eldiariodelarepublica.com
Apostillas de un miércoles con emociones fuertes en el Senado

Escuchanos EN VIVO!
X

Apostillas de un miércoles con emociones fuertes en el Senado

Fue un miércoles con emociones fuertes en el Senado Nacional. Tras la jura de los nuevos legisladores, la Cámara alta trató por la tarde las leyes de reforma previsional y responsabilidad fiscal, además del consenso fiscal acordado entre el gobierno nacional y 23 provincias. Fue una extensa sesión donde tal vez lo mas llamativo fue el apoyo que lograron esos proyectos por parte de los legisladores que responden a la bancada kirchnerista. Antes de la votación final, los senadores puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso anticiparon su negativa a aprobar los tres proyectos. “Estoy escuchando discursos unitarios”, disparó Negre en su última intervención, ya que finalizó su mandato y cuestionó el perfil centralista del consenso fiscal. “Somos provincias provenientes de pactos preexistentes. Nacimos antes que la Nación argentina. Tenemos un derecho originario a nuestra autonomía. Y en la Constitución sólo delegamos algunas facultades, pero no delegamos la facultad de dictar impuestos provinciales”, dijo. Además de ratificar su rechazo a los tres proyectos, para Adolfo fue una sesión especial ya que no sólo fue el encargado de izar la Bandera al inicio del debate, sino que además presidió un tramo de la sesión.
El tercer senador por San Luis fue el que sorprendió a todos. En rigor, la noche de la votación Daniel Pérsico pasó casi desapercibido, ya que

se quedó calladito en su banca y decidió no intervenir en los debates. Pero a la hora de la votación terminó por acompañar las tres leyes del macrismo. Su postura generó una catarata de críticas debido a su pasado K. Al margen de las suspicacias y versiones que se escucharon sobre los motivos del acompañamiento a los proyectos del oficialismo, una fuente muy cercana le contó a la Mesa 5 que tras la votación, al senador que termina su mandato se le presentó una dilema mucho más difícil que la decisión de votar los proyectos del macrismo: ¿cómo emprender su regreso a San Luis de la manera más sigilosa posible? “Lo resolvió tomándose el avión que llegó bien tarde el jueves por la noche”, aseguraron. 

 

Más postales de la jura de los nuevos senadores 



La jura de los 24 senadores que asumirán sus funciones el próximo 10 de diciembre estuvo plagada de apostillas, yerros y postales pintorescas. La primera apostilla la dejó la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien presentó a Eugenia Catalfamo como senadora electa “por San Juan”. La propia Eugenia se encargó de corregirla y Michetti se escudó en la gente de protocolo: “Perdón, está mal puesto”. La jura de Adolfo fue una de las más ovacionadas. Pero la imagen que se viralizó en las horas siguientes fue la de un Claudio Poggi con cabeza gacha, tratando de evitar al gobernador Alberto Rodríguez Saá, que fue invitado a la ceremonia y estaba frente a los nuevos senadores.

Otra de las postales que dejó la jura fue la de la diputada provincial Ingrid Blumencweig, quien no encontró mejor lugar para presenciar la ceremonia y se tuvo que conformar con compartir espacio con el palco kircherista, entre otros junto al ex ministro de economía Axel Kicillof. Para poder estar presente, la diputada de La Carolina faltó a la sesión que ese mismo día se realizaba en la legislatura provincial. Lo que se desconoce es qué justificación (si es que la hubo) de su ausencia presentó en la Cámara baja provincial. 
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS

Apostillas de un miércoles con emociones fuertes en el Senado

Nombres y colores. Los de verde por el "Si", en rojo los del "No". El resto se abstuvo o faltó. 

Fue un miércoles con emociones fuertes en el Senado Nacional. Tras la jura de los nuevos legisladores, la Cámara alta trató por la tarde las leyes de reforma previsional y responsabilidad fiscal, además del consenso fiscal acordado entre el gobierno nacional y 23 provincias. Fue una extensa sesión donde tal vez lo mas llamativo fue el apoyo que lograron esos proyectos por parte de los legisladores que responden a la bancada kirchnerista. Antes de la votación final, los senadores puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso anticiparon su negativa a aprobar los tres proyectos. “Estoy escuchando discursos unitarios”, disparó Negre en su última intervención, ya que finalizó su mandato y cuestionó el perfil centralista del consenso fiscal. “Somos provincias provenientes de pactos preexistentes. Nacimos antes que la Nación argentina. Tenemos un derecho originario a nuestra autonomía. Y en la Constitución sólo delegamos algunas facultades, pero no delegamos la facultad de dictar impuestos provinciales”, dijo. Además de ratificar su rechazo a los tres proyectos, para Adolfo fue una sesión especial ya que no sólo fue el encargado de izar la Bandera al inicio del debate, sino que además presidió un tramo de la sesión.
El tercer senador por San Luis fue el que sorprendió a todos. En rigor, la noche de la votación Daniel Pérsico pasó casi desapercibido, ya que

se quedó calladito en su banca y decidió no intervenir en los debates. Pero a la hora de la votación terminó por acompañar las tres leyes del macrismo. Su postura generó una catarata de críticas debido a su pasado K. Al margen de las suspicacias y versiones que se escucharon sobre los motivos del acompañamiento a los proyectos del oficialismo, una fuente muy cercana le contó a la Mesa 5 que tras la votación, al senador que termina su mandato se le presentó una dilema mucho más difícil que la decisión de votar los proyectos del macrismo: ¿cómo emprender su regreso a San Luis de la manera más sigilosa posible? “Lo resolvió tomándose el avión que llegó bien tarde el jueves por la noche”, aseguraron. 

 

Más postales de la jura de los nuevos senadores 



La jura de los 24 senadores que asumirán sus funciones el próximo 10 de diciembre estuvo plagada de apostillas, yerros y postales pintorescas. La primera apostilla la dejó la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien presentó a Eugenia Catalfamo como senadora electa “por San Juan”. La propia Eugenia se encargó de corregirla y Michetti se escudó en la gente de protocolo: “Perdón, está mal puesto”. La jura de Adolfo fue una de las más ovacionadas. Pero la imagen que se viralizó en las horas siguientes fue la de un Claudio Poggi con cabeza gacha, tratando de evitar al gobernador Alberto Rodríguez Saá, que fue invitado a la ceremonia y estaba frente a los nuevos senadores.

Otra de las postales que dejó la jura fue la de la diputada provincial Ingrid Blumencweig, quien no encontró mejor lugar para presenciar la ceremonia y se tuvo que conformar con compartir espacio con el palco kircherista, entre otros junto al ex ministro de economía Axel Kicillof. Para poder estar presente, la diputada de La Carolina faltó a la sesión que ese mismo día se realizaba en la legislatura provincial. Lo que se desconoce es qué justificación (si es que la hubo) de su ausencia presentó en la Cámara baja provincial. 
 

Logín