Deportes

Yaselie Ramírez: genia del ring

La chica de Concarán es la reina del kick boxing. Venció en México por decisión unánime de los jurados a Karen Real y se quedó con la corona internacional amateur en la divisional hasta 55 kilos.

Es tímida. Perfil bajo. No es amiga de los micrófonos. Le gusta hablar arriba del ring. Con tan sólo 15 años es campeona nacional e internacional amateur de kick boxing. Es Yaselie Ramírez. La piba de Concarán que con su gran técnica dejó su impronta en Buenos Aires y en México. Primero venció a Aldana Rojo, después hizo lo propio con Karen Real. Se volvió para tierra puntana con dos cinturones y con toda la gloria. El 10 de marzo viajará hasta Uruguay para enfrentar a Tatiana Ferreyra. Es la reina en la categoría hasta 55 kilogramos y en su localidad fue recibida como una verdadera campeona. Una larga caravana le dio la bienvenida.

Tiene un palmarés de 12 peleas, de las cuales ganó 9. Su primer combate lo hizo en San Pablo -cerquita de Tilisarao- fue una exhibición contra Belén Aguilera, bajo la tutela del profesor Cristian Sosa y la primera pelea por los "porotos" fue en La Toma contra Agustina Guzmán.

Empezó con esta actividad a los 9 años. Primero lo hizo como hobby y después para competir.

El fuerte de "La Gitana" como la conocen en el Valle del Conlara es la patada, pero a  esto le suma mucha resistencia. Sus golpes hacen daño y asimila los puños de las rivales. Tiene movilidad y camina muy bien el ring. Es cierto, está dando sus primeros pasos, pero tiene mucho potencial. Quiere hacer en un par de años más el amateurismo, después pasar a preprofesional y más tarde meterse de lleno en el profesionalismo.

Cursa el tercer año en la escuela "Eleodoro Lobos" de Concarán. Disfruta estar con la familia. Es hincha de Boca, aunque dice que no le gusta mucho el fútbol. También hizo atletismo. Y los sábados canta en una Iglesia Cristiana.

El día a día es muy agitado. Se levanta a las 6 de la mañana para ir al colegio. A las 13 regresa. Almuerza. Por la tarde entrena. Le dedica cuatro horas diarias al kick boxing. Practica en su casa, su papá le armó una bolsa y es ahí donde trabaja y pule los detalles para llegar de la mejor manera a cada cita.

Tiene como ídola a la chilena Carolina Rodríguez. Va de a poco. No se desespera. No quiere saltear etapas. Mientras habla mira de reojo a sus papás Venancio y Miriam, que orgullosos hacen fuerza para que no se les escape una lágrima. Tiene tres hermanos Samir (14), Samuel (9) y Kina (3), la más chiquita quiere seguir los pasos de Yaselie.

No quiere despertar de este sueño. Le costó mucho llegar. Ahora quiere mantenerse. Se apagan las luces de los flashes y vuelve a respirar. Yaselie Ramírez sueña con llegar más lejos. Y lo va a conseguir.

Deportes Yaselie RamírezKick Boxing