eldiariodelarepublica.com
Una ablación de córneas beneficiará a dos mujeres

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Una ablación de córneas beneficiará a dos mujeres

La donante fue una mujer de 19 años que ingresó el lunes primero a la guardia y después a terapia intensiva del hospital con un estado de mal epiléptico.

Una  ablación de córneas que se realizó en el Hospital San Luis beneficiará a  dos mujeres puntanas. La responsable del Cucai San Luis, Eugenia García, confirmó que “la donante fue una joven de 19 años que ingresó el lunes primero a la guardia y después a terapia intensiva del hospital con un estado de mal epiléptico (una emergencia médica que produce crisis epilépticas recurrentes).

García explicó que “lamentablemente, no tuvo una buena respuesta al tratamiento y el jueves a las 12:22 tuvo un paro cardiorespiratorio. Se le hicieron las maniobras de reanimación y los masajes cardíacos pero el corazón no volvió a latir y la chica falleció a las 12:45. Enseguida la médica de guardia le avisó a los familiares y se les informó que una persona del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) iba a conversar con ellos para ver la posibilidad de concretar una donación de órganos”.

La responsable del Cucai San Luis aclaró que en el DNI de la joven no figuraba su decisión de donar y por eso se  entrevistó a  los familiares: “En cambio cuando una persona en vida ha dado su consentimiento de no ser donante, nosotros no podemos actuar. Sólo se puede activar el procedimiento cuando la persona decidió, en vida, ser donante o cuando ese consentimiento no fue expresado”.

Junto a la doctora Paula Defederico, que trabaja para el Instituto Nacional, García se entrevistó con los familiares y les preguntaron si conocían la decisión de ella de ser donante: “La hermana nos confirmó que sí, que ella hubiera accedido a donar sus órganos. Entonces decidieron respetar su voluntad y por eso se realizó la ablación de tejidos, que en este caso fueron las córneas”.

La especialista destacó que “sólo pudimos acceder al tejido. En la ablación de órganos  se necesita que  el deceso sea por muerte encefálica para que el corazón siga latiendo y envíe sangre al resto de los órganos para que se mantengan vivos. En este caso se paró y todos dejaron de funcionar y no sirvieron para donación”. Además recordó que en San Luis sólo pueden realizarse las ablaciones de córneas que se terminaron de hacer el jueves a las 18.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Una ablación de córneas beneficiará a dos mujeres

La donante fue una mujer de 19 años que ingresó el lunes primero a la guardia y después a terapia intensiva del hospital con un estado de mal epiléptico.

Intervención. La ablación se realizó en el Hospital de San Luis.

Una  ablación de córneas que se realizó en el Hospital San Luis beneficiará a  dos mujeres puntanas. La responsable del Cucai San Luis, Eugenia García, confirmó que “la donante fue una joven de 19 años que ingresó el lunes primero a la guardia y después a terapia intensiva del hospital con un estado de mal epiléptico (una emergencia médica que produce crisis epilépticas recurrentes).

García explicó que “lamentablemente, no tuvo una buena respuesta al tratamiento y el jueves a las 12:22 tuvo un paro cardiorespiratorio. Se le hicieron las maniobras de reanimación y los masajes cardíacos pero el corazón no volvió a latir y la chica falleció a las 12:45. Enseguida la médica de guardia le avisó a los familiares y se les informó que una persona del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) iba a conversar con ellos para ver la posibilidad de concretar una donación de órganos”.

La responsable del Cucai San Luis aclaró que en el DNI de la joven no figuraba su decisión de donar y por eso se  entrevistó a  los familiares: “En cambio cuando una persona en vida ha dado su consentimiento de no ser donante, nosotros no podemos actuar. Sólo se puede activar el procedimiento cuando la persona decidió, en vida, ser donante o cuando ese consentimiento no fue expresado”.

Junto a la doctora Paula Defederico, que trabaja para el Instituto Nacional, García se entrevistó con los familiares y les preguntaron si conocían la decisión de ella de ser donante: “La hermana nos confirmó que sí, que ella hubiera accedido a donar sus órganos. Entonces decidieron respetar su voluntad y por eso se realizó la ablación de tejidos, que en este caso fueron las córneas”.

La especialista destacó que “sólo pudimos acceder al tejido. En la ablación de órganos  se necesita que  el deceso sea por muerte encefálica para que el corazón siga latiendo y envíe sangre al resto de los órganos para que se mantengan vivos. En este caso se paró y todos dejaron de funcionar y no sirvieron para donación”. Además recordó que en San Luis sólo pueden realizarse las ablaciones de córneas que se terminaron de hacer el jueves a las 18.

Logín