eldiariodelarepublica.com
Murió el adolescente baleado en la cabeza: hay un detenido

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Murió el adolescente baleado en la cabeza: hay un detenido

Rodrigo Ponce Barrionuevo, de 16 años, estaba con muerte neurológica desde el domingo, el día del ataque. El principal sospechoso es Maximiliano "Pachi" Campos, de 24 años. Ayer, la Policía revisó dos domicilios en busca de pruebas. 

El desenlace no fue otro que el que los médicos del Hospital San Luis le habían anticipado a la familia de Rodrigo Alexander Ponce Barrionuevo y a los policías que investigan el ataque que sufrió el domingo, cerca del mediodía, en el barrio José Hernández de San Luis. El chico de 16 años, que el mismo día que recibió un disparo en la cabeza quedó con muerte neurológica, fue desconectado de las máquinas que mantenían su corazón en funcionamiento. A la siesta, antes de que eso ocurriera, la Policía allanó dos domicilios en busca de pruebas. Uno está en el mismo barrio donde ocurrió la agresión. El otro, en La Punta, donde vive una hermana de Maximiliano Campos, el joven de 24 años “a quien los testimonios ubican en la escena y que es sospechoso de ser el autor del hecho”, informó la subcomisario Roxana Correa, subjefa de la Comisaría 6ª. Ayer quedó detenido.

Rodrigo fue hallado en el descanso que lleva al último piso del  monoblock 4 de la manzana 1 del  José Hernández. Ayer, policías de la seccional 6ª, con jurisdicción en la zona, y de la División Homicidios requisaron el departamento 12 del monoblock 19, en la manzana 2, precisó el jefe de la Sexta, comisario inspector Sergio Quiroga. Allí vive una mujer conocida en el barrio como “La Gata” Aguilar. Suponen que en ese sitio, el joven señalado pudo haber estado ‘guardado’, después del ataque. 

Efectivos del Comando Radioeléctrico lo ubicaron en el mismo barrio cerca de las 3 de la madrugada de ayer. Lo trasladaron, junto a otras siete personas, a la seccional, para corroborar su identidad y averiguar sus antecedentes y medios de vida, refirió Correa. 

Fueron porque les llegó el dato de que había personas molestando, cerca del domicilio de Aguilar. 

 

LEE LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Murió el adolescente baleado en la cabeza: hay un detenido

Rodrigo Ponce Barrionuevo, de 16 años, estaba con muerte neurológica desde el domingo, el día del ataque. El principal sospechoso es Maximiliano "Pachi" Campos, de 24 años. Ayer, la Policía revisó dos domicilios en busca de pruebas. 

Allanamiento. Efectivos de la Comisaría 6ª y de Homicidios, inspeccionaron un departamento donde "Pachi" podría haberse ocultado. Foto: Martín Gómez.

El desenlace no fue otro que el que los médicos del Hospital San Luis le habían anticipado a la familia de Rodrigo Alexander Ponce Barrionuevo y a los policías que investigan el ataque que sufrió el domingo, cerca del mediodía, en el barrio José Hernández de San Luis. El chico de 16 años, que el mismo día que recibió un disparo en la cabeza quedó con muerte neurológica, fue desconectado de las máquinas que mantenían su corazón en funcionamiento. A la siesta, antes de que eso ocurriera, la Policía allanó dos domicilios en busca de pruebas. Uno está en el mismo barrio donde ocurrió la agresión. El otro, en La Punta, donde vive una hermana de Maximiliano Campos, el joven de 24 años “a quien los testimonios ubican en la escena y que es sospechoso de ser el autor del hecho”, informó la subcomisario Roxana Correa, subjefa de la Comisaría 6ª. Ayer quedó detenido.

Rodrigo fue hallado en el descanso que lleva al último piso del  monoblock 4 de la manzana 1 del  José Hernández. Ayer, policías de la seccional 6ª, con jurisdicción en la zona, y de la División Homicidios requisaron el departamento 12 del monoblock 19, en la manzana 2, precisó el jefe de la Sexta, comisario inspector Sergio Quiroga. Allí vive una mujer conocida en el barrio como “La Gata” Aguilar. Suponen que en ese sitio, el joven señalado pudo haber estado ‘guardado’, después del ataque. 

Efectivos del Comando Radioeléctrico lo ubicaron en el mismo barrio cerca de las 3 de la madrugada de ayer. Lo trasladaron, junto a otras siete personas, a la seccional, para corroborar su identidad y averiguar sus antecedentes y medios de vida, refirió Correa. 

Fueron porque les llegó el dato de que había personas molestando, cerca del domicilio de Aguilar. 

 

LEE LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA

Logín