eldiariodelarepublica.com
Investigan cómo brotó agua caliente en el hipódromo

Escuchanos EN VIVO!
X

Investigan cómo brotó agua caliente en el hipódromo

Ingenieros del INTA constataron hasta 75º, pero creen que estaría relacionado a una falla eléctrica.

Cuando el encargado del hipódromo de la ciudad avistó que salía humo de la tierra, pensó que algo se estaba quemando. Se acercó a una columna de alumbrado, la primera cerca del camino de ingreso al predio y vio que lo que brotaba era vapor. Llamó a un electricista, que apenas llegó cortó la luz, y a los funcionarios de Medio Ambiente del Municipio que junto a dos ingenieros del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) arribaron para estudiar el fenómeno: cavaron pozos alrededor de la luminaria y registraron temperaturas entre los 40 y 75 grados centígrados. Sin embargo, calculan que estaría relacionado a una descarga o falla eléctrica.

Aunque ayer los registros climáticos marcaron 10 grados, el suelo del sector contiguo a las caballerizas ardía. "Nos acercamos a hacer pozos de exploración y determinar la distribución espacial y en profundidad de la temperatura. Notamos una cuestión anormal donde llegamos a medir 75º en el primer metro de suelo, lo que es muy alto y que en esta época lo normal a esas profundidades debería tener entre 15 y 20 grados", manifestó Juan Cruz Colazo, un especialista en suelo del INTA.

Junto a Claudio Sáenz, armados con termómetros y un barreno, para ahuecar la tierra, analizaron los alrededores a las tres columnas del predio. El punto más caluroso estaba a 40, 50 centímetros de distancia de la primera. "A medida que vamos en profundidad, disminuye a 40º que sigue siendo muchísimo, pero nos da el indicio que no se trataría de un problema que viene desde abajo. En líneas generales, al hacer una perforación, la temperatura se va incrementando en un grado cada veinte metros, así que si hablamos de 75º vendría de una profundidad mayor a mil metros lo cual es bastante difícil: tendría que tener una presión muy importante y se estaría generando un borboteo pero acá no está pasando, la zona se ve normal y el pasto en superficie también", explicó Saénz.

Los ingenieros tomaron muestras de agua en las que evaluaron la conductividad eléctrica y el PH, pero los valores fueron "normales a lo que vendría a ser el agua freática de la región", indicó Colazo.

Las hipótesis a las que abordaron son que "puede haber sido una descarga eléctrica asociada a la columna, aunque no podría asegurarlo porque no soy electricista. Hay gente que no está muy segura de eso porque se ven los cables y no se percibe que haya existido una falla o descarga. Y la otra, el aumento de la temperatura puede haber sido porque hay un enterramiento o restos de animales, aunque hicimos las perforaciones y por lo menos hasta los dos metros no encontramos nada", añadió.

Saénz agregó que "el material orgánico en descomposición levanta temperatura. En agronomía, una de las prácticas de vivero es enterrar maíz fermentado o pasto que en invierno nos permite, con un invernáculo arriba, mantener la temperatura superior. Pero no encontramos anoxia (la falta de oxígeno) ni nada raro que nos lo indique".

Sin embargo, aclararon que "no es para alarmarse, hay que tener precaución en ese sector de la columna, pero no es que el barrio o la ciudad corra riesgo, es inusual y es la primera vez que vemos algo así. La columna tiene una base de cemento y al tacto estaba muy caliente, por eso se lo atribuimos a eso. Puede pasar que haya mucha inercia térmica que al calentarse la masa de agua y suelo mantenga el calor como un horno y lleve tiempo enfriarse". La zona seguirá monitoreada para ver si la temperatura desciende.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Investigan cómo brotó agua caliente en el hipódromo

Ingenieros del INTA constataron hasta 75º, pero creen que estaría relacionado a una falla eléctrica.

Cuando el encargado del hipódromo de la ciudad avistó que salía humo de la tierra, pensó que algo se estaba quemando. Se acercó a una columna de alumbrado, la primera cerca del camino de ingreso al predio y vio que lo que brotaba era vapor. Llamó a un electricista, que apenas llegó cortó la luz, y a los funcionarios de Medio Ambiente del Municipio que junto a dos ingenieros del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) arribaron para estudiar el fenómeno: cavaron pozos alrededor de la luminaria y registraron temperaturas entre los 40 y 75 grados centígrados. Sin embargo, calculan que estaría relacionado a una descarga o falla eléctrica.

Aunque ayer los registros climáticos marcaron 10 grados, el suelo del sector contiguo a las caballerizas ardía. "Nos acercamos a hacer pozos de exploración y determinar la distribución espacial y en profundidad de la temperatura. Notamos una cuestión anormal donde llegamos a medir 75º en el primer metro de suelo, lo que es muy alto y que en esta época lo normal a esas profundidades debería tener entre 15 y 20 grados", manifestó Juan Cruz Colazo, un especialista en suelo del INTA.

Junto a Claudio Sáenz, armados con termómetros y un barreno, para ahuecar la tierra, analizaron los alrededores a las tres columnas del predio. El punto más caluroso estaba a 40, 50 centímetros de distancia de la primera. "A medida que vamos en profundidad, disminuye a 40º que sigue siendo muchísimo, pero nos da el indicio que no se trataría de un problema que viene desde abajo. En líneas generales, al hacer una perforación, la temperatura se va incrementando en un grado cada veinte metros, así que si hablamos de 75º vendría de una profundidad mayor a mil metros lo cual es bastante difícil: tendría que tener una presión muy importante y se estaría generando un borboteo pero acá no está pasando, la zona se ve normal y el pasto en superficie también", explicó Saénz.

Los ingenieros tomaron muestras de agua en las que evaluaron la conductividad eléctrica y el PH, pero los valores fueron "normales a lo que vendría a ser el agua freática de la región", indicó Colazo.

Las hipótesis a las que abordaron son que "puede haber sido una descarga eléctrica asociada a la columna, aunque no podría asegurarlo porque no soy electricista. Hay gente que no está muy segura de eso porque se ven los cables y no se percibe que haya existido una falla o descarga. Y la otra, el aumento de la temperatura puede haber sido porque hay un enterramiento o restos de animales, aunque hicimos las perforaciones y por lo menos hasta los dos metros no encontramos nada", añadió.

Saénz agregó que "el material orgánico en descomposición levanta temperatura. En agronomía, una de las prácticas de vivero es enterrar maíz fermentado o pasto que en invierno nos permite, con un invernáculo arriba, mantener la temperatura superior. Pero no encontramos anoxia (la falta de oxígeno) ni nada raro que nos lo indique".

Sin embargo, aclararon que "no es para alarmarse, hay que tener precaución en ese sector de la columna, pero no es que el barrio o la ciudad corra riesgo, es inusual y es la primera vez que vemos algo así. La columna tiene una base de cemento y al tacto estaba muy caliente, por eso se lo atribuimos a eso. Puede pasar que haya mucha inercia térmica que al calentarse la masa de agua y suelo mantenga el calor como un horno y lleve tiempo enfriarse". La zona seguirá monitoreada para ver si la temperatura desciende.

Logín