Urbanismo y Parques, Florencia Sergnese, y de la coordinadora del Corredor Humanitario San Luis, Liliana Scheines.

Dos guitarristas le pusieron ritmo de cueca y tonada a la calurosa tarde, mientras el artista plástico Mario Lange, junto a otros colegas de 'Pinta Bien, pinta San Luis'  le dieron forma y color a un enorme mural ubicado a pocos metros del acceso principal del paseo.

Más tarde fue el turno de Marianela Arce, quien también le puso música al encuentro, mientras los funcionarios del Corredor Humanitario San Luis compartían bebidas refrescantes y mates con los refugiados sirios.

A su lado, los chicos no paraban de correr, jugar y pintar de la mano de las profes de 'Pinta Bien, pinta San Luis'.

"Fue un año muy intenso, empezamos de cero el 16 de diciembre. Ese día  comenzamos a desarrollar la tarea que nos encomendó el Gobernador. Hoy ya tenemos 38 refugiados en la provincia. Los últimos en llegar, hace tres días, aún se están instalando y los que llegaron antes continúan con su integración. El balance es realmente muy bueno. Estamos felices", expresó Liliana Scheines.

"Se adaptaron muy bien todos. Tenemos a todos los chicos escolarizados y los jefes de familia están trabajando. Eso facilita mucho la integración. Y los chicos van muy bien porque tienen muchas actividades en sus escuelas", agregó la funcionaria.

Dos líderes dentro de las familias sirias son, sin dudas, Lana y Majd, la primera pareja en llegar a San Luis. Ellos, que ya entienden castellano y lo hablan casi con fluidez, contaron su parte.

"Estamos felices porque ahora tenemos más gente de nuestro país con nosotros. Llevamos un año acá y realmente ha sido algo muy bueno. Queremos darle las gracias al Gobierno de San Luis y a toda la gente. Es una muy buena provincia. Ahora estamos tranquilos, nos ha ido bien", contó Lana.

"Toda la gente de San Luis es muy buena. Es el mejor programa de refugiados. Los sanluiseños son muy buenas personas y nos están ayudando con el idioma y el trabajo. Tenemos trabajo e hicimos muchos amigos. Ahora somos puntanos y el asado es lo mejor que hay", contó entre risas.

Tenemos la obligación de ayudar nosotros a los que llegan con el idioma y con la adaptación.

Logín