Provincia

La comunidad boliviana de Merlo quiere trabajar la tierra


Casi todas las semanas productores frutihortícolas, o aspirantes a serlo, recorren las parcelas de Sol Puntano en busca de armarse de conocimientos y comenzar a planear un futuro. Esta vez 24 familias de la comunidad boliviana de Merlo llegaron para conocer detalles de lo que está haciendo un grupo de compatriotas en San Luis para poder replicar la idea en su localidad. Además demostraron que tienen capacidad de producción, ganas de trabajar y conocimientos en materia hortícola. 


El responsable de Sol Puntano, Miguel Lombardi, recibió a los visitantes y al líder de la comunidad, Claudio Flores, quien en nombre de todos los bolivianos expresó el interés que tiene en la iniciativa que presentó el gobernador Alberto Rodríguez Saá, que consiste en ceder parcelas de tierra para que los productores puedan trabajarlas y comenzar a comercializar frutas y hortalizas locales en el mercado de San Luis y así poder bajar los precios. Además, si cumplen con todas las condiciones, podrán quedarse con la titularidad de esas parcelas a largo plazo.  En la villa turística, según informó Flores, hay alrededor de 100 familias que llegaron de Bolivia, muchas de ellas con conocimientos agrícolas.


Con la energía que los caracteriza, recorrieron la zona de producción con la idea de absorber la mayor cantidad de conocimientos posibles y aprender de las experiencias que ya están en marcha. “Estamos muy entusiasmados con la idea de empezar a trabajar la tierra como lo hacen nuestros hermanos en San Luis. Venimos de una región fértil, donde este tipo de producciones son comunes. Así que sabemos cómo hacer verduras de calidad”, afirmó Flores.


“La posibilidad que nos da la provincia es para destacar, por eso le agradecemos al Gobernador. Ahora queremos empezar a producir verduras para todos los habitantes de la provincia”, aseguró el vocero de la comunidad.


Encontrarse con los trabajadores de las 12 hectáreas que disponen en Sol Puntano fue muy gratificante para los bolivianos que vinieron desde el Valle del Conlara. Flores destacó la labor que hacen con prolijidad y esmero. “Me pone muy contento ver el esfuerzo que está reflejado en los hermosos plantines que ya están asomando a la superficie. Es un orgullo ver el compromiso con el que cultivan la tierra, los frutos se van a disfrutar pronto”, manifestó.


Por su parte, el jefe del Subprograma Sol Puntano se refirió al objetivo del encuentro: “Con ellos nos hemos reunido en Merlo y estamos en contacto permanentemente. Son 24 posibles productores los que se han anotado hasta el momento. Nos interesó que visitaran a sus compatriotas de San Luis y conocieran las tareas que realizan para que sepan cómo replicarlo en la Villa. Fue una visita sumamente productiva, de intercambio, y además pudimos confirmar una vez más la vocación que tiene la comunidad boliviana para este trabajo”, concluyó mientras caminaba junto a los visitantes.


Hubo visitas de puntanos


No es la primera vez que los interesados en producir verduras se acercan a la escuela experimental. Luego de la presentación del Plan Parcelas Hortícolas muchos interesados hicieron las averiguaciones para saber cómo acceder a su tierra. Fueron alrededor de 30 familias puntanas que charlaron con los funcionarios del Ministerio para conocer las condiciones que tiene el plan, entre las que se incluye el uso del suelo únicamente para hacer verdura para ser vendida en San Luis.  


Provincia sol puntanocomunidad bolivianaMinisterio de Medio Ambiente Campo y Produccción