eldiariodelarepublica.com
Allanaron una casa por una causa por distribución de pornografía

Escuchanos EN VIVO!
X

Allanaron una casa por una causa por distribución de pornografía

Fue en el en el barrio Vial Provincial, en San Luis. Allí vive un joven de 26 años. Le secuestraron seis celulares, una notebook y pendrives.

Policías de la División Investigaciones y peritos del Departamento Delitos Complejos, del Poder Judicial, allanaron el jueves a la tarde una casa del barrio Vial Provincial, por una causa por distribución de pornografía infantil. Allí vive un joven de 26 años, que trabaja como vigilador, al que le secuestraron seis celulares, una notebook y tres pendrives, que serán analizados para establecer si alguno de esos dispositivos ha sido utilizado efectivamente con esos fines, explicaron el jefe de la División Investigaciones, comisario Roberto Molina, y una fuente del Departamento Delitos Complejos.

El procedimiento, que fue ordenado por el juez Correccional y Contravencional 1, Marcelo Bustamante Marone, inició a las 18 y se extendió por una hora y media, especificó Molina. Al momento de la llegada de los investigadores, el joven estaba con su familia, y se mostró sorprendido por la realización de la medida.

Las fuentes indicaron que el operativo resultó positivo, en tanto encontraron elementos del tipo que el magistrado los había autorizado a secuestrar, en caso de hallar. Bustamante Marone especificó en el oficio que debían incautarse de “celulares, sus tarjetas SIM  y tarjetas de memoria, como así también de ordenadores, tablets y cualquier tipo de elemento que sea utilizado como almacenamiento de información”, detalló el comisario. 

En verdad, según refirió Molina, la causa fue iniciada por un organismo nacional, que solicitó la colaboración de los pesquisas locales. La otra fuente precisó que se trata  del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ). Según la presentación en su página web oficial, el CIJ “es un organismo especializado que tiene la misión de cumplir funciones de policía judicial en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, auxiliando y asistiendo a los fiscales en el esclarecimiento de los hechos”.

La fuente de Delitos Complejos le explicó ayer (viernes) a este medio que el CIJ inicia averiguaciones a partir de denuncias y también gracias a las pesquisas que realizan agentes encubiertos, que se infiltran en organizaciones delictivas, en este caso redes de distribución y comercialización de material pornográfico infantil. Pero aclaró que, en este hecho puntual, desconoce bajo cuál de las dos modalidades empezó la causa.

(Actas. Los investigadores, en plena tarea en la vivienda. Fotos: División Investigaciones)

“Sí sabemos que el delito fue cometido hace varios meses. Ellos hacen una parte de la investigación, para establecer desde qué dispositivo se hizo la distribución. En este caso, ha sido desde un celular. E indagando se establece cuál es la línea y quién es el titular de la misma”, resumió. Determinaron que el titular vivía en San Luis Capital. Por ello, el CIJ pide la colaboración de los investigadores locales, para que den continuidad a lo iniciado en Buenos Aires.

“La primer tarea nuestra es constatar que esta persona existe realmente, y cuál es su domicilio. Logramos hacerlo en menos de 24 horas”, dijo el informante de Delitos Complejos. Confirmaron reside en el barrio Vial Provincial y, con la anuencia del juez Contravencional y Correccional, allanaron su vivienda.

El proceso que inicia ahora incluye bajar el contenido de los dispositivos y analizarlo. Esa tarea será realizada aquí. Luego el juez puntano envía los informes a las autoridades judiciales de Buenos Aires.

Dado que el delito fue cometido en un momento anterior, la búsqueda apunta a los registros de las fechas contemporáneas a la ocurrencia de éste.

En este caso, el magistrado no ha habilitado la feria, dijo la fuente. Es decir, no hay especial urgencia para que cumplan con este paso de modo inmediato. Una de las razones, según supuso, es que no hay detenido por esta causa. Hasta no estudiar de modo detallado lo que hay en los teléfonos, las memorias y la computadora no puede atribuírsela al joven responsabilidad en delito alguno.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Pequeño y precario

La producción y la distribución de pornografía infantil están tipificadas como delitos en el Código Penal y son penadas por la ley, indicó la fuente de Delitos Complejos. No así la tenencia.

En principio, y a partir de lo que pudieron ver durante el allanamiento en cuanto a las características de la casa y sus dimensiones, “esa vivienda no sería el lugar en donde se ha producido el material pornográfico distribuido” desde el teléfono del vigilador, dijo. Tanto esta fuente como el comisario Molina coincidieron en que el sitio allanado es muy chico y precario.

Otro aspecto a establecer es si la distribución ha implicado una transacción económica, es decir, si recibía dinero por el material.

Allanaron una casa por una causa por distribución de pornografía

Fue en el en el barrio Vial Provincial, en San Luis. Allí vive un joven de 26 años. Le secuestraron seis celulares, una notebook y pendrives.

Teléfonos. A los investigadores les llamó la atención la cantidad de celulares que tenía. Fotos: División Investigaciones. 

Policías de la División Investigaciones y peritos del Departamento Delitos Complejos, del Poder Judicial, allanaron el jueves a la tarde una casa del barrio Vial Provincial, por una causa por distribución de pornografía infantil. Allí vive un joven de 26 años, que trabaja como vigilador, al que le secuestraron seis celulares, una notebook y tres pendrives, que serán analizados para establecer si alguno de esos dispositivos ha sido utilizado efectivamente con esos fines, explicaron el jefe de la División Investigaciones, comisario Roberto Molina, y una fuente del Departamento Delitos Complejos.

El procedimiento, que fue ordenado por el juez Correccional y Contravencional 1, Marcelo Bustamante Marone, inició a las 18 y se extendió por una hora y media, especificó Molina. Al momento de la llegada de los investigadores, el joven estaba con su familia, y se mostró sorprendido por la realización de la medida.

Las fuentes indicaron que el operativo resultó positivo, en tanto encontraron elementos del tipo que el magistrado los había autorizado a secuestrar, en caso de hallar. Bustamante Marone especificó en el oficio que debían incautarse de “celulares, sus tarjetas SIM  y tarjetas de memoria, como así también de ordenadores, tablets y cualquier tipo de elemento que sea utilizado como almacenamiento de información”, detalló el comisario. 

En verdad, según refirió Molina, la causa fue iniciada por un organismo nacional, que solicitó la colaboración de los pesquisas locales. La otra fuente precisó que se trata  del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ). Según la presentación en su página web oficial, el CIJ “es un organismo especializado que tiene la misión de cumplir funciones de policía judicial en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, auxiliando y asistiendo a los fiscales en el esclarecimiento de los hechos”.

La fuente de Delitos Complejos le explicó ayer (viernes) a este medio que el CIJ inicia averiguaciones a partir de denuncias y también gracias a las pesquisas que realizan agentes encubiertos, que se infiltran en organizaciones delictivas, en este caso redes de distribución y comercialización de material pornográfico infantil. Pero aclaró que, en este hecho puntual, desconoce bajo cuál de las dos modalidades empezó la causa.

(Actas. Los investigadores, en plena tarea en la vivienda. Fotos: División Investigaciones)

“Sí sabemos que el delito fue cometido hace varios meses. Ellos hacen una parte de la investigación, para establecer desde qué dispositivo se hizo la distribución. En este caso, ha sido desde un celular. E indagando se establece cuál es la línea y quién es el titular de la misma”, resumió. Determinaron que el titular vivía en San Luis Capital. Por ello, el CIJ pide la colaboración de los investigadores locales, para que den continuidad a lo iniciado en Buenos Aires.

“La primer tarea nuestra es constatar que esta persona existe realmente, y cuál es su domicilio. Logramos hacerlo en menos de 24 horas”, dijo el informante de Delitos Complejos. Confirmaron reside en el barrio Vial Provincial y, con la anuencia del juez Contravencional y Correccional, allanaron su vivienda.

El proceso que inicia ahora incluye bajar el contenido de los dispositivos y analizarlo. Esa tarea será realizada aquí. Luego el juez puntano envía los informes a las autoridades judiciales de Buenos Aires.

Dado que el delito fue cometido en un momento anterior, la búsqueda apunta a los registros de las fechas contemporáneas a la ocurrencia de éste.

En este caso, el magistrado no ha habilitado la feria, dijo la fuente. Es decir, no hay especial urgencia para que cumplan con este paso de modo inmediato. Una de las razones, según supuso, es que no hay detenido por esta causa. Hasta no estudiar de modo detallado lo que hay en los teléfonos, las memorias y la computadora no puede atribuírsela al joven responsabilidad en delito alguno.

Logín