eldiariodelarepublica.com
Antonio Birabent: "Escucho la música como viene, no soy un purista"

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Antonio Birabent: "Escucho la música como viene, no soy un purista"

Ángel Altavilla

El cantautor vuelve en una faceta íntima, reniega de la tecnología porque prefiere intimidad. Este miércoles toca en San Luis, el jueves en Villa Mercedes y el viernes en Merlo. 

Aunque comenzó en la música a través de la influencia familiar, Antonio Birabent además es actor y periodista. El hijo de Moris no reniega de su legado pero sí disfruta de las ganas de hacer cada día más música. En su regreso recorrerá tres puntos sanluiseños, en una gira que ansiaba hacer. “Es una gran oportunidad de encontrarme con personas que, o hace mucho no me escuchan en vivo o que no me escucharon nunca y eso siempre es una buena experiencia”, anticipaba el multifacético artista.

—¿Cómo se maneja esa ansiedad?

—Está la alegría de volver, a veces cuesta llegar a los lugares lejanos a nuestro lugar de origen.

—¿Te gusta dar shows en lugares reducidos, más íntimos?

—Ese va a ser el encanto, voy a estar en la forma más esencial y primaria, sintética, que es la música, una guitarra y una voz, con el encanto que eso tiene. Eso me lleva a un lugar muy verdadero porque es cómo nacen las canciones, y me gusta porque es un desafío. En un momento de tanta tecnología es revolucionario subir a un escenario solo con la guitarra y la voz, y, no estoy tan acostumbrado a eso, en un tiempo lo hacía más pero hace mucho que no lo hago, y por eso también me gustó la idea.

—¿Sólo guitarra: ni loopera ni pistas?

—No. Decidí que no. La loopera una vez que la compré, la usé poco y después la metí en un cajón y nunca más la usé. Justamente por lo que decía: si voy a tocar con la guitarra prefiero que sea una a la antigua y hacerme fuerte en esa experiencia minimal, con la voz y la guitarra.

—Cuando llega la inspiración ¿de qué manera la registrás?

—Para las pocas cosas que vale la pena tener un celular que sea algo más que hablar por teléfono: es grabar canciones. Lo uso para grabar porque las ideas aparecen en un momento donde no estoy tan preparado, y si bien vuelvo siempre al lápiz y el papel, que es mi base, me gusta esa practicidad de prender y grabar lo que surge.

—Componés y sacás discos en formato físico ¿cómo te llevas con que hoy es más fácil subir canciones a las redes?

—El año pasado saqué dos discos juntos, que sumaban 27 canciones. Estuve un año y medio grabándolas y a la distancia me di cuenta -cuando los saqué- que no tiene sentido hacer eso. Tiene sentido hacer música y componer canciones. Después de grabar 17 discos y llevar 25 años haciendo música, por primera vez pienso al hacer canciones que en algún momento estén en un disco, por ahora me sirve que sean canciones, después veré dónde terminan.

—¿Pero igual traés discos?

—Sí. Voy a llevar los discos nuevos que son interesantes porque juntos son muy distintos, y algunos más viejos: todavía hay unas almas nobles y curiosas que compran discos.

—¿Coleccionás música, tenes vinilos o CDS?

—No, no tengo nada, no tengo vinilos, solo discos que escucho en el auto porque en mi casa no puedo. Escucho la música como viene, no soy purista, me preocupa la música como para descubrir algo nuevo pero no me importa mucho el origen, en ese sentido no soy tan fundamentalista. Tampoco me preocupa la alta fidelidad, nunca me importó eso, me parece que son cuestiones técnicas que no hacen a la música.

—Tuviste programas en radio y televisión ¿encontraste algo nuevo que te guste o te sorprendiera?

—Sí, me da curiosidad pero nunca retengo los nombres. Me gusta escuchar cosas que no escucho habitualmente, de acá y de afuera, pero nunca fui un analista de la música o de los distintos movimientos, soy más detallista, me gusta más una canción de alguien o una letra, pero no soy un estudioso de dónde está parada la música.

—¿Y qué te gusta escuchar de lo que tenés a mano?

—Cosas que no tienen que ver con el rock. Tango, música clásica, blues, folclore, me gusta el rock argentino de los 70, después la música pop y rock de los 80, que por una cuestión generacional me marcó. Hoy lo escucho desde otro lugar, con la alegría de haber vivido esa época, pero cada vez escucho menos música que tiene que ver conmigo, que sea cercano a lo que hago, cosas que me hacen descansar el oído.

—¿Qué es lo que te gusta de cada faceta como actor, periodista y músico?

—Me gusta hacer lo que hago en cada momento. Me produce una alegría llevar adelante una inquietud artística y mi curiosidad, y agradezco poder hacerlo.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Shows

Miércoles: 22

Lugar: All Right Bar, Av. Illia 172

Jueves: 22

Lugar: Morrison Bar, Villa Mercedes

Viernes: 22

Lugar: Sachacabra, Merlo

Antonio Birabent: "Escucho la música como viene, no soy un purista"

El cantautor vuelve en una faceta íntima, reniega de la tecnología porque prefiere intimidad. Este miércoles toca en San Luis, el jueves en Villa Mercedes y el viernes en Merlo. 

El músico visitara tres localidades de la provincia en tres noches.

Aunque comenzó en la música a través de la influencia familiar, Antonio Birabent además es actor y periodista. El hijo de Moris no reniega de su legado pero sí disfruta de las ganas de hacer cada día más música. En su regreso recorrerá tres puntos sanluiseños, en una gira que ansiaba hacer. “Es una gran oportunidad de encontrarme con personas que, o hace mucho no me escuchan en vivo o que no me escucharon nunca y eso siempre es una buena experiencia”, anticipaba el multifacético artista.

—¿Cómo se maneja esa ansiedad?

—Está la alegría de volver, a veces cuesta llegar a los lugares lejanos a nuestro lugar de origen.

—¿Te gusta dar shows en lugares reducidos, más íntimos?

—Ese va a ser el encanto, voy a estar en la forma más esencial y primaria, sintética, que es la música, una guitarra y una voz, con el encanto que eso tiene. Eso me lleva a un lugar muy verdadero porque es cómo nacen las canciones, y me gusta porque es un desafío. En un momento de tanta tecnología es revolucionario subir a un escenario solo con la guitarra y la voz, y, no estoy tan acostumbrado a eso, en un tiempo lo hacía más pero hace mucho que no lo hago, y por eso también me gustó la idea.

—¿Sólo guitarra: ni loopera ni pistas?

—No. Decidí que no. La loopera una vez que la compré, la usé poco y después la metí en un cajón y nunca más la usé. Justamente por lo que decía: si voy a tocar con la guitarra prefiero que sea una a la antigua y hacerme fuerte en esa experiencia minimal, con la voz y la guitarra.

—Cuando llega la inspiración ¿de qué manera la registrás?

—Para las pocas cosas que vale la pena tener un celular que sea algo más que hablar por teléfono: es grabar canciones. Lo uso para grabar porque las ideas aparecen en un momento donde no estoy tan preparado, y si bien vuelvo siempre al lápiz y el papel, que es mi base, me gusta esa practicidad de prender y grabar lo que surge.

—Componés y sacás discos en formato físico ¿cómo te llevas con que hoy es más fácil subir canciones a las redes?

—El año pasado saqué dos discos juntos, que sumaban 27 canciones. Estuve un año y medio grabándolas y a la distancia me di cuenta -cuando los saqué- que no tiene sentido hacer eso. Tiene sentido hacer música y componer canciones. Después de grabar 17 discos y llevar 25 años haciendo música, por primera vez pienso al hacer canciones que en algún momento estén en un disco, por ahora me sirve que sean canciones, después veré dónde terminan.

—¿Pero igual traés discos?

—Sí. Voy a llevar los discos nuevos que son interesantes porque juntos son muy distintos, y algunos más viejos: todavía hay unas almas nobles y curiosas que compran discos.

—¿Coleccionás música, tenes vinilos o CDS?

—No, no tengo nada, no tengo vinilos, solo discos que escucho en el auto porque en mi casa no puedo. Escucho la música como viene, no soy purista, me preocupa la música como para descubrir algo nuevo pero no me importa mucho el origen, en ese sentido no soy tan fundamentalista. Tampoco me preocupa la alta fidelidad, nunca me importó eso, me parece que son cuestiones técnicas que no hacen a la música.

—Tuviste programas en radio y televisión ¿encontraste algo nuevo que te guste o te sorprendiera?

—Sí, me da curiosidad pero nunca retengo los nombres. Me gusta escuchar cosas que no escucho habitualmente, de acá y de afuera, pero nunca fui un analista de la música o de los distintos movimientos, soy más detallista, me gusta más una canción de alguien o una letra, pero no soy un estudioso de dónde está parada la música.

—¿Y qué te gusta escuchar de lo que tenés a mano?

—Cosas que no tienen que ver con el rock. Tango, música clásica, blues, folclore, me gusta el rock argentino de los 70, después la música pop y rock de los 80, que por una cuestión generacional me marcó. Hoy lo escucho desde otro lugar, con la alegría de haber vivido esa época, pero cada vez escucho menos música que tiene que ver conmigo, que sea cercano a lo que hago, cosas que me hacen descansar el oído.

—¿Qué es lo que te gusta de cada faceta como actor, periodista y músico?

—Me gusta hacer lo que hago en cada momento. Me produce una alegría llevar adelante una inquietud artística y mi curiosidad, y agradezco poder hacerlo.

Logín